IP. Lectores RSS, agregadores de contenido y derechos de propiedad intelectual.

Disclaimer.

Esto es una re-publicación de una entrada anterior de enero de 2014. En estas fechas es cuando empezaron mis problemas con Internet, que no han cesado hasta hoy: es un mundo increíblemente pegajoso. En esta primera experiencia aprendí que en internet, sobre todo cuando hay partes internacionales implicadas nadie hace nada por las buenas. Y últimamente, debido al deterioro de la crisis global, no hace falta un contexto global y de internet para que nadie haga nada por las buenas….El tipo tenía una plataforma que vivía (bien, pues el tráfico era brutal) de captar contenidos de terceros. Mi problema era que, además de robarme los contenidos, también tenía otro tipo de contenidos (pornografía blanda convencional, que el llamaba nude art o algo así),  con la que yo no quería que se asociase mi blog. El caso es que independientemente de lo que yo opine de estos contenidos (y los posteriores han sido mucho más graves, si cabe) me perjudican gravemente en mi vida profesional (y  también personal). Yo no pierdo el tiempo gratuitamente peleandome con nadie por nada.    

En fin, estoy recapitulando todo el historial de problemas que he tenido en Internet en general, y con Google muy especialmente, y la que ahora publico es una entrada que redacté cuando apareció mi primer problema con Internet. En este caso el origen no era Google sino una plataforma de RSS que robaba los contenidos y comentarios de mi blog. Me costó dios y ayuda solucionar el problema y tuve que poner incluso una primera denuncia. Creo que en la denuncia policial incluí finalmente a Google dado que no colaboraba.  

Recordamos que los problemas que tengo actualmente no entran

–ni dentro del derecho al olvido,

–ni dentro de la calumnia o injuria de una tercera parte, publicada en un sitio web.

Entran dentro de los de los atentados en contra del honor realizados por el buscador de Google, voluntaria (con manipulación de una tercera parte) o involuntariamente (por el propio funcionamiento natural del buscador), pero igual de dañina. En las dos entradas ya hemos señalado la actitud de Google España en estos casos: lavarse las manos. Lo mismo hará esta empresa en cualquier otro servicio, lavarse las manos.  Si Google España se lava las manos continuamente es porque le huelen a mierda.

De cualquier manera se trata de atentados contra el honor que, en teoría, se pueden denunciar por vía penal  o civil. El honor parece un intangible propio de la Edad Media, sin embargo, el concepto es muy claroEs el derecho que toda persona tiene a la propia estimación, al buen nombre y a su reputación (TC).

Por la vía civil entiendo que estamos dentro del art 7.7 de la Ley 1/82 de 5 de mayo, que reza: “La imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor a través de acciones o expresiones que de cualquier modo lesionen la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación”.   

Por la vía penal tenemos las figuras de la injuria (art.208) o de la calumnia del Código Penal.  “Es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad”. Recordemos que la homofobia, como el racismo y otras actitudes identitarias es un delito. No se si la acusación de prácticas de brujería, de satanismo, la defensa de ideas delirantes entra dentro del delito (hace no tanto la brujería estaba penada con la pena de muerte) pero también lesiona mis intereses. Por no hablar de  otros delitos de los que se me ha acusado previamente en el buscador,  mucho más graves y que tengo plenamente documentados.

Posiblemente también tenga sentido hablar de alguna infracción al derecho a la propia imagen por el uso indebido del nombre. Finalmente tengo pendiente determinar si podemos hablar de responsabilidad civil extracontractual por el maluso completamente irresponsable de un arma mortifera peligrosísima: un buscador de internet. En mi opinión los daños que puede causar un buscador, aunque no son físicos, son incalculables.   

Finalmente creo que también se puede considerar esto un atentado contra la libertad de expresión. Un blog es un medio a través del cual se manifiesta esta libertad. Si yo por tener un blog voy a tener todos estos problemas y cada vez que intento corregir uno de ellos es un laberinto, no me merece la pena. Por lo tanto Google, por no facilitar los medios más adecuados para resolver este tipo de problemas que solo ellos causan (la doble ineficiencia, la doble chapuza: el buscador y la aplicación de resolución de problemas, antes llamada Google webmaster) están cohartando mi libertad de expresión. 

Si finalmente denuncio policialmente, querello o presento una demanda civil cada vez tengo más claro que será contra Javier Rodriguez Zapatero, responsable máximo de Google en España, al que tras el fax enviado ayer tengo por informado de la situación.

Hace no tanto todos estos problemas de honor se hubiesen solucionado de otra manera, entre hombres, y todos estos individuos, como Javier Rodriguez Zapatero, Sundar Pichai, que viven (bastante bien) de la propagación de falsos testimonios, de la calumnia etc…habrían dejado rápidamente su actividad o hubiesen desaparecido del mapa a la misma velocidad.

Nota. He borrado a Larry Page dado que aunque  es el responsable máximo de Alphabet, su implicación con todo lo que tenga que ver con Google es muy indirecta. Fin de nota. 

Esto ya no es posible. Sinceramente no se si hemos ganado o perdido: ahora pululan este tipo de cobardes globales que se esconden en rascacielos, se escudan tras sus secretarias y esgrimen legalismos en vez de espadas. No se atreven ni a ponerse al teléfono. Y encima se creen el rey del mambo. Me pregunto que opinarán sus mujeres, sus hijos o sus padres,  de ellos. En fin los métodos del pasado eran sin duda más democráticos que el juicio y de resolución más rápida.    

Seguimos estudiando el tema desde el punto de vista legal.

Fin de disclaimer.  

Los lectores habituales de este blog sabrán que estoy sufriendo un abuso por parte de una plataforma RSS reader (o lectora de RSS). He decidido que voy a denunciar a la plataforma por infracción. Ya he cerrado la cita con mi abogado en España y me estoy documentando al respecto para  ir informado a la cita. Finalmente ha sido razonable.

En principio el bloguero está automáticamente protegido por los derechos de copy right. Es  decir todos los contenidos que publica en su blog, sea en forma de entradas, sea en forma de comentarios, quedan protegidos y puede  decidir dónde se publican y dónde no.

Pero hay varias cuestiones que hacen el tema bastante más complicado que esto.

Primero, que pasa si aceptas el RSS en tu blog.

Segundo, que pasa con los comentarios de terceras partes en tu blog.

Tercero, la variabilidad internacional con respecto a la legislación en esta materia.

1. Con respecto al primer matiz, el vinculado a los lectores RSS, en mi caso un primer problema es que viene configurado por defecto en WordPress (me acabo de enterar, no lo sabía), tanto para entradas como para comentarios y no sé muy bien como deshabilitarlo (aparentemente no es sencillo). Problema sin solución en mi caso: se confirma que en los blogs gratuitos alojados en wordpress.com (como es el mio) no se puede deshabilitar los RSS, ni de comentarios ni de entradas. Para esto hay dos vías: bien a través de functions.php y

En las webs gratuitas alojadas en “wordpress.com” no es posible acceder a este archivo ni a ningún otro código PHP, como tampoco está permitido instalar plugins o cambiar los estilos CSS. 

bien a través de plugins y

Hola. Lo siento, pero en los blogs alojados en WordPress.COM no puedes subir plugins (no hay lugar donde subirlos ni cómo activarlos). Eso se puede más que en los blogs WordPress.ORG.

Si nos dices que querías hacer o que tipo de plugin querías subir, quizas te podamos sugerir una alternativa.

Y un segundo problema es el legal.  Por lo que estoy viendo, en esto llueve sobre mojado y es una cuestión ya muy trillada (la entrada enlazada es de 2005, muy interesante): ha centrado por ejemplo el conflicto ente los medios tradicionales (la prensa) y los que publicaban sus artículos a través de lectores RSS y a veces los combinaban con los de otros medios a través de agregadores. Del artículo enlazado destacamos:

If the bloggers do choose to pursue the aggregators, their principal tool will be copyright law. There’s no question that bloggers have copyright protection for most of their posts, and copyright is a powerful tool. For example, bloggers should be able to get the aggregators kicked out of the search engines or taken down by web hosts through 512(c)(3) notices.

However, there’s an underlying problem. Many bloggers make feeds of their blog content available for all comers through RSS (a/k/a “Really Simple Stealing”–a phrase generally attributed to Jason Calacanis). This raises a question that has become the buzz among lawyers and SEM–if a blogger makes a feed of his/her blog available, what can others do with that content?

Otro enlace interesante es este.

2. Con respecto a los comentarios desconozco ahora mismo el estatus de su propiedad intelectual. El titular de la  empresa que está abusando de mis contenidos (de los comentarios que aparecen en el blog, de los míos y de los de terceras partes).  Cuando le solicité que cortase todo tipo de relación entre mi blog y su site de RSS lo único que hizo (a los tres días y forzando la situación a través de la publicación de una entrada en mi blog que respondía a su agresión con otra agresión; por las buenas, nada de nada) fue eliminar los comentarios de los que  yo era autor (en este sentido la medida de publicar la entrada fue parcialmente eficaz; la he tenido que republicar para ver si consigo que elimine todos los demás y corte cualquier tipo de relación de su lector de RSS con mi blog; a esto se sigue resistiendo; si  es legal, no me lo ha comunicado,todo lo contrario, me ha pedido las URL de las páginas que quiere que elimine pero luego no ha hecho nada). Ahora me doy cuenta que quizás sea  un pícaro/a que sepa que en EEUU esto es permitido. Tema a investigar.

Veo un problema con los RSS. Supongamos que alguien hace un comentario en mi blog que se replica automáticamente a través de los RSS, como el de mi infractor. Un par de días después este comentarista solicita eliminarlo por lo que sea. Yo lo elimino, pero no se elimina del RSS.¿ O si ?.

3. Finalmente en relación a la variabilidad internacional de la legislación, poco se puede hacer salvo aceptarlo y aprender la legislación del país dónde se realiza la infracción. Eso es lo que estoy haciendo, estoy estudiando la legislación al respecto en EEUU / USA.

Por otra parte la realidad es que Internet es un territorio muy especial, una tierra de nadie. Mi infractor es de origen o nacionalidad no solo desconocida sino que también, por su nombre, inclasificable. Podría ser incluso de Marte. A mi por su comportamiento me parece posible. Tiene domiciliada su empresa en Santa Clara, San Francisco.  La IP de su página web es de un ISP de New Jersey y las IP de los servidores dónde las tiene almacenadas son de varios ISP de Alemania. ¿ Que legislación se debe de estudiar para atacar al infractor ?  ¿ La del Estado de San Francisco, la del Estado de New Jersey, la Federal o la de la República de Alemania ? A saber…Yo cada vez soy más partidario de que le  metan mano a este desorden dónde reina la impunidad.

Actualización. 

He tomado la siguiente medida, espero que disuasoria para los XXXX o XXXXX de todo el orbe (y posiblemente también para todos los ya “no-comentaristas” del blog). He puesto la siguiente nota legal:

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Joer, me ha salido la frase de un tirón, como  si hubiese nacido pá escribir esto🙂

La primera medida es un poco (muy) radical, lo reconozco, y va a ahuyentar a los comentaristas del blog (como se pueden contar con los  dedos casi de una mano esto no va a cambiar nada🙂. Y creo que lo comprenderán).  Ya se que es poner puertas al campo pero espero que la combinación de ambas me autorice a iniciar acciones legales contra este o individuos similares.  

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: