Trade Lane Megacities. Pastoralismos (II).

En una entrada de hace años con el mismo título, entrada en la que hacíamos algunas consideraciones teóricas sobre los pastoralismos, comentábamos lo siguiente (perdón por la autocita) sobre un artículo que encontramos  interesante:

“En él podrás ver una descripción (no muy profunda) de las 4 formas de gestionar la actividad: nomadismotrashumancia (que incluiría la variante de trasterminancia, pues hay formas de vida exclusivamente trasterminantes, cómo por ejemplo los vaqueiros de alzada asturianos), ganadería estante (sistema de ranchos) y agropastoralismo (que combina agricultura y actividades ganaderas en una misma explotación)”.

En esta entrada retomamos el tema. En un primer punto las consideraciones teóricas. En un segundo punto comentamos varios enlaces a libros que tratan sobre la historia (arqueología) del pastoreo nómada. Como se verá hay un cierto debate sobre cuando comenzó el  pastoreo nómada puro , entre los neoliticistas,  los broncistas (entre los cuales me encuentro ahora mismo, pero no de manera completamente firme) y los de los hierristas. En un tercer punto, en tono de cachondeo, comentamos sobre la expansiones lingüísticas asociadas al pastoreo nómada.

Tras leer parte de estos enlaces me queda claro que la publicación de la entrada está justificada pues ninguno de los autores, todos ellos especialistas definen el pastoreo nómada de la manera en la que lo hacemos nosotros.  Ni siquiera ven el tema a través del mismo marco que nosotros.

1.Consideraciones teóricas. La ganadería estante no necesita de mayor explicación. La trashumancia y nomadismo son más complejos. Tan complejos que hasta hoy mismo, el que escribe estas líneas, interesado por estos temas desde hace años, no tenía muy claro como caracterizar exactamente la diferencia entre ambos tipos de pastoralismo.

Realmente las ganaderías estante, trashumante y nómada son plenamente complementarias (esto es lo que he descubierto hoy): se trata de aprovechar al máximo todos los pastos disponibles, sean permanentes o estacionales.

a) El pastoreo estante se ocupa de  los pastos permamentes. Se comprende claramente.

b) El pastoreo trashumante requiere dos tipos de pastos estacionales, de al menos igual tamaño y localizados a una distancia determinada que haga posible ciclos anuales de trashumancia. Cuando decimos de igual tamaño queremos decir que el tamaño del menor pasto (invierno verano) determina el tamaño del otro y por lo tanto el del rebaño. Si los dos pastos son de tamaño desigual, el pasto  excedente del más grande no se podrá utilizar. Este excedente es, como veremos en el siguiente punto, el queda potencialmente libre para el pastoreo nómada. La trashumancia de zonas templadas usa fenómenos meteorológicos como deshielos de verano y lluvias de invierno como base y por ello normalmente a los dos tipos de pastos se les llama de invierno y de verano, aunque no son nombres totalmente adecuados en general, ya  que hay trashumancias basados en otras  estaciones y fenómenos. Esto también es importante para comprender el pastoreo nómada que puede basarse en diversos tipos de fenómenos  meteorológicos o culturales, como deshielos, lluvias estacionales de diverso tipo (de zonas templadas y monzónicas), crecidas de ríos, rotaciones agrícolas etc…Este tipo de pastoreo, el trashumante, que conocemos muy bien en España (hicimos una entrada sobre ello) requiere un estilo de vida diferente al pastoreo estante, pero no radicalmente diferente.

c) El pastoreo nómada va más allá y trata de aprovechar los pastos estacionales excedentes que no son aprovechables de modo trashumante, basándose y combinando, como ya hemos explicado diversos tipos de fenómenos naturales (deshielos, crecidas de ríos, lluvias estacionales de diverso tipo, formación y desecación de de lagos estacionales), y culturales (rotaciones agrícolas etc…). Las condiciones de que los pastos de “invierno y verano” sean de igual tamaño así como la condición con respecto a la distancia que permita movimientos de ida  y vuelta anuales son bastante restrictivas, y dejan libre mucho pasto estacional que puede ser utilizado siempre y cuando uno adopte un estilo  de vida puramente nómada que, ahora sí, es radicalmente diferente al sedentario. De alguna manera, el pastoralismo nómada es una generalización de la trashumancia, pero es un estilo de vida mucho más complejo que esta, mucho más arriesgado, que aporta las siguientes novedades:

–el territorios  dónde un determinado pueblo nómada desarrollará su actividad ya no  será compacto sino distribuido. Si el campesino de comunidad de aldea piensa en términos de superficie cerrada y compacta, el nómada (al menos el de zonas áridas)  piensa en términos de grafos: cada pasto es un nodo y los  arcos serían las rutas para ir de pasto a pasto (es un grafo etiquetado, tanto nodos como arcos). Como se configuran estos territorios  y organiza su reparto entre las diferentes etnias es un tema complejo que de momento no tengo del todo claro. Y lo mismo se puede decir sobre como deciden desplazarse los ganaderos nómadas en un territorio dado, de nodo a nodo. En cada zona del globo no parece que haya múltiples posibilidades de coordinar diferentes fenómenos meteorológicos. Por ello estos dos elementos, la configuración de los territorios y rutas parecen bastante restringidos.

En Oriente Medio una sucesión de pueblos ocuparon diferentes territorios dónde el pastoreo nómada era posible: los acadios, amorreos y arameos, ocuparon de manera sucesiva el mismo territorio nómada con centro en Jebel Bishri, y se desplazaban desde los deshielos del Líbano, siguiendo las crecidas del Eufrates y luego siguiendo las lluvias estacionales a lo largo de los piedemontes de las cadenas Tauros y Zagros. Quiero comprobar cuando tenga más tiempo si es posible, teniendo en cuenta los fenómenos meteorológicos de todas estas zonas, coordinar un movimiento en forma de circuito cerrado y en que sentido se recorrería. Lo cierto es que todos estos grupos en las fuentes aparecen citados en diferentes partes dentro de un territorio muy extenso. A veces aparecen citados en Ur, otras en Elam, otras en Asiria, otras en Mari o en Ebla. Esto ha confundido a muchos historiadores que al ver lo extenso del territorio en los que estos grupos étnicos eran citados han optado por negar que se hablase del mismo grupo y considerar que eran nombres genéricos de nómadas.

Al sur en las estepas de transjordania comenzaba  otro territorio nómada que combinaba las lluvias estacionales que alimentaban estas estepas, llegaba seguramente hasta Egipto (crecidas Nilo) y muy posiblemente también hasta el noroeste de Arabia (hasta dónde en algunos momentos llegarían las lluvias monzónicas). Este territorio, cuya estructura tengo  mucho menos clara que el anterior, también ha estado ocupado por  sucesivas etnias bien documentadas históricamente (aunque también tengo esto menos claro). Aquí de nuevo es complicado distinguir cuando empieza el comercio, el pastoreo nómada, las razzias o la conquista. En un artículo de este libro (Palestine in the Bronze and Iron Ages editado por Jonathan N Tubb),  titulado Relations between Syria-Palestine and Egypt in the Hyksos period, el autor, el conocido Dever,  nos explica el  momento en el que los cananeos (que identifican con los semitas del oeste y con los amoritas) llegan al Delta del Nilo, más o menos en 1850 a.C.. La cosa terminó con la instalación de la dinastía de los Hyksos, que era el nombre que dieron los egipcios a las poblaciones amoritas que recorrían esta segunda ruta más sureña. El artículo es de 1985 cuando los arqueólogos escribían de manera más rotunda. No se como se verá ahora la cosa.

Y es posible que entre estos dos territorios existiese un tercero,  que ocuparía la zona desde Damasco hasta Amón (no necesariamente esteparias) y el Wadi Sirham. Este territorio también combinaría fenómenos como deshielos, lluvias estacionales y formación estacional de lagunas y es posible que también en él se hiciese un nomadeo en forma de circuito cerrado: se bajaría por el Sirham y se subiría por el noroeste de arabia, solapándose en parte este territorio con el descrito anteriormente. Esta tercera posibilidad ya es puramente especulativa.

Nota. Cuanto más pienso en este tema menos claro tengo, en el estado actual de mis conocimientos si hubo 3 o 4 territorios nómadas entre el noreste de Siria y Egipto:

–El primero el ya señalado ocupado primero por los acadios, y luego por amoritas y finalmmente arameos,

–el segundo el situado  entre Damasco, Amón, Tadmor-Palmira y montañals del Libano, ocupado por los suteos en tiempos de las cartas de Amarna y luego por los itureos,

–el tercero el señalado que partiendo del Haurán sur, recorrería el Wadi Sirhan, los oasis  del noroeste de Arabia (Dumah, Tayma, Tabuk) para recorrer luego las estepas del este de Jordania;

–el cuarto, el que hemos señalado que recorrería sur de Palestina, Neguev, Sinai y Delta del Niloy ocupado por los Shasu, Hicsos etc….

A cada territorio le debería de corresponder varios fenómenos climatológicos estacionales y rutas con agua cada cierto tiempo que los hiciesen posibles. Dejamos este tema para otra ocasión.

Fin de nota.

–se requieren mayores territorios. Como se ha visto en el  punto anterior, los fenómenos meteorológicos que se puedan combinar ocurren dónde ocurren, y no siempre cerca.

–que está asociado a una mayor agresividad por parte de quienes lo practican. En principio el desarrollo de esta actividad es compatible con la agricultura y los otros tipos de ganadería, ya que se utilizan precisamente pastos que los estantes o trashumantes no pueden aprovechar, pero hay que ser capaz de proteger los recursos (múltiples territorios vitales en los que no se va tener presencia ni permanente ni frecuente) y bienes (el ganado) frente a múltiples partes que pueden querer utilizarlos para usos alternativos o apropiarse de ellos. Seguramente una de las soluciones a este problema fue instalar miembros sedentarios de la etnia en todas las regiones del territorio distribuido, para un mejor control de los recursos. Ya hemos comentado que las posibilidades del pastoreo nómada no parecen ser muchas. Por lo tanto la flexibilidad es poca (lo cual incrementa la agresividad) y las posibilidades de desequilibrio muchas. Cuando por lo que sea el equilibrio nómada se rompe, se inician los procesos de dispersión y sedentarización, que normalmente adopta el modo de conquista de civilizaciones sedentarias,

–debido a la tipo de territorio, extenso y distribuido, el pastoreo nómada está asociado al desarrollo de actividades comerciales a gran distancia, digamos de comercio internacional y,

–está asociado a un nuevo tipo de organización familiar. No vamos a profundizar en este complejo tema.

–a un nuevo tipo de vivienda permanente, la tienda (que posiblemente ya existiese entre los trashumantes).

La idea general del pastoralismo nómada está clara. Otra cosa es como se aplique en cada zona del planeta. No parece que el pastoreo nómada de las grandes estepas euroasiáticas tenga  mucho que ver con el pastoreo nómada de las zonas áridas.

2. Consideraciones históricas.

El pastoreo nómada es un estilo de vida  que en Oriente Medio emergió, según nos informan los arqueólogos sólo a partir de mediados del IV milenio antes de Cristo. Fue por lo tanto una innovación del Bronce. Para más detalle sobre esto se puede ver por ejemplo el siguiente artículo, del cual extraemos una interesante imagen. 

Chronology of the Jafr Prehistory and Protohistory: a Key to the Process of Pastoral Nomadization in the Southern Levant

Sumio Fujio

La question de l’établissement d’une séquence chronologique est primordiale dans le cadre de l’archéologie de la Badia du Levant Sud, afin de permettre de définir une typo-chronologie des différentes structures rencontrées dans les périphéries désertiques. Les sites du Bassin d’al-Jafr, dans le sud de la Jordanie, permettent d’apporter des éléments de réponse significatifs sur cette question. Les recherches effectuées dans cette région ont montré que l’occupation post-pléistocène a commencé au cours du PPNB par le développement d’établissements agro-pastoraux dans le Wadi Abu Tulayha et à Wadi Ghuweir 17, suivi par la première Phase d’occupation pastorale nomade dans ce secteur, représentée par les nécropoles ou les sanctuaires ouverts du PPNC/Néolithique récent à Harra al-Juhayra et Qa’ Abu Tulayha West. Ce processus a abouti à la mise en place de sociétés véritablement nomades de l’âge du Bronze ancien, attestées par les champs de cairns funéraires du Wadi Burma et Tal’at ’Ubayda. À travers une synthèse de ces données issues des recherches entreprises dans le Bassin d’al-Jafr, une séquence chronologique de l’occupation pastorale préhistorique et protohistorique de ce secteur est proposée à titre provisoire dans cet article, permettant d’aborder la question du processus de développement du phénomène pastoral nomade à une échelle géographique plus large.

pastoral-societies

Antes sólo se encuentra evidencias de pastoreo estante y trashumante.  Es decir es un nuevo rasgo, una novedad que emerge en el Bronce. Y es un rasgo que hace del Bronce una época muy diferente al Neolítico, dónde la vida de todos, agrícolas y ganaderos, se movía en un entorno mucho más local. Podemos decir que sólo en el Bronce, con la emergencia del pastoreo nómada, surgen las relaciones internacionales (sean políticas o comerciales) a larga distancia.

En las Estepas euroasiáticas la investigación está muy contaminada por la cuestión lingüística y no quiero perder horas en determinar el estado actual de la cuestión, pero al parecer el pastoreo nómada también es una innovación del Bronce. Aunque algunos hierristas son radicales al respecto: From Anatoly Khazanov (the grand-father of nomadic studies) “The Indo-Aryans could not be pastoral nomads, since there was no such thing in the Bronze Age. Los interesados pueden leer este artículo que a mi no me ha aclarado del todo la cuestión. E identificar arqueológicamente el pastoreo nómada, tal  y como lo hemos definido, seguramente sea  mucho más difícil en esta zona en la que todo parece pasto. Y otro artículo similar: Multiregional Emergence of Mobile Pastoralism and Nonuniform Institutional Complexity across Eurasia.

En Irán la actividad empezó más tarde, según nos informan en este reciente libro: Potts 2016 – Nomadism in Iran: From Antiquity to the modern era (New York: Oxford University Press). El autor no está de acuerdo con el origen autóctono y neolítico de la actividad en la región que han señalado otros autores (que quizás hayan confundido pastoreo estante o trashumancia con nomadismo). Nos habla de un origen de esta actividad en esta región en el Hierro (no antes de los siglos intermedios del  primer milenio antes de Cristo) y de varias oleadas desde entonces: la indoeuropea la primera (Medos, Persas, Partos), la turco-mongola (turcos Oghuz) la segunda en la Edad Media (siglos XII a XIII) y la de las tribus Qezelbash (bajo las dinastías Safávidas y Qajar). El autor difiere en sus conclusiones con respecto a otros autores, tal y como vemos en este otro libro, capítulo 8, titulado Nomads, Tribes, and the State in the Ancient Near East: Cross-disciplinary Perspectives. Edited by Jeffrey Szuchman. 2009. Y estoy de acuerdo, se refiere a trashumancia.

El capítulo 7 de este otro libro es también muy interesantes con consideraciones muy relevantes para esta entrada. El autor,  en contradicción con el arqueólogo que hemos mencionado antes y con lo que nosotros mismos pensamos considera que el pastoreo nómada puro, no aparece hasta el final del primer milenio. Al margen de esto aporta más datos que  nos hacen pensar que el pastoreo nómada pre-camello y/o caballo es más complejo todavía de lo que pensábamos. La ecuación consiste no solo en resolver el problema de los pastos estacionales  complementarios sino también en disponer de fuentes de agua cada cierto tiempo (unos 30 km máximo), necesarias para cabras y ovejas, e incluso burros. Y del mismo autor otro interesante artículo (The size of herds among pastoral nomads) en el que trata sobre el tamaño de los rebaños. Dos problemas que se estudian al respecto es el tamaño mínimo (por debajo del cual la actividad no es sostenible) y el tamaño máximo (por encima del cual no es manejable).  Acotando, acotando…¡¡ pura matemática !!.

Otras zonas interesantes de pastoralismo nómada son las regiones africanas del Maghreb, del Sahara y del Sahel. En el Sahel concretamente nos encontramos con los Fulani. Y en el Sahara central tenemos a los enigmáticos Tuareg. Ya hemos hablado de ellos en otras entradas, pero queremos analizar estos pueblos con este nuevo punto de vista. Lo haremos en otra ocasión.

Por lo ya comentado, está claro que estantes, trashumantes y nómadas pueden coincidir en un mismo punto geográfico al mismo tiempo.

El lector que haya llegado hasta aquí tendrá tan claro  como el que escribe estas lineas que, si desde el punto de vista teórico el paso de la idea de trashumancia (dos pastos estacionales que combinen dos fenómenos meteorológicos) a la idea de pastoreo nómada (múltiples pastos estacionales, con múltiples fenómenos meteorológicos) es casi inmediato (cuando se está sobre el terreno y con la necesidad de aumentar los medios de vida; desde el despacho está menos claro que sea evidente: a mi me ha costado comprender la idea, y lo mismo  a los expertos que  he leído que siguen dando unas definiciones o caracterizaciones de esta actividad un poco artificiales), su implementación en la realidad, incluso cuando se tiene ya la idea en la cabeza, es altamente compleja. Cualquiera tiene un conocimiento local de los fenómenos meteorológicos de su zona y de los pastos estacionales a ellos asociados, pero no de los de otras zonas. Pensemos por ejemplo en el territorio nómada de los ¿ acadios? y amoritas, su amplitud y la cantidad de fenómenos climáticos que combina. ¿ Como llegaron a configurar este territorio ?. Pensamos que el vector que facilitó el pastoreo nómada fue el comercio a larga distancia. Gracias a su implicación en este comercio, los pastores semi-nómadas podrían adquirir conocimientos de tierras lejanas, de su clima, de los pastos y fuentes aprovisionamiento de agua entre pasto estacional y pasto estacional etc….En Mesopotamia, en el período de Uruk, esta ciudad ya tenía colonias en el norte, en el  Khabur. Es posible que sociedades agro-pastoriles de esta zona se viesenimplicadas en estas actividades. Lo mismo sucede con respecto al comercio Levante Sur-Egipto.  En otros casos, sería necesaria una exploración que seguramente duró generaciones. O igual hubo un momento en el que la presión demográfica hizo que algunos individuos asumiesen riesgos.

3. Expansiones linguísticas.

Varios de los grandes grupos lingüísticos que todavía sobreviven hoy comenzaron a expandirse en este periodo o más tarde y seguramente los pueblos que hablaban estas lenguas originalmente practicaban este estilo de vida: las lenguas indoeuropeas, las lenguas semitas o las lenguas turcas. Como ya hemos comentado probablemente al inicio, la expansión fue completamente pacífica. Pero luego eventos climáticos o  de otro tipo iniciaron  los procesos de dispersión y sedentarización.

Por diferentes motivos he estado  mirando en detalle el tema de las lenguas semitas y claramente están asociadas con la emergencia del pastoreo nómada. Las grandes dispersiones de semitas (por este orden acadios, amoritas, arameos en las estepas del norte de Oriente Medio y sudarábigos, hebreos y árabes en las del sur) son bien conocidas y siguen todas (las de la era del burro) un mismo patrón.

Sobre las lenguas indoeuropeas que finalmente ocuparon extensiones mucho mayores de Eurasia el tema es mucho más complejo y no vamos a entrar en detalles. Cabe considerar la posibilidad de que los pastos estacionales libres que aprovechasen fuesen, entre otros, de alta montaña y que los extendiesen artificialmente a costa del bosque.

¿ Bajo que mecanismos se acabaron imponiendo estas lenguas ? Antes de comentar las siguientes especulaciones 🙂 recordamos al lector que en las épocas sobre las que hablamos no había internet, ni en la ciudad ni en el campo. El campesino de comunidad aldeana vive en un mundo cerrado e invariante, dónde la mayor comunicación es con objetos más que con sujetos, y dónde por repetitiva, rápidamente el interés por  comunicarse con sus paisanos se pierde.  Al contrario el nómada es un personaje que ha visto mundo. Un cosmopolita. Más aún, para el aldeano neolítico

marsh-arabs

ethiopian-people

el nómada era un marciano.

traje-escita

caballo-escita

Nota. Ya hemos utilizado esta imagen del traje escita o similares en otra ocasión. No dejamos de sorprendernos al ver este traje, que todavía hoy en 2017 nos parece del futuro. No dejamos de imaginarnos la escena de un aldeano Neolítico, o de la Antigüedad, parecido seguramente a los que aparecen en las otras fotos que hemos presentado, al ver por primera vez a un nómada vestido así entrando en su aldea, y para más inri, bajando de una nave caballo también debidamente adornado. ¿ Llevaría Rolex y Ray-ban, como todo comercial que se preste ?. ¿ Ganó Eurovisión ? ¿ Le contrataron para protagonizar la Guerra de las Galaxias ? Seguro. En fin, la imagen del caballo es nueva. Fin de nota.

Por ello, cualquier cosa que pueda contarle un nómada, que cual Rey Mago, llega además cargado de cuantiosos bienes, nuevas tecnologías y sorprendentes noticias procedentes de países remotos le resultaría mucho más interesante que lo que le pueda contar un paisano sobre los eventos locales, sobre los que al encontrarse in situ, tiene un conocimiento visual de primera mano.

Esto es la teoría. En realidad cualquier cosa que pudiese contar un nómada provenía de otras comunidades aldeanas igualmente aburridas, pero lo aburrido, si es de una región distante, si no se ha experimentado y te lo cuentan aderezado con la  conveniente dosis de fantasía, se puede transformar en una narración altamente interesante. Y el nómada en sus largas travesías entre pasto y pasto tenía tiempo  suficiente para elaborar los aderezos. Esta asimetría es la que hace que el campesino de aldea local tenga más interés en aprender la lengua del pastor nómada que viceversa.

Para que se entienda: los nómadas eran como la televisión o internet hoy y al igual que los sedentarios de hoy aprendemos las lenguas que más se utilizan en estos medios para estar bien informados de lo que pasa mayormente en las zonas en las que no vivimos habitualmente, lo mismo hacían los sedentarios de la Antigüedad.

Anuncios

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: