Trade Lane Megacities. Recopilación de enlaces octubre 2015 (1).

1. Sobre la de automatización de los puertos de EEUU.

Enlace muy interesante.

2. Predicho por la hipótesis Trade Lane Megacities. La emergencia económica de Colombia.

3. La apuesta de las empresas españolas por Colombia.

En consonancia con el enlace anterior.

4. La internacionalización de la cultura de ocio española.

Fallida: Chocolate con churros en China

Exitosa:  Grupo Pachá.

5. Historia de la ruta de la seda.

6. La nueva ruta de la Seda: situación actual.

7. Libro. By Steppe, Desert, and Ocean: The Birth of Eurasia.  by Sir Barry Cunliffe (Author). Se publicará en breve.

8. El informe mundial sobre las drogas 2014 (documento de la ONU).

He estudiado este tema en relación a la entrada anterior, sobre las culturas populares urbanas contemporáneas, que han incluido el consumo de estupefacientes como uno de sus rasgos. Parece que afortunadamente, todo esto está cambiando.

En ella hemos señalado también algunos posibles defectos del experimento Rat Park.

9. La organización industrial del mercado (ilegal) de drogas: opiaceos (documento de la ONU).

Idem anterior.

No existen datos 100% fiables y las estimaciones del tráfico se basan en los decomisos. Es un sector que se está profesionalizando cada vez más, como se pone de manifiesto por el volumen de los decomisos, cada vez mayor. Lo que empezó como un tráfico de emprendedores individuales, evolucionó primero a negocios familiares y ahora a complejas estructuras que implican jefes de la guerra tribales,  mafias y funcionarios corruptos que están dispuestos a mantener un tráfico de volumen usando una fuerza  que se pueden pagar: ¿ que me envías a la policía ?. No me preocupa: tengo los armamentos más avanzados y estoy dispuesto a utilizarlos en cualquier momento para defender mi negocio.

Este mercado es realmente singular. Algunos rasgos:

a) La producción está muy concentrada. El 85% de la producción mundial de opiáceos se localiza en Afganistán.  Otros productores son Birmania (que abastece a China) y México (que abastece a EEUU). El mayor consumo se concentra en Europa (UK es el mayor consumidor en término porcentuales en la UE)  y Rusia.

b) Afortunadamente, lo que existe actualmente, es un consumo de mantenimiento (al menos en Europa): prácticamente no se crean nuevos consumidores, los que consumen este producto son los  que se convirtieron en adictos en la última epidemia. Última epidemia quiere decir que hubo otras anteriores y por lo tanto no se deben de descartar otras posteriores. De hecho es posible que actualmente EEUU esté viviendo una actualmente.   Las nuevas generaciones no han visto lo que hemos visto los que hemos presenciado una de las epidemias y para ellos puede ser un estupefaciente más con el que se puede experimentar (y ojo, en la anterior epidemia la edad de mayor riesgo de adicción era entre 14 y 21 años, lo cual no descarta obviamente riesgo en edades posteriores, que si son con pleno conocimiento de causa, se deberían considerar opciones personales). Realmente, sin ninguna duda, ningún tipo de estupefaciente es recomendable (incluyo, además de los sospechosos habituales, el tabaco, alcohol o café; el cacao, y utilizo esta palabra para no dar lugar a equívocos, queda dispensado), pero parece comunmente aceptado que pueda haber una diferencia de grado entre unos y otros. Realmente aunque todos percibimos que hay una barrera entre alimento y droga, las fronteras pueden ser borrosas, como en el caso de algunos de los citados anteriormente.

c) Cuanto más caro es el producto, peor es su calidad: a medida que va pasando por la cadena de distribución su calidad va disminuyendo. Este primer rasgo es realmente curioso. Desconozco si hay otros sectores con este rasgo.

d) el segmento de opiáceos es  el  más rentable del sector de estupefacientes y también es el producto más adictivo.

e) Sus redes comerciales se auto-organizan en forma piramidal, con crecimiento exponencial: en los últimos eslabones de la cadena de distribución el consumidor suele ser también un distribuidor que busca su propio mercado actuando como prescriptor en su circulo más cercano. Cuanto más adictivo es el estupefaciente, mayor es la velocidad de crecimiento del consumo en caso de epidemia.

f) El transporte predominante es el terrestre, por carretera.

Como se ve los rasgos d) y e) conspiran para que si se le da tregua su consumo crezca de manera exponencial. El rasgo f) es un cuello de botella gracias al cual, conjuntamente con el rasgo c) EEUU pudo cortar rápidamente los anteriores conatos de epidemia (John Lenon comentaba que el y su pareja comenzaron a consumir este tipo de estupefaciente y que se libraron de la adicción por la mala calidad del producto que les pasaban). Por eso veo preocupante para EEUU el desarrollo relativamente reciente de la producción en México (que por lo visto ha desplazado a Colombia), que conecta directamente y de manera múltiple por carretera con éste país y entre los cuales hay menos escalones de distribución y por lo tanto llega al consumidor final un producto de mejor calidad (más puro).

Por otra parte las causas de la actual posible epidemia de EEUU son múltiples: a las propias de la epidemia que sufrió Europa en los 70 y 80, se une una clásica (adicción iatrogénica) que suponía  un volumen pequeño pero ahora es más masiva debido a la generalización de la prescripción médica de ese tipo de medicamentos en EEUU. Resulta que los opiáceos ilegales son más baratos y los consumidores de medicamentos se acaban pasando al estupefaciente ilegal, más adictivo, para ahorrar ¿¿??, cuando el seguro ya no les paga el medicamento legal (more than two-thirds of heroin addicts have previously abused prescription painkillers).

Nota. El lector habitual del blog ya conoce mi interés por la estimación científica de determinadas estadísticos vínculados a hábitos sociales que,  como es bien conocido, son complicados de medir y nos debemos de conformar con aproximaciones (hábitos sexuales, estadísticas de criminalidad, visitantes de blogs: ya hemos comentado la adicción a las estadísticas de los blogueros…; salvo el último no son temas que me interesen especialmente, pero sí me interesa la dificultad que hay en medirlos con una estimación aceptable; parecen ser el límite de estos métodos) son algunos de los temas sobre los  que hemos hablado en anteriores entradas. El consumo de estupefacientes es uno de los hábitos más complicados de estimar. En EEUU se realiza todos los años una encuesta al respecto. En la página 113, la metodología dónde se puede detectar ya un primer defecto, seguramente inevitable: Excluded from the survey are persons with no fixed household address (e.g., homeless and/or transient persons not in shelters), active-duty military personnel, and residents of institutional group quarters, such as correctional facilities, nursing homes, mental institutions, and long-term hospitals.

Los datos de la encuesta ciertamente indican que hay un incremento del consumo de esta sustancia desde 2010 con respecto a los años anteriores comparables (2002-2009) pero tampoco parece que se pueda hablar de epidemia. Es posible  que hagamos  una entrada específica sobre ella.   Fin de nota. Fin de nota.

Como hemos comentado en la anterior entrada este tema no parece causar excesiva preocupación en EEUU, que se debate entre el intervencionismo y el laissez-faire. No vamos a entrar en el debate prohibición legalización, ya que no hemos estudiado el tema en profundidad y no tenemos posición [de momento nos orientamos más hacía el prohibicionismo, incluso de estupefacientes llamados blandos, es más creemos que la permisividad con el alcohol y ciertos medicamentos legales (lo legal hoy no debe de identificarse con los bueno; recordamos que la heroina fue legal durante una decena de años; quien escribe estas lineas no toma ni aspirinas desde hace miles de años…) no es del todo positiva;  y seguramente no cambiaría de opinión; por otra parte la criminalización del consumidor tampoco parece la mejor solución; tampoco la demonización; seguramente la mejor manera de calificar el fenómeno es como epidemia, aunque no puramente biológica pues tiene elementos sociológicos y cuturales; si se ve como epidemia se convierte en un problema de salud y se aplican las mismas técnicas, por ejemplo la  cuarentena; un artículo de los  80 en España en el que defienden un enfoque similar]. Remitimos al lector interesado al artículo de wikipedia. Comentan que el alcohol, tiene un consumo del 90% allí dónde está legalizado. El tabaco llegó a tener tasas de consumo  del 60%. ¿ Pasaría lo mismo  con otro tipo de drogas de ser legales ?.

Relacionado. La situación de los estupefacientes en España durante la primera globalización. El artículo incluye una buena descripción del San Sebastián de la edad de oro. La ciudad era  ya contemporánea,  pero la sociedad y actitudes se parece más a la del Antiguo Régimen. El ocio nocturno se desarrollaba en dos espacios de tipo cabaret, que no sentaron del todo bien a algunos:

Por ejemplo, la prensa tradicionalista se posicionó en las antípodas. Así, según el Diario Vasco, órgano oficial del partido carlista, dichos cabarets no eran sino “centros que, pareciendo de recreo, son de orgía y desenfreno […] de lascivia, embriaguez y demás excesos de la bestia humana […] focos de corrupción y desorden […] antros disfrazados de «restaurants»”, es decir, “refugios, mejor o peor disimulados, que sirven de solaz y escandalosa distracción […] focos de verdadera inmoralidad […] tugurios”. Por su parte, el periódico integrista La Constancia los consideraba como lugares “donde se atropella impunemente la moralidad y se cometen repugnantes escándalos, verdaderas orgías, en que la liviandad corre pareja con la borrachera” y, por tanto, locales “corrompidos y corruptores […] centros de corrupción disolventes de toda sociedad honrada, laboriosa y cristiana”.

El artículo, que describe un suceso muy puntual, lo escribe un descendiente (intelectual) de Antonio Escohotado, y además del artículo reseñado ha escrito varios libros sobre el tema, por ejemplo: Drogas y Cultura de Masas (España 1855-1995)

Su “maestro” es un autor muy conocido en España e incluso a nivel internacional (sería el homólogo en España de Hoffman o Shulgin, otros individuos que quieren imponer una (peligrosa) visión de las drogas diferente de la habitual). Ha escrito una historia de los estupefacientes por lo visto bastante completa (1989) y libro que tiene el valor de estar escrito por alguien que ha experimentado con todas las drogas posibles. Es más el autor no sólo ha experimentado sino que se autodeclara politóxicomano (en concreto en 2005 se declaró consumidor de heroína desde hacía unos 35 años; nosotros, reconociendo que esta no es la única manera de evaluar este caso, a esto lo calificaríamos de adicción, cierto que controlada y disfrazada de otra cosa (¿ 35 años experimentando?), pero adicción al fin y al cabo,y reconozco que  utilizar la palabra adicto y no usuario ya es una opción; diría es prueba de que se puede tener una adicción controlada a este estupefaciente, lo cual ya era conocido, pero no de que se puede tener una relación continuada sin caer en la adicción; desconocemos si sigue siendo usuario al día de hoy, pero este escritor es la mejor prueba de que este estupefaciente es altamente adictivo; otro tema es que todo esto reste valor a su obra).

Es también uno de los firmes defensores de la legalización de estupefacientes. Firme y ciertamente valiente, lo era ya al menos desde 1982, cuando en España se estaba experimentando lo peor de la epidemia de estupefacientes, y lo declaraba públicamente, por ejemplo en el programa La Clave de ese mismo año; lo declaró también en Argentina en 1996 lo cual por lo visto causó un revuelo bastante considerable. Valiente porque éste es un tema en el que seguramente no era fácil estar a la contra. Las diferentes reacciones en la España de 1982 y la Argentina de 1996 dicen mucho. Aclaramos que el discípulo no es ni experimentador ni consumidor de estupefacientes, según sus propias declaraciones. Por otra parte recordamos  que Milton Friedman era uno de los anti-prohibicionistas. El autor del primer enlace citado también lo es. personalmente no entiendo muy bien porqué todo el mundo considera que están fracasando este tipo de políticas públicas: no está disminuyendo el consumo de manera espectacular pero tampoco se está incrementando. ¿ Preferiríamos tener un 10 o 20% de consumidores habituales de opiaceos aunque estos no creasen los problemas sociales que crearon los de la oleada del 70 ?. ¿ No se crearían otros ?. Si se dan las condiciones, las epidemias se extienden con y sin prohibiciones. Seguramente el debate prohibición-legalización es un debate falso. Ya digo que no he estudiado en profundidad el asunto y a lo mejor  mi  impresión está equivocada…

Finalmente, cabe preguntarse y nos preguntamos, cual es el motivo de que existan este tipo de sustancias adictivas en determinados vegetales: ¿ son adictivas también para los insectos o para otros animales implicados en su reproducción ?. Actualización día siguiente. Prácticamente todas las drogas de origen biológico son metabolitos secundarios: En estudios biológicos más recientes se determinó que la mayoría de los metabolitos secundarios cumplen funciones de defensa contra predadores y patógenos (es decir, son venenos), actúan como agentes alelopáticos (que son liberados para ejercer efectos sobre otras plantas), o para atraer a los polinizadores o a los dispersores de las semillas. 

En particular los alcaloides que incluyen a las drogas más adictivas y otras como las alucinógenas: En cuanto a su estado natural, los alcaloides son esencialmente sustancias presentes en todos los órganos de la planta, pueden encontrarse mayoritariamente

–en hojas (cocaina, nicotina, pilocarpina),

–en flores (escopolamina, atropina=belladona=dilatador de la pupila),

–en frutos (alcaloides del opio, peletiarina, coniina=cicuta=veneno),

–en semilla (piperina, arecolina),

–en corteza (quinina, tubocurarina),

–en la raiz (emetina y cefalina);

la cafeina (no confundir con el grano de café que contiene además de cafeina otras sustancias nutritivas, por ejemplo potasio) es otro alcaloide que se puede encontrar en diversas plantas como el café, té, la  yerba mate, el fruto del guaraná y se debe de considerar una droga (tan es así que mucho de lo que se vende como otras drogas estimulantes es en realidad cafeína en altas dosis); los alucinógenos de origen vegetal o fúngida como la mescalina, la psilocibina y otros también son alcaloides (se discute mucho sobre si su consumo puede ser causa de enfermedad mental; desde luego el vegetal u hongo que las produce no diseña su producto teniendo en cuenta esto y por ello no se debe de descartar la posibilidad); ojo, el cannabis no es una droga alcaloide, es la excepción, lo cual no implica que no pueda tener el mismo sentido y efectos biológicos que éstas y causar los mismos problemas; idem con el alcohol (el etanol se puede encontrar de manera natural en frutas fermentadas y en general se rechaza por los animales, salvo aquellos en los que por su volumen no les causa efecto las dosis disponibles; aunque en el artículo si hablan de algunos casos similares a los humanos: no me vale el caso de St Kitts ya que fueron llevados de manera artificial hace poco a un entorno sin depredadores); la catonina, el estimulante del khat, consumido masivamente en Yemen, es también un alcaloide; la teobromina es un alcaloide presente en el cacao, que pese a que es alimento, también puede ser adictivo):

560px-Metabolismo-secundario.svg

No todos tienen los mismos efectos:

Development_of_a_rational_scale_to_assess_the_harm_of_drugs_of_potential_misuse_(physical_harm_and_dependence,_NA_free_means).svg

Teniendo en cuenta los efectos en humanos (adormecimiento, desapego, visiones alteradas de la realidad, torpeza de  movimientos, comportamientos alterados etc…) diría que la mayoría son en todo equivalentes a otros venenos biológicos que matan más directamente: por los efectos indicados, cualquier animal que los tome quedará prácticamente indefenso ante los predadores.

Otros, los estimulantes es posible que tengan una función más bien polinizadora: al energizar al vector animal dispersor, sea de tipo insecto o de otro tipo, es posible que este ejecute (obviamente de manera inconsciente, como consecuencia no buscada) la tarea de manera más eficiente. Pese a la energización, el final posiblemente sea el mismo que en el anterior caso, en el que actúan depresores del estado de ánimo o distorsionadores de la realidad: una vez realizada su función polinizadora, a la planta de da igual el destino del vector. A la fase de energización (en la que por otra parte el insecto se puede creer Superman y asumir riesgos indebidos), le puede /suele seguir un momento contrario, el de resaca (o  momento de muy baja energía) que se puede sentir solo tras diluirse los efectos de tomar un café, en la cual se pueden dar actitudes y comportamientos similares a los inducidos por los venenos, fase que obviamente no  está exenta de riesgo.

Cuanto más leo sobre estos temas, más me pregunto: ¿ a qué tipo de espiritualidad, a que tipo de mística pueden asociarse todas éstas sustancias: la aceleración del acceso definitivo al más allá, para quien crea que tal cosa existe ?.

Y por lo ya explicado, no tiene ningún sentido afirmar que las drogas (al menos las de origen biológico y seguramente, por extensión y teniendo  en cuenta que las artificiales se diseñan tomando como ejemplo estas últimas) son sustancias neutras. Es todo lo contrario: su función biológica, aquello para lo que han sido diseñadas por la naturaleza no es ser neutras, sino todo lo contrario, sus diseñadores involuntarios han pretendido dotarlas de unos efectos psico-activos muy claros y en cualquier caso nocivos, con consecuencias en general letales, para aquel ser vivo que las consuma. Son nocivas en todos los casos. Otra cosa es que se haya descubierto posteriormente que en dosis más bajas puedan tener algún efecto beneficioso (analgésico), minimizando sus riesgos, pero siempre sin perderlos. Es en estos casos, aplicando el principio de mal menor, y sólo en estos casos, cuando su consumo puede estar justificado.

Por todo lo dicho, el consumo de drogas, más que ilegal, inmoral, peligroso etc…me parece lo más estúpido que alguien pueda hacer. Que  un insecto caiga en la trampa parece inevitable, pero que lo haga un humano conociendo su verdadera naturaleza no tiene otro calificativo.

Fin de actualización.

10. Geografía proporcional a ¿?.  

Dejamos al lector que lo descubra.

CM7y_DqXAAAlD0E

Solución:

Realmente, copie la fotografía sin más y no recuerdo que representaba el mapa. Intentaré averiguarlo.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: