Trade Lane Megacities. Civilizaciones prístinas: lo Mesoaméricano, lo Andino, lo Mesopotámico.

Disclaimer. Obviamente en esta entrada como en todas las anteriores solo reflejamos nuestras propias opiniones y en ningún caso las de las entidades con las que podamos colaborar.

Con esta entrada continuamos una temática sobre civilizaciones prístinas que ya hemos abordado en varias entradas anteriores hace varios meses. Ver por ejemplo esta entrada.

Hasta la época de la navegación interoceánica atlántica, las civilizaciones americanas son las únicas sobre las que, sin lugar a dudas, se pueden afirmar que tuvieron un desarrollo prístino. Otros casos euroasiáticos están menos claros.

Es interesante ver cuales fueron sus desarrollos y cuales eran sus limitaciones.  En esta entrada nos centramos principalmente en el impacto del pastoralismo en el desarrollo de una civilización.

Espero que no se interprete esta entrada como otro ejercicio de narcisismo  euroasiático. No  lo es. Y tampoco es un ejercicio de hagiografía indigenista.

Sólo intentamos en la medida de lo posible un estudio lo más objetivo y documentado posible de las civilizaciones prístinas.

Nota al margen. Últimamente nos estamos  interesando  sobre el indigenismo como sistema de pensamiento y movimiento político. Un primer enlace de Smith, el conocido teórico del nacionalismo, de la variante perenialista. Fin de nota.

1.Mesoamérica fue una civilización con dominio del control hidráulico para aplicaciones agrícolas, pero prácticamente sin ganadería. Los aztecas domesticaron al pavo y al perro. Los mayas, en un entorno selvático, obtenían sus proteínas de la caza (también los aztecas).

No parece que los aztecas tuviese una navegación destacada, salvo la lacustre. En el entorno maya si se desarrolló tardíamente una navegación marítima, en el entorno de la península del  Yucatán, de escaso volumen (en base a canoas, sin vela-timón). Es decir no hubo, posiblemente por falta de tiempo una intensificación marítima, o muy incipiente.

En el otro extremo, las culturas Mesopotámicas desarrollaron control hidráulico para aplicaciones agrícolas, ganadería desarrollada, finalmente con monta y navegación avanzada y de largo alcance (incluso a mar abierto en algunos tramos (fenicios)).

Las civilizaciones Andinas son interesantes pues ocupan un lugar digamos intermedio entre las dos: además de control hidráulico, fueron culturas (no sólo las de la  sierra, también en la costa) con una ganadería muy desarrollada y navegación de cabotaje bastante activa, desarrollada  y de largo alcance, desde Chile hasta América Central (aspecto que se desconoce, o al menos yo lo desconocía). Pero no hubo monta.

Nota al margen.

La navegación no es el aspecto que más nos interesa estudiar en esta entrada en la  que nos centramos más en la ganadería, su intensificación y su impacto.

Pero hacemos unos extractos más impresionistas que sistemáticos sobre culturas navegantes en el Pacífico andino. La relación no es exhaustiva y se deben de leer los comentarios que extractamos con precaución y sentido crítico. Parece claro que en esta zona de las américas si se  desarrolló el sistema vela-timón (o una especie de).  

–los Huancavilcas y Manteños de la zona de costa de Ecuador (Las evidencias arqueológicas determinan que los Guancavilcas fueron grandes navegantes que surcaron el océano, en sus grandes balsas, hasta Mesoamérica, Perú y Chile. Sus principales mercancías de exportación y comercio eran la concha spondylus, tejidos de algodón, objetos de oro, plata, cobre y espejos de obsidiana). El comentario parece exagerado: ¿ llegaron a Mesoamérica ?. 

Moche  en la costa norte del Perú:

El mar ejerció sobre los mochicas un atractivo especial. Provistos de sus caballitos de totora, que ya tenían cerca de tres mil años de antigüedad entonces,6 se convirtieron en diestros pescadores. Con embarcaciones más grandes (balsas de totora y cañas, o posiblemente, troncos) organizaron expediciones que arribaron hasta las islas Chincha para extraer elguano, tan eficiente para el abono de las chacras. Hay indicios incluso que hicieron expediciones hasta el Ecuador, por el norte, y hasta Chile, por el sur. Del Ecuador traían las conchas de Spondyllus, sagradas para los moches de las cuales hacían pectorales y brazaletes o los trituraban y los espolvoreaban en los templos y palacios; y de Chile traían lapislázuli.

Poseían también naves guerreras que eran tripuladas por más de tres o cuatro personas y que transportaban a grupos militares o a los prisioneros vencidos en las guerras. Todas esas embarcaciones no son distintas a las fabricadas por otras culturas costeñas desde el 1000 a. C.

Chimu, en la misma zona que los Moche:

Cuando los conquistadores españoles incursionaron en el mar frente a nuestras costas se encontraron con expertos navegantes en la zonas  de Tumbes. Ellos eran herederos de grandes conocimientos adquiridos a través de los siglos por pueblos anteriores a los incas. Los hombres de la cultura Chimú utilizaron esos conocimientos tanto para la pesca como para realizar largos viajes con el fin de intercambiar productos en otras regiones del continente.
Existieron dos tipos de embarcaciones. Para la pesca individual se utilizaba el denominado caballito de totora hecho de atados de junco, que soportaba a una persona sentada o arrodillada. Estos caballitos son muy comunes aun en la actualidad y se les puede encontrar en las caletas de pescadores de la costa norte.
El otro tipo era la balsa, una superficie plana formada por varios troncos y sobre la que se levantaba uno o dos mástiles en los que se colocaba una enorme pieza de tela. Esta vela, que podía ser cuadrada o triangular, era el principal medio de propulsión de la balsa y algunas veces se complementaba con los remos. Las balsas podían ser bastante complejas, incluyendo una cabina en la que dormía la tripulación y se guardaba la mercadería. Como anclas, utilizaban piedras.
Las balsas de troncos estaban hechas con una tecnología apropiada para nuestro mar, especialmente acondicionadas para llegar hasta la orilla de playas poco profundas.
Un sistema particular fue el de las guaras. Eran tablones que iban colocados entre los troncos de la proa y la popa. Al subir y bajar estas guaras, se controlaba la dirección de la balsa.  El sistema era tan eficiente que se podía navegar incluso en contra del viento.

Chincha (costa sur del Perú).

Sus principales actividades económicas fueron la agricultura, la pesca y, principalmente, el comercio. Aún más importantes que los caminos eran sus rutas de comercio marítimo, pues su tecnología en navegación les permitía llegar hasta los más extremos puntos del norte y sur.

Se sabe que llegaron incluso hasta Centroamérica, pues una de sus exportaciones claves eran las conchas Spondylus, propias de Ecuador y Perú, que fueron halladas en Centroamérica.

Sus grandes habilidades comerciales fueron tales que lograron a extender su influencia por todo el territorio inca antes de que este se convirtiera en imperio. Se cree que gracias a la influencia comercial de los chinchas, el quechua se hizo tan útil en los Andes.

Tuvieron el mérito de organizar un comercio triangular en el que ellos fueron el puente comercial entre la meseta de Collao, la costa central peruana y el norte del Ecuador. Por vía marítima, comerciaron entre el Cusco y el Altiplano. Los productos más codiciados de la sierra fueron: el charqui, la lana y algunos metales.

El poderío del rey Chincha, se midió por la cantidad de balsas que tenía. No existía en la época de desarrollo Chincha, señor o rey que ganara en esto al rey de Chincha. Se dice que tenía por lo menos una flota de ellas de unas 200, con las que comercializaba por todo el litoral del Mar de Grau, llegando incluso a Ecuador y Colombia por el norte, y Chile (puertoValdivia) por el sur. Los productos chinchanos llegaron hasta el Caribe, lo cual debe ser cierto, por cuanto los chinchanos comercializaban sus productos en la desembocadura del río San Juan; de ahí comerciantes Chibchas lo llevaban por el curso del río San Juan hasta el mar Caribe. Los chinchas comercializaron: chuño, charqui de llama, lanas diversas, cobre,pescado salado, calabaza, maíz y huacos. Traían a Chincha: mullu o concha colorada (spondylus), esmeraldas y otras piedras preciosas.

Se cuenta que cuando Atahualpa Inca llegó a Cajamarca, en litera de oro, había otro señor que también llegó de la misma manera. Luego de la captura del inca, al interrogarle Pizarro preguntó por el señor de la otra litera de oro y el Inca, respondió: “…es el Señor de Chincha, importante porque tiene más de 200 embarcaciones para el comercio y es el más rico de todos mis súbditos”.

También hubo navegación muy activa precolombina en la zona del Atlántico, fluvial y marítima. En este reciente libro (The American Discovery of Europe, J.D. Forbes, 2007) incluso argumentan (ojo, no se si con fundamento o el libro pertenece al género de historia ficción, no lo he leído) que incluso hubo navegación interoceánica en el sentido inverso al habitual.

In this fascinating book, published in 2007, author Jack D. Forbes brings to light many possible incidents of pre-Columbian travel from the New World to the Old. While a transatlantic crossing from East to West was an arduous and perilous voyage for early European mariners, Forbes argues that a journey in the opposite direction was much easier due to the assistance of the Gulf Stream current. He also asserts that Native Americans certainly had the nautical expertise to pull off intercontinental voyages, and their traversing of the Atlantic may not have been merely haphazard and accidental, but rather habitual and systematic.

The first American visitors to Europe were inanimate objects–logs, seeds, carved wooden objects, and the occasional corpse. The Irish port of Galway, positioned like a Gulf Stream catcher’s mitt, was the landing ground of much of this flotsam and jetsam, so much so in fact that some residents were able to build their houses with American wood. It was in Galway, in 1477, that Christopher Columbus met two Native American voyagers who had drifted into the harbor in boats constructed of dugout logs. Due to his mistaken conception of geography, Columbus thought these travelers were inhabitants of Cathay (China), but Forbes provides copious documentary evidence to indicate that they were, in fact, Americans. Forbes argues quite persuasively that Columbus’s contact with these American visitors was instrumental in influencing his decision to make his monumental journey 15 years later. 

Fin de nota.

2. Ganadería, su intensificación e impacto cultural.

Que las civilizaciones andinas fuesen ganaderas, aún sin monta, representa un matiz muy importante con respecto a la situación en Mesoamérica.

La intensificación ganadera es clave, no tanto por lo que supone con respecto al transporte (las llamas se usaron para transporte pero no era el animal más adecuado para esto: según he leído, es parecido al burro, de corto recorrido), que también, pero sobre todo pq conlleva primero el desarrollo de la trashumancia y posteriormente ganadería nómada (con la definición técnica que le hemos dado a este concepto en otras entradas).

Y, con monta o sin monta, con uso del ganado para transporte o no en un primer momento, el ganadero nómada, que suele cubrir territorios muy amplios, relacionarse con culturas diversas, y termina siempre, y el Imperio Inca (culmen de las civilizaciones andinas) es una prueba más, creando imperios  multi-étnico de largo alcance territorial, los cuales suponen un salto ideológico cualitativo importante. El salto de la localidad a la universalidad.

Los Imperios de Mesoamérica tuvieron un alcance, quizás multi-étnico, pero mucho más local. ¿ Llegaron a integrarse el mundo azteca y el maya ?. Realmente no. El alcance territorial del Imperio Azteca, en comparación con el Inca fue bastante limitado.

Ojo, la distancia entre Bogotá y Santiago es un poco menos del doble de la que existe entre Madrid y Moscú. Y similar a la que existe entre Algeciras y Jerusalem, dos extremos del Imperio Romano, por carretera por el norte del Mediterráneo.

Hagamos alguna comparación: Mesoamérica es similar a la Sumeria pre-acadia. El Imperio Inca es similar a la Mesopotamia Acadia antes de las revoluciones del caballo, la rueda y del camello (es posible que las primeras expansiones de hablantes indoeuropeos se hiciesen en este mismo contexto, previa a estas revoluciones del transporte del hierro). La segunda, más  importante en esta zona, se puede datar en torno al año 1000 a.C.

Pese a que no tenía todos los elementos propios del kit propio del hierro Euroasiático (escritura de fácil uso, transporte con monta de volumen, el hierro propiamente etc…) sino que se movía en un ámbito tecnológico más parecido al del Bronce medio o final euroasiático (Mesopotamia Acadia), es notable que el Imperio Inca recuerda bastante en algunos aspectos al Asirio, Persa o, en otro ámbito, al Romano, con gran alcance territorial, con intensa articulación territorial (desarrollada red de caminos, postas, ventas etc…). Otros aspectos como las deportaciones de etnias completas también son muy parecidos.

Nota. Se comenta mucho sobre la rueda en el ámbito americano. La rueda es interesante como avance tecnológico si se puede combinar con el uso de energía animal. ¿ Rueda en Mesoamérica ? Que animal iba a arrastrar los carros, el pavo o el perro ?.

Y casi la misma pregunta se puede hacer en la zona andina.

En estas zonas si se inventó la rueda, se rechazó por  inútil. No entramos en las aplicaciones de la rueda que no son para el transporte.

Fin de nota.

 Su alcance territorial coincide más o menos con la distribución natural de los camélidos andinos (vicuña, guanaco, llama y alpaca, presentes desde Ecuador hasta Chile y Argentina). Desde los Andes se proyectaban latitudinalmente sobre costa (dónde también hubo ganadería de camélidos, trashumante, de yungas en periodo húmedo a costa en periodo seco) y vertiente oriental (dónde desconozco si hubo ganadería de camélidos.

Nota al margen.

La integración de estas tres zonas biogeográficas (costa, sierra, amazonia) se pudo hacer de manera diferente según la latitud.

a) Zona de los Andes del norte (Colombia, Ecuador). En Ecuador tenemos el ejemplo de los Jíbaros-Paltas, originarios de la zona amazónica y que habían colonizado un tramo de la sierra (los Paltas son de origen jíbaro).

Pero un poco más al norte, con los Barbacoas-Pastos-Caranquis, parece que fueron los costeros los que colonizaron la zona andina de la frontera ecuato-colombiana.

Y lo mismo sucedió con los Puruhaes, al parecer de origen Mochica.

Y más al norte, en los Andes colombianos no hubo integración vertical (aquí ya no  era zona de ayllu; y no tengo claro si los pastos-barbacoas seguían este sistema de organización social propio de la zona andina), hubo especialización étnica en zonas biogeográficas: los Chocoes en la costa del pacífico, los Chibchas / Muiscas en el altiplano de Bogotá y zonas aledañas, y la expansión Arawak en orinoquia. Los tres grupos con origen diferente.

Me  pregunto cual es el límite de la organización en forma de ayllus en el sur de la  zona incaica (noroeste de Argentina y norte de Chile). No tengo nada claro ni la geografía ni la distribución étnica de la zona, salvo a muy grandes rasgos. El problema es integrar la información nacional.

b) Zona de los Andes del Sur (Chile, Argentina).

Algunos enlaces al respecto: la inevitable Wikipedia para Chile y una Guía de Asuntos Indígenas también para Chile (editada por la DG de Obras Públicas), dónde describen a las principales etnias actuales, con resúmenes históricos: tratan de aymaras, atacameños, quechuas, collas, diaguitas, rapa nui (de origen polinésico), mapuches, kawesqar, yámana o yagán.

Me interesan especialmente los atacamas y diaguitas. Ambos también están presentes en Argentina:

Atacamas: etnia indígena de Sudamérica que habitó en el interior del desierto de Atacama (norte de Chile y Argentina y sur deBolivia), en torno al curso del río Loa hasta Copiapó, ocupando también las quebradas y valles de este desierto y los faldeos de la cordillera de los Andes incluyendo toda la Puna meridional o Puna de Atacama. El hábitat de los atacamas en Argentina abarcó los departamentos que constituían la extinta gobernación de Los Andes y regiones vecinas deJujuy, Salta y Catamarca.

Diaguitas. Se ubicaban en los actuales noroeste de Argentina —especialmente en los valles Calchaquíes— y en el Norte Chico de Chile y el Valle Central de Chile.

¿ Pq interesantes ?. Primero, para conocer en detalle la biogeografía de la zona  que ocupaban. Aparentemente ocupaban una zona dónde se dan las condiciones para que se de un despegue y un vuelo sostenido de una civilización de altos vuelos (zona árida dónde tiene sentido un control hidráulico rodeada de zona dónde tiene sentido un pastoralismo nómada). ¿ Se confirma que en esta zona se daban las condiciones ?. ¿ Cual fue entonces el desarrollo prehistórico e histórico de esta zona ?. Segundo, para conocer en detalle su organización social: ¿ eran zonas dónde se implantó el ayllu ?.

Algunas imágenes que nos muestran la biogeografía.

Desierto de Atacama (en amarillo) + desierto costero de Perú (parte naranja, en Perú; realmente la aridez se prolonga todo a lo largo de la costa del Perú) + zonas áridas del altiplano andino (en naranja en Bolivia; la parte occidental del altiplano es más árida) + puna de Atacama (en naranja en Argentina) + Norte Chico (en naranja; es una provincia de Chile, que presenta una aridez de transición).

Puna. Como se ve todo el altiplano occidental y la puna de Atacama son una puna árida o desértica. 

Regionalización biogeográfica de Chile.

En la imagen siguiente los climas de Chile, que como se ve siguen la fórmula típica latitudinal. El desierto de Atacama es un típico desierto de zonas tropicales, pero además hay otros fenómenos típicos de esta zona en concreto que hacen que sea extremadamente árido.

El mismo mapa anterior indicando la regionalización biogeográfica y localización de las principales etnias (Aymaras, que llegaban hasta la costa hoy chilena; Atacamas; Dieguitas-Calchaquíes).

Al sur de la linea Santiago-Aconcagua-Mendoza (límite de la esfera de influencia Inca), ya se localizan las  etnias ramas del tronco Mapuche, cultura que ya se sale  un poco de la zona que nos interesa. En realidad el limes Inca se considera que era el río Maules. Por ello una de ellas, los Picunche, como veremos, sí podrían ser de interés.

Mas al sur las diferentes etnias de fueguinos, que ocupan una zona biogeográfica bastante dura, de tundra.

El mapa anterior no es completo. Uno más completo a continuación:

Aparecen varios que no hemos indicado:

–los Changos, en la costa.  Pueblo típico costero ya extinto.

Se dedicaban principalmente a la pesca, actividad para la cual utilizaban balsas características hechas con cueros de lobos marinos inflados. Sobre estos flotadores, sujetaban una plataforma de madera, que permitía transportar de uno a cuatro navegantes. Este tipo de embarcación era usada por ellos sólo para la pesca costera, mientras que para el transporte a largas distancias usaban balsas de troncos. Para la pesca utilizaban un arpón de hueso, amarrado a un cordel de cuero. Se agrupaban en pequeñas familias y rendían culto a los muertos, a los que enterraban junto con sus herramientas.

Estas tribus habitaron una larga faja de la costa, llegando a comprender sectores comoBoca del Río, La Yarada, Ite, Arica, Iquique, Tocopilla, Paposo y Taltal.

Se advierte que los pueblos Changos o Camanchacos en muchos casos no tenían una historia, cultura, ni origen similar.

Como ya se ha apuntado, eran nómadas, y recorrían las orillas del mar en busca de sustento, vivían provisionalmente en tolderías de cueros de lobos o focas que les servían también para sus rústicas balsas movidas a remo de tallo de chañar; fabricaron sus redes de algodón.

Estos pueblos se extinguieron alrededor del año 1890, siendo sus últimos asentamientos la caleta Paposo perteneciente a la ciudad de Taltal y en La Quiaca en Tacna.

Sus descendientes no mantienen recuerdos de sus antepasados changos ni algún rasgo cultural distintivo y se han mixogenizado con criollos e incluso con descendientes de melanoafricanos y chinos.

–Los Picunches y Huilliches,  muy posiblemente ramas del tronco Mapuche. Los primeros con claras influencias incaicas y extintos (absorbido por las migraciones euroasiáticas). Interesantes pues ocupaban la zona de clima mediterráneo de Chile.

Cuando llegaron a esa zona los conquistadores españoles a mediados del siglo XVI, la mayor parte de este grupo se encontraba sometidos al dominio de los incas y, a diferencia de los mapuches de más al sur, no lograron resistir la colonización hispánica. Eran agricultores y ganaderos que practicaban el riego y trabajaban los metales.

A lo largo de la época colonial fueron desapareciendo por la aculturación y el mestizaje con los españoles. Al ser los indígenas más numerosos de la zona en que se estableció el dominio colonial español y en la que a principios del s. XXI habita cerca del 60% de la población chilena, son los principales ancestros amerindios de los chilenos.

Entre los historiadores y antropólogos consideran que las poblaciones de lengua mapuche de la época serían los grupos que los investigadores chilenos conocen como picunches, mapuches propiamente tales, huilliches y cuncos, mientras que ellos se autodenominaban che (“personas”).

Algunos siglos antes del arribo de los conquistadores españoles en el s. XVI, una parte de los huilliches se trasladó al norte y centro de la isla Grande de Chiloé, donde entraron en contacto y se mezclaron con pueblos canoeros (chonos),3 y adquirieron algunos rasgos culturales de ellos, tales como la economía de caza y recolección de recursos marinos. Parte de los indígenas hablantes de mapudungun en Chiloé y áreas vecinas fueron llamados cuncos y payos por los españoles y no existe consenso acerca de cuáles habrían sido sus rasgos distintivos y si fueron en sus orígenes pueblos aculturados por los Huiliches.

Chiquillanes, Pehuenches, Puelches, Tehuelches (=aonikenk).

Todos estos pueblos serranos comparten un mismo medio de vida: la caza (de guanacos) y recolección (de piñones de la araucania). Según parece ninguno de estos pueblos eran originalmente mapuches y algunos de ellos sufrieron un proceso de auracanización (por ejemplo los Pehuenches).

Los Puelches mantuvieron su propia lengua.  Tampoco eran de lengua mapuche los Chon de Chiloe, que tienen su propia lengua.

El origen de los Mapuches se ha estudiado bastante y quizás las técnicas de genealogía genética / DNA antiguo podrían ser de utilidad a este respecto.  En general la historia del poblamiento de Latam del Sur sigue siendo un misterio sin resolver. Un verdadero puzzle que esperamos estas técnicas ayuden a resolver (modulo permiso por parte de los afectados).

–Los Kaweskar y Yaganes son etnias fueguinas de tundra.

Como se ve en toda esta zona, entiendo que ya al sur de los Diaguitas, desaparece la integración vertical y la organización en ayllus y reaparecen, al igual que ya hemos visto sucedía en los Andes del norte a partir de la frontera ecuato-colombiana, las etnias especializadas en determinados ecosistemas de costa, costa-interior, sierra o pampa argentina, que en vez de estar integradas en una misma unidad de parentesco / producción doméstica, como el ayllu, tendrían relaciones de intercambio.

Hay en la literatura española un poema épico clásico titulado La Araucana que relata las guerras de conquista que enfrentaron a hispanos con los pueblos araucanos. Hay una película del mismo título de los 70, que el escritor vio hace años, y cree recordar era floja.

La parte chilena, cuya biogeografía tiene un perfil latitudinal exacto está más o menos clara. La parte argentina de momento no. Para empezar su biogeografía no es latitudinal. Ya lo hemos comentado en otras entradas.

El  noroeste es una prolongación del altiplano este: montaña, puna, pre-puna y yungas (zona yunqueña). El chaco también está presente en la zona sur de los llanos bolivianos.

¿ Que culturas se corresponden a esta biogeografía ?. Nos centramos sobre todo en las zonas aledañas a las que nos interesan. Partimos del siguiente mapa que no nos resulta del todo satisfactorio.

Huarpes. Habitaban el Cuyo (provincias de Mendoza, San luis y San Juan).

Cuyo (del huarpe o del mapudungun, Cuyùm puùlli, «tierra arenisca» o «país de los desiertos»)1 es una región geográfica e histórica situada en el centro oeste de laRepública Argentina, tradicionalmente conformada por las provincias de Mendoza,San Juan y San Luis, cuyos límites coinciden prácticamente con la región geográfica y que comparten una identidad cultural y tradición histórica en común.

Predomina un relieve montañoso de escasa vegetación, con características climáticas desérticas. Como actividad económica predomina la de base agrícola, destacando la vitivinícola, siendo esta zona la principal productora de vinos de Sudamérica, por volumen de caldos y superficie cultivada

En cuanto a los huarpes, Los huarpes o warpes son un pueblo indígena de Cuyo en Argentinacuyos descendientes mixogenizados se agrupan principalmente en torno a las semidesecadas lagunas de Guanacache. Sus idiomas autóctonos eran el allentiac y el millcayac (véase idiomas huarpes), de los cuales se conservan pocos datos,

Se dividían en cuatro grandes grupos, correspondiendo cada uno a su situación geográfica y también a diferencias en el lenguaje:

  • huarpes allentiac (en San Juan),
  • huarpes millcayac (en el norte de la provincia de Mendoza),
  • huarpes chiquillanes, también llamados «huarpes algarroberos»[cita requerida] (en el sur de la provincia de Mendoza),
  • huarpes guanacaches o huanacaches, también llamados «huarpes laguneros» (en el noreste de Mendoza y San Luis, en el sureste de San Juan).

Hasta el siglo XVIII pueden haber sido huarpes las gentes que losmapuches llamaban pewen-che (pehuenches) y que hoy son una parcialidad mapuche, pero se desconoce la lengua que tenían estos «pehuenches antiguos». De ellos se sabe que durante el siglo XVIII avanzaron hacia el noreste, ubicándose en zonas que hoy corresponden a la mayor parte del territorio de la provincia de La Pampa y el sur de las provincias de Córdoba y San Luis formando allí la etnia muy mapuchizada de los ranqueles.

Todo esto cuadra con lo que hemos visto de Chile (Chiquillanes y Pehuenches).

Medio  de vida: Eran principalmente cazadores recolectores teniendo sus presas mayores en los guanacos y ñandús y los grandes huevos de estas aves corredoras; así como otros animales del Cuyo; solían conservar las carnes en forma de charqui (esto casi siempre facilitado por la sequedad de la región cuyana).
Por otra parte en cuanto a alimentos vegetales comían choclo (maíz), y frutos de “algarroba” que era muy importante en su dieta por lo cual la conservaban en vasijas cerámicas y de las bayas del mismo árbol obtenían una especie de pan-torta que en Argentina se conoce como patay, igualmente con las vainas de estos Prosopis elaboraban bebidas fermentadas (llamadas hoy alojas y añapas).
Los que habitaban en la cuenca de las entonces grandes lagunas de Guanacache utilizaban las mencionadas balsas de “totora” de cuatro a 5 metros de eslora para la hasta fines de siglo XIX abundante pesca de bagres y truchas al mismo tiempo que cazaban aves salvajes de las lagunas (por ejemplo patos).

Y curioso: Por su contextura física y facial los huarpes son la base para una clasificación de ciertos grupos aborígenes sudamericanos, llamados huárpidos, de tallas bastante elevada y muchas veces barbados. Algunos han supuesto un origen australoide que pareciera inverosímil si la hipótesis Lovrich de una inmigración desde Australasia hace unos 15 000 años no hubiera sido posible. Migración que se habría producido caboteando las costas de la banquisa de hielo que durante la glaciación de Würm puede haber unido Tasmania con el Cono sur. Si esto es cierto, también se explicaría el enigma por el cual los primeros yacimientos arqueológicos de Sudamérica se encuentran en la Patagonia ―sitios Monte Verde y Los Toldos I―. Por otra parte, es casi seguro que la etnia huarpe es la que dejó los antiquísimos yacimientos llamados Morrillos de Ansilta (aunque tal sitio muy probablemente fue inicialmente poblado por una etnia anterior desaparecida).

Varios antropólogos consideran a los henia y kamiare, vulgarmente llamados «comechingones», como un grupo muy diferenciado de los huarpes

–Comechingones. Los comechingones se autodenominaban como hênîa -al norte- y kâmîare -al sur-, (los dos grupos principales) subdivididos en aproximadamente una decena de parcialidades. A la llegada de los conquistadores españoles en el siglo XVI habitaba las Sierras Pampeanas de las actuales provincias de Córdoba y San Luis.

La cultura comechingona poseía algunos influjos de procedencia andina, practicando la industria textil con lanas deauquénidos, cestería, metalurgia y cerámica o coroplastia medianamente elaborada. Eran sedentarios, cazadores-recolectores (en especial de bayas de algarrobo criollo y otros frutos: molle, piquillín, chañar y “coco” -de la palmeracaranday-) (así como horticultores de papas –patatas-, maíz, zapallo, porotos, quínoa), eran también poseedores de una incipiente ganadería y avicultura al poseer grandes rebaños de llamas y críar gallináceas como las pavas de monte, aunque su dieta en parte provenía de la caza.

Como otros pueblos precolombinos del actual territorio argentino, en el siglo XVI los “comechingones” se hallaban organizados en jefaturas y (debido a la acumulación económica y de poder) en señoríos: hacia el 1100 d.C el ámbito “comechingón” se encontraba habitado por comunidades productoras de moderados excedentes alimentarios, estas comunidades se asentaron en las zonas más fértiles y menos frías, es decir, principalmente en el fondo de los valles. Los cultivos solían ubicarse en tales sitios mientras que la cría de llamas implicaba una pastoricia hacia regiones más elevadas. Pese a la constitución de un completo modo de producción agrícola, los “comechingones” mantuvieron siempre paralela y complementariamente un modo de producción cazador-recolector. Esto y los accidentes de terreno significaron que hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI los “comechingones” poseyeran una mayor fragmentación política que las etnias de las llanuras, lo cual facilitó la tardía aunque veloz invasión sanavirona.

La Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas (ECPI) 2004-2005, complementaria del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2001 de Argentina, dio como resultado que se reconocieron y/o descienden en primera generación del pueblo comechingón 10 863 personas en Argentina (ninguno residiendo en comunidades indígenas), de las cuales 5119 vivían en la provincia de Córdoba y 5744 en el resto del país

Diaguitas. Ya hemos hablado de ellos en la parte chilena. Algunos datos más:

El noroeste argentino (NOA) es una región histórico-geográfica de la República Argentina, estando integrada por las provincias de: Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, y Santiago del Estero.4

Por razones ecológicas y fisiográficas en general la provincia argentina de La Rioja es evidentemente parte del NOA, pero esta razón no es suficiente: el principio de razón suficiente que explica por qué La Rioja argentina es parte del Noroeste, se encuentra en su historia y su cultura: La Rioja, como las otras provincias del NOA, estaba principalmente poblada por los diaguitas, y cuando fueron llegando los españoles que vinieron en la llamada “corriente del norte”, la incluyeron, desde un principio, en el “Tucumán” en sentido amplio. De un modo semejante, la auténtica región de Cuyo es la que tuvo sus fundaciones españolas en la llamada “Corriente del Oeste” y por esto perteneció a la Capitanía General de Chile hasta que en 1777 se creó el Virreinato del Río de La Plata, y La Rioja nunca formó parte de ésta Capitanía.

Sin embargo,

al iniciarse la conquista española, el actual territorio de Jujuy estaba poblado por diversos pueblos indígenas. Predominaban los omaguacas, ocloyas, churumatas y los jujuyes, de quienes deriva el nombre de la provincia, aunque los atacameños -en especial la parcialidad lipe– eran predominantes en la región puneña. Los omaguacas eran una síntesis étnica de calchaquíes y atacameños con un fuerte componente genético arawak

Recordamos que los Omoguacas (=Calchaquíes) son Diaguitas. Los Ocloyas son Diaguitas. La adscripción de los Jujuyes y sus parientes los churumatas, que han dado nombre a la provincia, no  me queda clara:

Al norte y oeste los jujuyes limitaban con la parcialidad de los chichas y lípez de los likanantai (atacameños) y al sur con loscalchaquíes del conjunto pazioca (o «diaguita»), al este limitaban con pueblos amazónidos y pámpidos como los chanés de estirpe arawaka, los wichís, los vilelas, los tapietes y los pámpidos kom («tobas»)Hacia el siglo XV, mientras que por el norte sus territorios eran invadidos por los quechuas y los aimaras procedentes del Perú y el norte del Altiplano, por el este comenzaron a sufrir la invasión de los ava guaraníes y sus descendientes mixogenizados por la fuerza, a quienes los quechuas denominaban peyorativamente «chiriguanos».

Los churumatas parecen haber sido la parcialidad más nororiental de los jujuyes, ya que en el siglo XVI (cuando los conocieron los españoles) se ubicaban en el valle de Tarija (en la actual Bolivia), pero ya gran parte de los churumatas habían sido exterminados por los invasores quechuas y aimaras o habían sido desperdigados por los incas a lugares muy distantes como mitmakunas (mitimaes), en lugares vecinos lograron mantenerse pueblos culturalmente afines, como los tomatas.

Los chichas fueron un pueblo indígena que habitó los valles y el altiplano correspondiente al actual sur y suroeste de Bolivia y extremo norte deArgentina. Los descendientes de esta etnia viven en los territorios del sur del departamento de Potosí, con una fuerte transculturación quechua, aunque hoy en día mantienen una cultura propia y diferente de la quechua.

Al parecer la sociedad chicha se habría conformado por diversos grupos étnicos que se establecieron en los relativamente fértiles valles de los ríos San Juan del Oro, Talina y Tupiza. En las actuales provincias de Nor Chichas, Sud Chichas (epónimas del pueblo chicha) y Modesto Omiste y en algunas zonas de altura como Lípez y el norte de las provincias argentinas de Jujuy y Salta (Yavi, Calahoyo, Moreta, Iruya).

Las regiones chichas fueron conquistadas por los incas en tiempo de Túpac Inca Yupanqui hacia 1478, tras esto se cree que algunos chichas fueron trasladados como mitimaes a repoblar territorio del actual Ecuador tras la conquista de Quitopor parte de los incas. Otros grupos chichas fueron enviados como mitimaes a territorios que hoy son parte de Argentina, como la Puna de Atacama, los valles Calchaquíes y la quebrada de Humahuaca. Estos mitimaes sirvieron como fuerza de trabajo y como barrera contra pueblos belicosos del Gran Chaco, entre ellos los chiriguanos. La política de mitimaes comenzó la fusión de etnias que dio lugar posteriormente al conjunto kolla en territorio argentino, al mixogenizarse conomaguacas, atacameños, diaguitas y otros pueblos.1

Aclaramos que los Chicha son atacameños: De este modo los lípe y los chicha están más transculturados por los quechuas -entre los principales rasgos de esta transculturación se destacan el uso del idioma runa simi y la celebración de ciertas festividades procedentes de los Andes Centrales (tantanakui, fiesta de la pacha-mama, tinkunaku, corpachadas etc.). De este modo es que los lípe suelen pasar desapercibidos bajo la denominación de “collas” o “koyas” denominación que engloba a muy diversas etnias de la región altiplánicopuneña y las proximidades de ésta.

Debido a la mixogenización, no hay consenso entre los investigadores sobre la filiación atacameña de grupos puneños como los casabindos o casavindos, cochinocas (para algunos son omaguacas) y moretas, pero las similitudes culturales con los atacameños costeros hace suponer que pertenecieran a un mismo origen, junto con los apatamas de segura filiación atacameña.

En el norte puneño habitaban los chichas, al oeste de ellos, los casabindos y cochinocas extendían su territorio hasta las Salinas Grandes. En la zona del actual departamento jujeño de Susques se asentaban grupos de atacamas, llamadosatacameños en Chile, originarios del lado occidental de la cordillera de los Andes.

Actualmente los cochinocas y casabindos, junto a los propios atacamas siguen viviendo en la zona puneña, aunque muy mixogenizados en el conjunto colla. Los casabindos son ocupantes de la parte central de la puna jujeña en la región de Laguna de Pozuelos, Rinconada y Oratorio.

Entre los pueblos de la etnia atacama estuvieron los apatamas que sufrieron las sucesivas influencias de los diaguitas, omaguacas y los incas entre los años 1400 y 1530.

La principal ciudad pre-hispánica en el actual territorio argentino fue la ciudad de Tastil, que perteneció a la etnia atacama. A la llegada de los incas formaba un señorío que incluía otras poblaciones subordinadas. 

Las Ruinas de Tastil, o simplemente Tastil (24°27′06″S 65°57′28″O), declarado Monumento Histórico Nacional por Decreto Nº 114 del mes de diciembre de 1997,2 fue la ciudad precolombina más grande ubicada en el actual territorio argentino.

Más sobre los omaguacas.

Claramente al llegar los euroasiáticos había ya  mucha acción en la zona.

Con tanto comentario, seguramente la situación sigue siendo confusa. Un par de mapas que aclararán:

Y lo  mismo un poco más detallado.

Y a continuación la distribución de las  principales etnias por cuencas fluviales. Si me he enterado bien, los Diaguitas llegaban prácticamente hasta el Paraná. Y los Atacamas hasta el Pilcomayo. Los huarpes ocupaban las altas cuencas del Desaguadero, Colorado y Neuquén (no se si es correcto afirmar que los huarpes ocupaban una zona biogeográfica semiárida que es prolongación latitudinal de la zona mediterránea chilena, con un clima más continental; la flora desde luego no es del todo mediterránea). Entre Diaguitas y Atacamas había lo que parece ser un grupo con etnogénesis reciente de fusión de varios grupos, los Colla. Los Huarpes fueron en gran parte absorbidos por la expansión Mapuche. Al norte de los Atacamas, ya en Bolivia los Chicha cuya adscripción sigue sin quedarme clara.

Al este de los Colla y Diaguitas, los conocidos Guaraníes que (¿ ocupando la zona de las yungas ?) estaban desplazando a etnias autóctonas de la cuenca del Pilcomayo, los Chorotes et all y los Wichíes y los Pilagás. Estas son ya etnias más chaqueñas que andinas. Al parecer  todos emparentados hablando lenguas de un mismo tronco.

Terminamos con un muy interesante mapa de flora y fauna.

Y otro mapa dónde se aprecia que la agricultura estaba bastante extendida. La mayor superficie era una agricultura itinerante de tala y quema o de tala y pudre (tipo de agricultura de toda la amazonía, por ejemplo).

Fin de nota.

Todavía no conozco en detalle su ideología, la de los Incas, concretamente si era de corte universalista, como las ideologías que emergieron durante el Hierro euroasiático, o no.

A todos los efectos el quipu es un sistema de registro que  parece suficiente para las necesidades de este tipo de imperios, al  menos para la fase de conquista. Teniendo un sistema de registro  de este tipo, no tener escritura narrativa en esta fase (comparemos con la escritura cuneiforme sumeria, que aunque tenía potencial narrativo, por su coste tenía unos usos básicamente registrales), no parece suponer un gran déficit.

Nota al margen. Realmente el quipu parece el sistema más adecuado en una zona tan extensa y con limitaciones con respecto al transporte. Si la escritura sobre soporte tipo cerámico o incluso papiro o papel se hubiese desarrollado en esta zona, en paralelo al quipu, probablemente se hubiese rechazado por inútil, al igual que la rueda. Fin de nota.

Pero quizás para la fase consolidación, de desarrollo de ideología universalista, si sea necesaria un medio de registro narrativo, fácil de aprender, de uso más masivo (escritura alfabética). Tema a estudiar.

3. La monta.

¿ Que diferencia añade entonces la monta con respecto a la ganadería nómada peatonal ?. Lo dejamos como pregunta.

Sólo un comentario: muy posiblemente para hacer frente a los problemas de escala, la sociedad Inca tenía que haber evolucionado los elementos del kit del hierro en materia de transporte (terrestre y fluvial), en sistemas de registro de información (escritura), en uso de materiales (hierro), instituciones financieras (moneda) y de integración ideológica.

Con estos elementos (según he leído, parece que de todos ellos el más determinante para la conquista fueron, al margen de los factores biológicos como las enfermedades euroasiáticas,  la falta de unidad Inca, y por lo tanto la carencia ideológica, y en lo militar las espadas de acero euroasiáticas; caballos, arcabuces, perros fueron menos importantes, según algunos autores) los conquistadores pudieron unificar en breve tiempo los ámbitos mesoaméricano y andino.

El problema del transporte en el ámbito andino era insoluble, por falta de  materia prima (el tipo de animales existentes en la zona). Estaban ya en el óptimo. Se puede lanzar la hipótesis  de que quizás esto es lo que hizo que tampoco se avanzase en las otras materias. Habiendo un cuello de botella en materia de transportes, las tecnologías de otros ámbitos, similares a las del bronce euroasiático eran suficientes para la escala de operaciones que permitía este cuello de botella. El hecho de que no se desarrollasen instituciones financieras (moneda) propias del hierro en eurasia parece abonar esta hipótesis.

4. Conclusiones.

a) En conclusión la ganadería andina permitió a las culturas de esta zona llegar a un nivel de desarrollo al que no se podía llegar en Mesoamérica, por las condiciones naturales.

Pero por el tipo /tamaño de animales que había en la zona (una limitación puramente biológica) también acabó siendo una limitación para el desarrollo posterior.

b) Otra conclusión, observando estas tres regiones, es que si bien la localización en zona arido-húmeda y su efecto el elevado riesgo agrícola, que llevan a un control hidráulico,  son la base, la chispa inicial para el desarrollo de una civilización que vaya más allá del kit neolítico, esta no llegará muy lejos (es decir será del tipo ciudad-estado local, del tipo Bronce  como hemos comentado en otras entradas) si no existe un entorno dónde se pueda desarrollar una ganadería, que intensificada, lleve a la trashumancia y al nomadeo y estos al Imperio Multi-étnico y/o una navegación avanzada (que a todos los efectos  permita una movilidad similar a la del pastoreo nómada). Con el Imperio Multi-étnico surgen problemas nuevos cualitativos y de escala que requieren el desarrollo de nuevas tecnologías, las propias del Hierro.

Mesopotamia (en sentido amplio, Oriente Medio, tal y como lo hemos definido en anteriores entradas), zona Andina (con sus tres ámbitos biogeográficos, de costa a yunga amazónica), ámbito Chino son tres ejemplos de regiones dónde lo agrícola hidráulico se funden con lo pastoril nómada y con la navegación avanzada, y que estuvieron a la vanguardia en sus respectivas zonas de influencia hasta la Edad Moderna.

Roma, que tampoco es prístina sino derivada y por lo tanto se sale un poco de lo que estudiamos, no entraría dentro de este esquema, pues ni estaba basada en control hidráulico, sino en agricultura de secano, ni hubo pastoralismo nómada, pero si navegación avanzada. Roma es una civilización propia del Hierro y no hubiese sido posible, no fue posible sin el kit propio de este período.

Surge la pregunta de hasta dónde puede llegar una civilización sólo con control hidráulico y pastoralismo nómada, pero sin navegación avanzada. ¿ Hay algún caso de tipo prístino ?

d) Algún lector pensará, como yo mismo he pensado en algún momento, que el control hidráulico, el pastoralismo nómada y la navegación avanzada son elementos que pueden darse o no en una sociedad, pero en ningún caso necesarios para una civilización avanzada. Que lo importante es la saturación (es decir cuando un medio de vida, por ejemplo el agrícola neolítico se satura, comienza la intensificación y con esta la  civilización).

Un caso clásico de sociedad neolítica bastante temprana y en un entorno que se podía saturar pronto (una isla de tamaño no demasiado grande) es Nueva Guinea. Hasta hace poco fue una sociedad neolítica y bastante fraccionada políticamente: The island is presently populated by almost a thousand different tribal groups and a near-equivalent number of separate languages, which makes New Guinea the most linguistically diverse area in the world.

Que yo sepa a no hubo control hidráulico en esta zona (lo cual es perfectamente lógico, no es una zona dónde éste tenga sentido: siendo zona ecuatorial, todo el territorio está bien servido de lluvias, no hay irregularidad, no hay aridez) y que yo sepa tampoco hubo pastoralismo nómada (por el tipo de fauna, más parecida a la de Australia que a la euroasiática; en toda la isla está muy extendida la ganadería del cerdo, animal complicado para el transporte y pastoralismo nómada de largo alcance; no obstante si se ha desarrollado una ganadería trashumante del cerdo en otras zonas, de corto alcance (65 km en este caso), según nos aclaran en este documento, por lo tanto tema a estudiar). De cualquier manera dejamos el caso de Nueva guinea como ejemplo provisional: tenemos pendiente estudiar este caso con mayor profundidad.

Nota al margen.

Nótese como en abstracto, la causa o motivo del control hidráulico es la misma que la del pastoreo nómada: el poder aprovechar de manera continua todo el año un recurso (agua, pastos) que la naturaleza sólo ofrece de manera discontinua en zonas concretas.

Si los agricultores hidráulicos controlan flujo de agua, los pastores nómadas controlan un flujo de cabezas de ganado. De esta manera se convierte unos recursos naturales, a los que cualquiera tendría derecho en un recurso artificial, controlable. El control lleva al registro y este a sistemas de registro, escritura. Aunque en abstracto es lo mismo, en la práctica las escrituras prístinas se han originado siempre por el control del agua.

Es en estos entornos inestables, irregulares, dónde las culturas han sido, de manera inevitable, más dinámicas en su desarrollo. Dónde reina la estabilidad del entorno, reina la estabilidad cultural.

Fin de nota.

Ciertamente la saturación y su efecto la intensificación, es un factor necesario, y por eso el desarrollo cultural empezó antes dónde antes se saturaron los medios de vida. Pero como el ejemplo que hemos puesto y otros que se pueden aportar sugieren, no es suficiente.

e) Finalmente una conclusión metodológica. Analizar una avance tecnológico por si mismo, en términos absolutos, como unasteroide caído del cielo fruto de un genio sideral, sin tener en cuenta el contexto tecnológico de la sociedad en la que éste aparece es absurdo.

Un avance en un frente nunca se da de manera independiente a los avances en otros frentes. Por ejemplo el kit del hierro (escritura alfabética, monta de animales, uso de hierro, moneda etc…) aunque no apareció  todo el en el  mismo momento si se da en un contexto muy determinado, respondía a una necesidad de la sociedad en su conjunto y los avances (el factor común a todos ellos es que permitían un uso más masivo de tecnologías antes elitistas y eran respuesta a un aumento de la escala de las operaciones, mayor número, mayor tamaño) se fueron manifestando en los diferentes frentes en tiempos diferentes. En aquellas zonas dónde había un cuello de botella insuperable, el desarrollo se frenó.

f) Hoy todavía hay potencial para el  avance científico tecnológico (no solo en aspectos materiales sino también económicos o ideológicos), pero hay una cierta sensación global de estancamiento, de modelo agotado, de necesidad de desarrollar un nuevo  kit.

Son muchos los asuntos sobre la mesa: frenazo de segunda globalización, imperialismo computacional (robotización), limitaciones gestión del conocimiento (problemas IP, momento post-verdad :-)), relaciones con el entorno natural etc…sobre los que  no hay una respuesta demasiado clara.

Como siempre es de esperar que los mayores avances ahora vengan de aquellos que se enfrentan a un mayor escala de operaciones.

Nota. En toda la entrada hemos dado por supuesto que en la zona andina se desarrolló la ganadería nómada. Pero realmente no tenemos pruebas. Hice una breve búsqueda al respecto y no he encontrado demasiado. Haremos una entrada específica en un futuro próximo. Fin de nota. 

Anuncios

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: