Desarrollo. Recopilación de enlaces octubre 2014.

Actualización 15 de octubre. Actualizamos la entrada para hacernos eco del Premio Nobel a Jean Tirole: la Organización Industrial es la parte de la disciplina económica que nos parece más sólida  y más nos interesa.

He arrancado algo de tiempo a la corta cepa del día para completar con los 4 últimos puntos esta recopilación de enlaces que comencé, creo recordar, en agosto  de 2014.

1. A los nacionalistas no les importa la economía.

2. Mediterráneo Antiguo.

Finalmente me compré (en formato físico) el libro de Abulafia, que no he leído de momento. Ampliaré comentarios una vez lo lea.

Enlazamos un blog muy interesante relacionado con la temática del libro, que aunque no tiene nada que ver ni con el libro ni con su autor, está relacionado con el contenido del libro: Mediterráneo Antiguo. Repleto de interesantes entrevistas a expertos. Como el mismo objeto del que trata es un blog lleno de misterios, pues se desconoce su autor y muchos otros parámetros típicos de un blog.

3. Los argumentos de un “compatibilista” que defiende que Ciencia y Religión son complementarias.  Tratándose de un científico me parece un artículo valiente  aunque los argumentos dejan bastante que desear.

4. Las consecuencias sociales  de las desigualdades biológicas individuales.

5. Indicadores de desarrollo 1. La esperanza  de vida en cuestión: ¿ cuantos años quiere el lector vivir ?

La esperanza de vida es uno de los indicadores clásicos del desarrollo. Más se interpreta como mejor, pero ¿ hasta que edad quiere el lector vivir ?. En general la fecha de la muerte no se elige, pero aparentemente hay preferencias.

Dos casos extremos:

un biólogo y profesor de bioética que argumenta  que a partir de los 75 no merece la  pena vivir. A partir de esta edad, dice, desaparecido el deseo sexual y las satisfacciones profesionales, aparecida la definitiva decadencia intelectual y siendo más carga que soporte para la familia, la vida ya no se disfruta igual (ok, lo del sexo no lo comenta el autor que escribe en la puritana EEUU, pero seguro que lo estaba pensando🙂; en el siguiente punto hablaremos más sobre esto.  Con respecto a ser carga o soporte me he remitido  a reflejar la  posición del autor que no comparto en esto). Obviamente, el autor no defiende el suicido a esta edad, sólo no evitar la muerte natural.

Extracto.

That’s how long I want to live: 75 years.

This preference drives my daughters crazy. It drives my brothers crazy. My loving friends think I am crazy. They think that I can’t mean what I say; that I haven’t thought clearly about this, because there is so much in the world to see and do…

But here is a simple truth that many of us seem to resist: living too long is also a loss. It renders many of us, if not disabled, then faltering and declining, a state that may not be worse than death but is nonetheless deprived. It robs us of our creativity and ability to contribute to work, society, the world. It transforms how people experience us, relate to us, and, most important, remember us

Si uno  lee el artículo completo no parece la expresión de una pose provocativa por parte del autor, sino una opción genuina, en la que el autor ahora mismo cree firmemente, pero sobre la que seguramente renegará cuando cumpla 75 años. La tesis es al menos defendible y está bien defendida (aunque a veces he pensado sobre ella como opción, no sé si estoy de acuerdo y la adoptaría, seguramente no: según y como, decadencia y felicidad no tienen porque ser incompatibles. ¿ Querríamos por ejemplo vivir a partir de los 75 los altibajos y extremos emocionales de la pasión ?).

–la otra posición extrema es la de otro biólogo que argumenta que es mejor vivir hasta los 500 años. Ahí es nada. Defiende que además de deseable, es posible. Sobre el autor.

¿ Tiene el lector ya más clara  su posición ?

6. Indicadores de Desarrollo 2.  La sexularización, una propuesta: la  Satisfacción sexual y/o Libertad sexual como indicadores. 

a) A diferencia de la esperanza de vida, la satisfacción sexual no suele aparecer en la lista de indicadores de desarrollo, aunque si que aparecen otros vinculados al ciclo de reproducción. ¿ Debería ?.

El desarrollo económico cuando está asociado a la implicación de las mujeres en actividades económicas remuneradas, suele estar acompañado de lo que a veces se llama una revolución sexual, sobre todo protagonizada por la mujer, pero también por otros colectivos.

Cuando está protagonizada por la mujer, esta revolución no suele ser más que una transición gradual, suave de las actitudes y hábitos  de la mujer tradicional a los de la  mujer moderna (por poner un nombre al fenómeno), sin que los primeros desaparezcan, ni mucho menos, como veremos a lo largo del punto.

[Nota al margen. Aunque seguramente son conceptos que no hay que explicar, hago explícito lo que entiendo por mujer tradicional y mujer moderna.

Simplificando mucho, posiblemente demasiado, se podrían clasificar al colectivo de mujeres en cuatro tipos ideales (Weber) en función de dos dimensiones: uno “mediría” sus actitudes con respecto a los hábitos sexuales (los dos extremos serían monogamia/fidelidad y múltiples parejas simultáneas o parejas secuenciales con elevada frecuencia, es decir lo que los anglosajones llaman estilo hook-up; esto no es lo mismo que varias parejas de larga duración, pongamos años, en secuencia, que sería una variante de la monogamia) y el otro eje sus actitudes hacía la familia/profesión  (mayor orientación de su tiempo y energía hacía la maternidad/hogar y mayor orientación de su tiempo y energía hacía la carrera profesional). La mujer tradicional  sería la que optaría por la monogamia fiel y dedicaría más tiempo y energía (en el extremo, todo su tiempo y energía) hacía las actividades de maternidad. La mujer moderna se situaría en el otro extremo, mayor variación de pareja y orientación plena hacía su profesión.

Obviamente, aunque no las he puesto nombre (no tengo uno adecuado) las otras dos posibilidades también se dan en la realidad. Aunque el tipo de mujer de prácticas sexuales abiertas pero orientada hacía la maternidad seguramente existe, personalmente no tengo clara la coherencia y viabilidad de esta estrategia o posición y por lo tanto su estabilidad,  pero tampoco es un tema sobre el que haya pensado en profundidad.

Un cuadro resumen (si algún lector o lectora quiere sugerir algún nombre para los tipos que no lo tienen, puede utilizar los comentarios; se lo agradezco por anticipado):

MONOGAMIA / FIDELIDAD VARIAS PAREJAS SIMULTÁNEAS o ELEVADA VARIACIÓN SECUENCIAL
ORIENTACIÓN HACÍA LA MATERNIDAD / HOGAR Mujer tradicional  ¿ Madre soltera ?
ORIENTACIÓN HACÍA LA CARRERA / PROFESION / AFICIÓN ¿? Mujer moderna

No tengo datos para saber en que proporción se reparten este colectivo entre los cuatro tipos. Seguramente, a nivel global, predomina con diferencia la mujer tradicional y la mujer moderna sigue siendo una minoría, aunque posiblemente se eleve su proporción en determinadas zonas, como  grandes ciudades de sociedades avanzadas. Lo que seguramente se incrementa es la categoría de mujer de hábitos tradicionales con una mayor orientación hacía su carrera, en cuyo caso su pareja deberá asumir responsabilidades con respecto a las actividades maternales. Tampoco tengo muy clara la estabilidad de este tipo. Una cosa es estar en casa con los hijos y otra estar en un mundo lleno de tentaciones.  Ok, con algunas tentaciones🙂.

Finalmente comentar que no se debe de entender que estos tipos o categorías son naturales: aunque pueda haber alguna predisposición genética (cosa que sería muy difícil de  demostrar), no creo que una mujer nazca y muera perteneciendo a un tipo u otro, simplemente optará a lo largo de su vida por una opción u otra según le pida el cuerpo en ese momento, le convenga en cada etapa de su vida y le tolere la sociedad en la que viva. Es muy posible que cada vez más se hagan planes de vida conscientes decidiendo, en función de variables  biológicas, en que momentos se pasa de un estado a  otro. Conozco las teorías biológicas sobre los hábitos sexuales de los dos géneros (que aunque también contienen algo de verdad son otra simplificación) y creo que cualquiera  de los cuatro tipos son compatibles con éstas, excepto quizás precisamente la mujer moderna. Cuestión a reflexionar].

b) Un ejemplo reciente sobre la utilidad de este tipo de indicadores: algunos autores tenían esperanzas de que la primavera árabe fuese también, o al menos tuviese, un brote de liberación sexual y en realidad, por no disponer de indicadores, no sabemos si ha sido el caso o no; seguramente no lo ha sido (Ver Sex and the citadel. Intimate life in a changing arab world. Una entrevista a la autora del libro; el conocimiento de este libro ha sido el que ha motivado este punto de la entrada).

Quede claro que una mayor proporción de hábitos modernos no tiene porqué hacer que una sociedad o población esté más satisfecha en el aspecto sexual. La opción tradicional puede ser perfectamente satisfactoria. Incluso puede serlo la ausencia de prácticas sexuales tal y como parece poner de manifiesto el emergente movimiento asexual. Como la satisfacción sexual no es un rasgo que se pueda atribuir en un principio directamente a poblaciones (sólo de manera derivada mediante operación de agregación) sino sólo a individuos (ojo, individuos, ni siquiera  parejas) de lo que se trata es de que cualquiera pueda ejercer su opción con total libertad. Por eso un nombre más adecuado que revolución es el de liberación sexual y un mejor indicador de desarrollo sería quizás alguno relacionado con la Libertad Sexual.  A esto es a lo que deberían (y así lo  hacen) de dirigirse las actuaciones de las autoridades públicas en todas las sociedades. Y en esto es en lo que sí hay diferencias entre ellas.

Creo que este es un caso muy parecido, aunque con algunas  diferencias, al de la libertad religiosa que tantos siglos costó conquistar en algunas sociedades, y un valor al que no se quiere renunciar cuando se  alcanza. Al igual que el Estado no debe de tener preferencias religiosas (secularización), tampoco debe de tener preferencias sexuales  (¿ sexularización? :-)). Sólo debe de garantizar que cualquier adulto pueda ejercer sus preferencias con libertad y sin interferir con la de los demás. Por supuesto este es un principio general, seguramente luego complicado de implementar, como lo es el principio de libertad religiosa en muchos casos (y nos estamos refiriendo únicamente a las actitudes y hábitos sexuales: no entramos en materias que implican algunos tipos de formalización legal, como el matrimonio, seguramente mucho más complicadas).

Y señalemos que los dos procesos,  secularización y sexularización,  no son independientes. Uno de los aspectos vitales dónde las religiones tienen mucho que decir es el sexual y familiar.

c) A las consideraciones anteriores de carácter más teórico se deben de sumar otro tipo de consideraciones de carácter  más metodológico: hacer operativa la  un indicador de desarrollo en base a la Satisfacción Sexual no parece nada sencillo. Aparentemente más sencillo sería medir de manera objetiva la Libertad Sexual, pero tampoco tengo nada claro ahora mismo como se podría  hacer operativo.

¿ Existen ya indicadores de este tipo ?. Un cruce Google entre “satisfacción sexual” e “indicador de desarrollo” nos da 8 entradas irrelevantes y por lo tanto no podemos poner ningún enlace relacionado con esta temática. Un cruce entre “libertad sexual” e “indicador de desarrollo” da bastantes más entradas pero no encuentro ningún enlace relevante en concreto. En este interesante artículo comentan sobre los Indicadores de Desarrollo Humano y no aparece por ninguna parte un Indicador de Libertad Sexual. 

Una búsqueda Google con “Sexual Freedom Index”, aunque  tampoco proporciona muchas entradas, sí proporciona una relevante que detallamos a continuación. Se trata de un artículo científico:

Título. License to Sin: The Politics and Opportunity Cost of Sexual Freedom

Abstract.

This paper presents the development of two Sexual Freedom Indexes for the 50 U.S. states for the year 2010. The indexes measure the degree to which the laws of the individual states encourage or discourage sexual freedom. Over a dozen variables are used to construct the index. Further, this paper runs some bivariate and multivariate regressions with the Sexual Freedom Indexes. One finding is that sexual freedom and economic freedom have a negative relationship. The paper seeks to complete a preliminary investigation into the role of time preferences, and the role of the median voter and interest groups in sexual freedom.

Se puede descargar en PDF desde el enlace indicado. La  idea ya está por lo tanto en el aire,  al menos desde 2012, no necesariamente vinculada a aspectos de desarrollo económico y político. En las referencias del artículo no he visto nada relevante sobre índices de libertad sexual.

[Nota al margen 1. A nosotros nos interesaría mucho conocer cuales serían los hábitos sexuales en una eventual Sociedad del Ocio global. Si decimos que libros clásicos que no hace falta citar seguramente se quedarán cortos decimos muy poco. Sin embargo el comportamiento de determinadas élites a lo largo de la historia, en cuyos círculos se cocieron los libros mencionados, ya nos pueden dar una pista].

[Nota al margen 2. Al hilo de la temática de este punto y honrando al estado de ánimo filosófico propio del otoño, en una reciente entrada comentábamos que la mujer, no había sido objeto de reflexión por parte de la tradición filosófica occidental. ¿ Se puede decir lo mismo del sexo ? Seguramente sí, insistimos en la tradición occidental, sobre todo las publicaciones posteriores a las filosofías medievales, éstas incluidas.

Una excepción encontrada por casualidad: Julius Evola y su Metafísica del Sexo. Desconocía a este curioso autor, tradicionalista italiano, pero heterodoxo dentro de esta  línea, y la obra, toda su obra. Seguramente el libro sea interesante, aunque sólo sea por su singularidad. Por lo visto se inspiró en Otto Weininger y su obra Sexo y Carácter, al que tampoco conocía.  A veces los meandros que se salen del río principal del pensamiento y que nunca verán el mar de multitudes son los que acumulan el maná  más fértil.

Además de Weininger, Évola cita en la introducción de su libro como precedentes a Schopenhauer (se refiere seguramente al capítulo del libro El mundo como voluntad y representación titulado Metafísica del amor y de los  sexos), Berdayev y Klages. También habla de las otras disciplinas científicas que tratan sobre este mismo tema desde otras perspectivas.

Actualización 15 de octubre 2014:

a) Interesa conocer en detalles la biografía de estos dos autores que eligieron este tema para filosofar, para ver si tenían conocimiento de causa o ideaban sobre una abstracción. Podría darse el caso de que la filosofía del sexo sea una disciplina imposible: those who knows most are those who writes least (H. Ellis, visto en la introducción del libro de Évola; por lo tanto el autor  es consciente del problema). Algo parecido viene a decir Schopenhauer en el libro citado, hablando de Kant: Kant´s, explanation on the subject is very superficial and without  practical knowledge).

Leyendo el artículo de Weininger de Wikipedia en inglés se ve que este autor, de vida corta y trágica, tenía una cierta confusión sobre algunos de los temas sobre los que escribía. Su libro se puede leer entero on-line en esta página web. Tras leer algún que otro capítulo de la parte introductoria en diagonal, mejora la impresión.

Sobre Évola: he never married, never wanted children. A partir de 1945, con 47 años,  quedó parálitico. No está claro si era un “degenerado”, un asceta, o las dos cosas a la vez:

Extracto.

Another of Evola’s books, Eros and the Mysteries of Love, could almost be seen as a continuation of his experimentation with Tantrism. Indeed, the book does not deal with the erotic principle in the normal sense of the word, but rather approaches the topic as a highly conceptualised interplay of polarities, adopted from the traditional use of erotic elements in Eastern and Western mysticism and philosophy. Thus what is described here is the path to sacred sexuality, and the use of the erotic principle to transcend the normal limitations of consciousness. 

Quizás sus pinturas sean informativas.

b) He encontrado casualmente un enlace al  libro completo de Évola, al que no enlazo porque no sé si es legal.

Además de su función fundamentalmente biológica vinculada a la reproducción, hoy perfectamente aceptada (y de la que Évola parece renegar), es cierto que determinadas etapas del  ciclo de reproducción (no sólo el sexo, aunque posiblemente sería imposible conseguir las sensaciones que vamos a describir sin él) hacen trascender a los amantes, salirse de su individualidad, fundirse el uno con el otro y sentirse los dos en un estado de comunión eterna.

Este estado de unión es el elevado punto sagrado del eterno retorno, al que una pareja siempre quiere regresar cuando lo ha tocado previamente (cómo cualquier lector podrá reconocer, no se consigue ni mucho menos con todas las  parejas; y lamentablemente a veces tampoco (la pareja) consigue alcanzarlo de nuevo: ambos deben de seguir su camino y empezar un nuevo ciclo; casi siempre tan misterioso es el trallazo que acaba en emparejamiento como el, a veces, pequeño detalle que desencadena la ruptura).

Es el fuego sagrado, el agua primordial que hay que alimentar y purificar constantemente y su existencia explica el profundo respeto (cada uno a su manera) que se observa en aquellas parejas que lo han conseguido; y explica también el brutal desgarro que se observa en ellas cuando una de las partes quiere separarse…siquiera un segundo.

En fin, a lo que íbamos, estas sensaciones  que van mucho más allá de lo “coitidiano” y del enfoque cuantitativo que se aplica hoy en día a estos temas, tienen un componente altamente espiritual, que pueden reconocer y asombrará incluso los ateos recalcitrantes y diría  que es el aspecto que Évola quiere explorar en su libro. Tengo que leer más detenidamente a Weininger para ver si sigue esta misma línea.

Volviendo a la  biología, debe de recordarse que en los primeros seres vivos sexuales, los protistas unicelulares, con reproducción sexual opcional, esta “fusión sagrada” es literal (y es precisamente lo que distingue a la reproducción sexual de la asexual, que   no es por unión sino por división) tal y cómo se puede ver  en la siguiente imagen y leyenda (la secuencia de imágenes, cuando se conoce el proceso que describe es realmente poética).

protistes sex

Chlamydomonas mating cycle involves mating type recognition via flagellar agglutination (1-1).

The cAMP released will then induce elongation of mating structures (1-2)

which leads to the formation of a fertilization tubule that interconnects the two cells (1-3).

Fusion of both cells occur to form a quadriflagellated heterokaryon (1-4) which matures into a diploid zygote (1-5).

Formation of the four haploid progeny will happen only under favorable environmental conditions.

Según explican en la leyenda, el acto protista químicamente es facilitado por feromonas (causan la sacudida sexual y facilitan la búsqueda de la pareja; no está  claro  si la señalización es puramente convencional; diría que no) aglutininas (facilitan la selección de la pareja, identificando especie y género; no está claro si la señalización también es puramente convencional;  diría que tampoco) y el cAMP (Adenosín Monofosfato Cíclico), un derivado de la unidad energética biológica, el ATP, que entiendo (y esto podría ser falso pues en multicelulares el cAMP es sólo segundo mensajero) . Ya aparecen casi todas las fases del ciclo de reproducción que luego serán facilitadas por otros compuestos químicos en organismos multicelulares (no las citamos por ser ya tópicos).

Gracias a estos compuestos, esta fusión unicelular es la que a veces se consigue también en organismos multicelulares conscientes, la comunión sagrada de la que hablábamos antes, que se articula mediante virtual fusión rítmica sincronizada entre millones y millones de células de dos cuerpos, y por lo tanto los efectos fisiológicos y sensaciones se multiplican, en comparación con el acto protista, posiblemente hasta el infinito.

c) Para mi sorpresa, pese a ser este un tema que ya casi pertenece plenamente a la Ciencia todavía hay una Filosofía del Sexo. El libro enlazado se títula The Philosophy of Sex: contemporary readings.

Y aunque pertenezca a la Ciencia, no quiere decir que todos los interrogantes estén resueltos. Todavía no existe una explicación biológica plenamente satisfactoria de las ventajas  de la reproducción sexual frente a la sexual, siendo la mejor candidata la  teoría Otto-Burton. Los interesados pueden leer este artículo de divulgación.

Y tampoco existe una explicación ni biológica, ni psicológica satisfactoria para las  grandes preguntas relacionadas con estos asuntos, que en ocasiones atormentan a las parejas, las preguntas sobre la selección de pareja: ¿ porqué este emparejamiento en concreto ? ¿ existe un óptimo único en estos asuntos y hay que ser maximizador (la teoría de la media naranja) o es suficiente con ser satisfactor (cualquiera vale) ? ¿ el emparejamiento es al fin y al cabo fruto del azar, de la contingencia o del destino ?. Estas son preguntas con un alto componente filosófico, que hemos planteado en forma de dicotomías extremas, relacionadas con un fenómeno que se origina siempre con una atracción o golpe sexual, y que a la larga sólo la Ciencia podrá contestar.

Personalmente dudo que la naturaleza seleccione estrategias maximizadoras en estos aspectos. Parece que en el nivel de protistas la selección de pareja es bastante laxa: misma especie,  diferente “género”, ¡¡ adelante !!. A medida que avanzamos en la escala de complejidad el proceso se complica. En general no mucho más, pues la naturaleza es sabia y llegado el caso, si la atracción es fuerte, no nos permite hacernos demasiadas preguntas: nos irracionaliza completamente, nos vuelve locos…y, si hay reciprocidad, ¡¡ adelante !!:-). Sobre todo cuando uno es joven y no tiene compromisos, claro.

Fin actualización 15 de octubre 2014.

En esta nota no hay ninguna ironía con respecto a la reciente epidemia de nombre similar, originado en el nombre de un río del Africa Tropical].

Con esto terminamos un tema sobre el que seguramente no volveremos a escribir en el blog.

7. ¿ Existe el carácter  nacional ?

Posiblemente existía o existió, pero nunca como bloque inamovible.

Sí en el punto anterior hemos hablado de la Primavera Árabe, ahora presentamos una curiosidad relacionada:  un libro de 1960 sobre el carácter de los árabes. La autora es Sania Hamady. Extraemos del libro algunos refranes  árabes que reflejan este supuesto carácter árabe:

“Beware of your enemies once and of your friends a thousand times”.

“Who leaves his tongue uncontrolled repents”.

“Don´t make a friend of one you do not put to a test”.

“Ford a boisterous river, do nor ford  a smooth river”. Lo dejamos fuera de contexto. A ver si el lector  encuentra su referencia.

 “I´d rather die from starvation than ask for help”.

“Better die with honor than live with humiliation”. Hay una versión muy conocida y mejor de este refrán atribuida primero a La Pasionaria y luego al Che.

“The head that has no pride  deserves to be cut”. Este hoy en día, y sobre todo debido a la reciente actualidad, suena completamente políticamente incorrecto, pero lo publico por su contundencia.

“Eat for yourself, but dress for the others”.

“Kiss the hand you can´t bite and pray that it will be broken”.

“Generosity hides all defects”.

“Blood does not turn into water”. Aquí explicitamos la referencia: es sobre los lazos familiares. Pero ojo: “One is not betrayed but by his own people” y “Jealousy between neighbours, hatred between relatives.

Aunque muchos de ellos son aplicables a sociedades tradicionales en general, quizás algunos lectores con orígenes en esta árida zona se reconozcan en alguno de ellos.

Relacionado, el polémico The Arab Mind de Raphael Patai, de 1983. 

8. El teleférico La Paz – El Alto.

Aunque nosotros en algunas entradas de la serie Trade Lane Megacities ya hemos comentado sobre su potencial para las grandes ciudades, con rasantes y subterráneos ya saturados, no es un medio de transporte sobre el que se hable mucho.

En Madrid tenemos un teleférico con fines puramente de ocio. En este caso, la envergadura del proyecto ya finalizado y su impacto económico motiva una breve reseña.

9. Libros que me gustaría leer (si tuviese más tiempo) 1. ¿ Por que manda Occidente por ahora ? de Ian Morris.

10. Libros que me gustaría leer (si tuviese más tiempo) 2. El pensamiento filosófico latinoamericano, del Caribe y “latino” [1300-2000]. Enrique Dussel y otros.

Ya desde el título la obra muestra su audacia, pues califica de Filosofía lo que otros llamarían Cosmovisión: si todas las etnias tienen una Cosmovisión no necesariamente tienen una Filosofía, guía del pensamiento de acuerdo con la razón. En la Introducción (PDF), justifican esta opción, que creo acertada. Por lo demás posiblemente la obra más completa sobre esta temática (en la que para nada soy experto).

Extracto. 

Esta obra fue proyectada, más que como un libro, como el inicio de un movimiento filosófico continental. Es decir, los autores de las contribuciones tienen conciencia de que la tarea que han asumido es de tal envergadura que no pueden sino cumplirla parcialmente. Los trabajos a todo lo largo y ancho de toda la región latinoamericana sobrepasan a los especialistas de la historia o de temas expuestos en el orden nacional. Cuando debe abordarse la temática tal como lo exige una obra sobre la filosofía latinoamericana, se encuentran dificultades tales como la falta de bibliotecas especializadas en este tema regional, de especialistas que hayan tratado los temas, de que se hayan estudiado suficientemente los asuntos para poder instaurar diversas hipótesis que permitan fecundos debates. Todo comienza entonces por obtener los materiales bibliográficos y temáticos necesarios. Esto no se logra en corto tiempo: exige años de perseverancia en los que los autores se dan cuenta de los límites de la empresa. Por ello, mucho más que el lector, son los mismos editores y autores de esta obra los que tienen conciencia de que solo se ha iniciado la extracción de un precioso metal de una rica mina casi inexplorada en su conjunto.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: