Elecciones autonómicas en Cataluña 2015 (4). Por una Manifestación de la sociedad civil a favor del respeto de la legalidad.

Éste es un mensaje, a quién quiera oírlo, de un bloguero ciudadano de un país de la UE que tras estudiar en detalle la actualidad política en relación a próximas las Elecciones Autonómicas en Cataluña (le he dedicado varios días) se ha quedado extremadamente preocupado. Por edad no he votado a la Constitución española. Buena o mala es la que tenemos y hasta que cambie, si tal evento acaba por realizarse, hay que respetarla. 

Espero que alguien con más capacidad de difusión en redes sociales, con más capacidad de convocatoria que la nuestra, que es mínima, lea éste mensaje y si lo encuentra conveniente pueda transmitirlo para difundir la idea que en ésta entrada lanzamos (comentamos también sobre una posible forma de realizarla; posiblemente ahora mismo o antes se le haya ocurrido la  misma idea a múltiples ciudadanos que seguramente tendrán mejores propuestas). Pueden obviar el citarme (de hecho prefiero que no se me cite). Al final de la entrada explico mis afiliaciones.

Creo que dadas las circunstancias,  según hemos comentado en las anteriores entradas, en relación a la intención declarada por parte de las autoridades de la Comunidad Autónoma de Cataluña de convocar un Referéndum ilegal del  que podría que derivarse una Declaración Unilateral de Independencia en Cataluña, eventos que de realizarse podrían tener consecuencias imprevisibles, lo más conveniente ahora mismo sería un acto público contundente por parte la sociedad civil, completamente al margen de partidos políticos, asociaciones partidistas o de autoridades públicas.

En mi opinión la acción más adecuada ahora mismo sería una manifestación en todas las Comunidades Autónomas exigiendo a todas las autoridades del país que respeten la legalidad vigente. Nada más. Creo que es un exigencia a la que se querría sumar cualquier demócrata, de la  orientación política que sea. Quede claro  que no se trataría de una  manifestación ni a favor ni en contra de la  independencia. Podrían ir perfectamente independentistas convencidos y militantes, pero que estén a favor de que ésta se consiga por medios legales. No se propone una manifestación de confrontación si no de exigencia de que se siga la legalidad, las reglas del juego que todos nos hemos  dado, hasta que se modifiquen, de manera legal, si se da el caso.

Sería deseable aunque no necesario que se sumasen ciudadanos de otros países de la UE, ya que ellos también están afectados por éste problema y, si quieren del mundo mundial, pues también. ¿ Podríamos impedirlo ?

Preferiblemente, sería conveniente también que fuese una convocatoria anónima auto-organizada en redes sociales. Prohibida la participación en la convocatoria de partidos políticos (todos, los nuevos y los viejos, los grandes y los pequeños), o de asociaciones partidistas (idem), prohibidos carteles partidistas, prohibidas adhesiones públicas de políticos o individuos a fines partidistas a la manifestación (el político que se adhiera, que vaya y punto, pero preferiblemente que evite posiciones visibles), prohibidas banderas de ningún tipo. En general se debería de evitar cualquier manipulación que pueda restar en vez de sumar. Prohibido todo mensaje polémico: sólo el respeto a la legalidad vigente a la que todos las autoridades públicas están obligadas. También sería conveniente evitar cualquier tipo de uso o manipulación económica.

Nota. No tengo nada contra los partidos políticos, y creo en su importante función, pero ya se sabe que partido en campaña es menos controlable que lobo suelto en corral de ovejas….Fin de nota.

Las fechas, entiendo, deberían de ser lo más cercanas posibles a la de las elecciones autonómicas en Cataluña, pero en realidad, como todo lo demás, no es una opción meditada y podría haber otras mejores.

Si lo que está pasando comenzó con una manifestación masiva, según el principal protagonista (me refiero a Artur Mas), quizás termine con otra similar . 

Que sea la fuerza de la calle contra la fuerza de la calle, y no otro tipo de fuerzas, que nadie desea, las que solucionen el problema. 

Actualización 1, mismo  día unas horas más tarde.

Con respecto al tipo de fuerzas que nadie desea que se utilicen quiero ampliar algunos comentarios para aclarar a que me refiero.

Sobre la posibilidad de Guerra Civil, no debemos de olvidar que ayer el Ministro de Defensa actual declaró que se defendería la legalidad; y que hoy mismo Artur Mas ha realizado declaraciones sobre el eventual Ejército de Cataluña.

A mi personalmente Mas me empieza a parecer un iluminado  (de la muy conocida e infame tipología nacionalista, a los que si se les deja crecer la acaba montando; ya conocemos muchos casos anteriores similares; pero ojo: es una mera impresión personal desde lalejanía, que varíara según me vaya documentando, pero es una visión que parece que otros más cercanos empiezan a compartir, y que podría modificaren función de acontecimientos), que con el paso que ha dado se ha, primero, desclasado “casándose” con correligionarios de un perfil muy diferente al suyo y que, segundo, ha entrado en una vía irreversible dónde sólo le queda la huída hacía delante, estrategia que le puede salir bien o  mal. Ni el político con más cintura podría reconducir su carrera tras éste paso, si los  resultados electorales no fuesen los esperados. Por lo tanto a día de hoy, se puede esperar todo de él. Muchos de los que le acompañan ya se han implicado demasiado y les está empezando a pasar lo mismo. Cuando escucho declaraciones, me parecen mucho más sensatos y razonables otros que en principio deberían de ser mucho más radicales.

Con respecto al Golpe de Estado, puede ser que, en función de resultados electorales, el Ministro de Defensa que ha realizado esas declaraciones que comentábamos anteriormente ya no esté en su cargo tras las elecciones generales y esté otro de otros partidos cuyas intenciones y capacidad de gobierno se desconocen. Dependiendo de como reaccione el nuevo Gobierno, no se pueden descartar, ante hechos consumados, reacciones de un ejército que a lo mejor muchos ciudadanos apoyarían. No olvidemos que las cuestiones territoriales son las más sensibles, las que nublan más la mente.

Reconozco que ambos acontecimientos no son los más probables. Al final, tras los fuegos artificiales de la campaña, si los implicados no son iluminados, las cosas se acaban reconduciendo, pero opino que no se tampoco pueden descartar.

Fin de actualización 1.

Actualización 2.  Idem.

Admito  que haya ciudadanos que consideren, incluso no sólo admito sino que lo puedo compartir que en general tiene que ser así, que los temas políticos no se resuelven en la calle sino  en las elecciones, en el parlamento, dialogando o negociando los representantes elegidos en los despachos que para eso se les paga a los políticos. Pero insisto, por un lado el líder que se ha sumado al programa de actos ilegales lo ha realizado, según sus propias declaraciones por observar determinadas manifestaciones masivas.

Y por otro lado, hay ocasiones excepcionales, extremas, en las que llegados a un punto, una manifestación pacífica de la ciudadanía, si tiene un apoyo masivo, puede cambiar sensibilidades, actitudes y decisiones.  Desde que existe la democracia, la manifestación es una herramienta más de expresión de opinión y de deseo de la población, y no  todos los días, pero a veces hay que utilizarla.

Fin de actualización 2.

Full Disclaimer. 

Soy un

ciudadano español como otro cualquiera (madrileño de nacimiento y actualmente residente en Madrid), extremadamente preocupado por el curso que están tomando los acontecimientos  con respecto a Cataluña, tema que no seguía pero he estudiado en profundidad en los últimos días. 

No pertenezco a ningún partido político. Tampoco simpatizo con ninguno especialmente. Nunca he votado al PP (tampoco en general a ningún otro partido, no suelo votar, me fío del criterio del resto de ciudadanos; concedo que ésta no es la actitud más cívica) , pero tampoco excluyo votarle en algún momento (mi voto cuando lo  emito no es dogmático). 

No trabajo (actualmente) en ninguna investigación vinculada a ningún partido político, ni (actualmente) en ningún proyecto financiado por ninguna institución pública, ni (actualmente) en ningún proyecto vinculado a ninguna organización empresarial.

En cualquier caso soy un demócrata convencido y creo que el respeto a la legalidad (en éste caso a la Constitución) es “sagrado” en cualquier caso.  No tengo  nada en contra de los habitantes de Cataluña, que en mi opinión ha tenido hasta éste momento una trayectoria política impecable y ejemplar.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: