Desarrollo. Recopilación de enlaces, junio 2015, 2.

Nueva edición con múltiples sugerencias de lectura.

1. Tres eventos de Start Ups en España:

Challengers. 17-18 de junio 2015. Palau de congresos de Cataluña, Barcelona. 150 euros.

South Summit. 7-9 de octubre 2015. Las Ventas, Madrid. 110 euros

4 years from now. 22-25 febrero 2016. Barcelona. 199 euros.

Fuente.

2. Libro. El descubrimiento del futuro. 2014.

En un par de entradas anteriores (que ahora no recuerdo bien) hemos hablado sobre las concepciones del tiempo en la historia. Por ello me llamó la atención éste libro.
Presentación.
Podría pensarse que, al igual que nosotros, todas las generaciones pasadas han tenido ante sí un futuro hacia el que orientaban su vida. Y, sin embargo, el hecho es que la idea del futuro es aún relativamente joven; no se formó, en Europa occidental, hasta los siglos XVI y XVII y está estrechamente relacionada con un concepto novedoso de la historia que, por vez primera, concibió el devenir histórico como un proceso coherente de la evolución de la humanidad.
En esta obra seminal Lucien Hölscher muestra cómo la vida presente se ha ido orientando cada vez más hacia el futuro, un proceso cultural cuyo punto culminante parece haberse sobrepasado. Las malas experiencias con las utopías sociales y la creciente crítica al progreso técnico han conducido a un escepticismo sobre el futuro que está muy extendido en nuestros días. Hoy se ha vuelto cuestionable, incluso, si el futuro del siglo XXI será todavía apropiado para abrir un espacio en el que puedan realizarse fines políticos y culturales de la humanidad.
Nunca la historia del futuro en Europa se ha expuesto con una claridad, intensidad y perspectiva semejantes. Una obra magnífica que complementa la tradicional historia del pasado con el fascinante aspecto de su cambiante autopercepción en el espejo del futuro. También el futuro tiene su historia.
Reseña.

3.  Libro. Historia del pensamiento filosófico latinoamericano: Una búsqueda incesante de la identidad. 2004. Autor: Carlos Beorlegui.

Ojo, no es exhaustivo (aunque si bastante amplio): el autor ha seleccionado con prioridad a los autores que han reflexionado por la identidad latinoaméricana.

Reseña.

Relacionado. En otra entrada de 2014 ya hemos hablado de un libro similar: El pensamiento filosófico latinoamericano, del Caribe y “latino” [1300-2000]. Enrique Dussel y otros. 2009.

Comentábamos: Ya desde el título la obra muestra su audacia, pues califica de Filosofía lo que otros llamarían Cosmovisión: si todas las etnias tienen una Cosmovisión no necesariamente tienen una Filosofía, guía del pensamiento de acuerdo con la razón. En la Introducción(PDF), justifican esta opción, que creo acertada. Por lo demás posiblemente la obra más completa sobre esta temática (en la que para nada soy experto).

Extracto. 

Esta obra fue proyectada, más que como un libro, como el inicio de un movimiento filosófico continental. Es decir, los autores de las contribuciones tienen conciencia de que la tarea que han asumido es de tal envergadura que no pueden sino cumplirla parcialmente. Los trabajos a todo lo largo y ancho de toda la región latinoamericana sobrepasan a los especialistas de la historia o de temas expuestos en el orden nacional. Cuando debe abordarse la temática tal como lo exige una obra sobre la filosofía latinoamericana, se encuentran dificultades tales como la falta de bibliotecas especializadas en este tema regional, de especialistas que hayan tratado los temas, de que se hayan estudiado suficientemente los asuntos para poder instaurar diversas hipótesis que permitan fecundos debates. Todo comienza entonces por obtener los materiales bibliográficos y temáticos necesarios. Esto no se logra en corto tiempo: exige años de perseverancia en los que los autores se dan cuenta de los límites de la empresa. Por ello, mucho más que el lector, son los mismos editores y autores de esta obra los que tienen conciencia de que solo se ha iniciado la extracción de un precioso metal de una rica mina casi inexplorada en su conjunto.

Relacionado. Y otra obra  reciento sobre le mismo  tema en inglés

A Companion to Latin American Philosophy

Relacionado. Finalmente un cuarto título, el más reciente, en el que también está implicado el autor del primer libro citado, como editor.

Guia comares de filosofía Latinoamericana. 2014.

El libro que menos páginas tiene de los tres es el último, con 540. Claramente todavía no existen visiones resumidas sobre este tema.

Nota. Todos éstos enlaces me son de interés para la entrada en preparación (retrasada sine die) sobre el ambiente intelectual en el periodo de la primera globalización.

4. Filosofia italiana e spagnola. Dialogo interculturale. Armando Savignano. 2010. 

Del mismo autor. Panorama de la filosofía española del siglo XX (2008). 

Enlace al Índice.

Nota. Idem anterior.

5. Desarrollo (biológico). El ritmo de la vida o Los ritmos de la vida.

Libro que he visto en formato físico pero no encuentro en Internet. Trata sobre la cronobiología y cubre también de manera muy completa todo lo que tiene que ver con el cerebro rítmico.

6. Libro: La sociedad internacional en el cambio de siglo (1885-1919).

Nota. De interés también para nuestra futura entrada sobre el ambiente intelectual en éste período de primera globalización.

7. Libro. Thomas Nagel. Mind and cosmos. why the materialist neodarwinian conception of nature is almost certainly false.

8. Artículo sobre Stalin.

Extracto.

Mucho más pesimistas, y más lúcidos, los padres del constitucionalismo norteamericano dieron por supuesto que el ser humano tiende a aprovecharse del poder cuando lo tiene en sus manos. Y a partir de ahí montaron unos mecanismos de reparto de poderes, controles y contrapesos, que ponían las máximas trabas posibles a los abusos. El sistema está lejos de ser perfecto, pero ha funcionado mucho mejor que las dictaduras en nombre del pueblo o del proletariado.

9. ¿ Crisis en el ciclo de conocimiento ?.

La sociedad se puede estudiar compartimentándola en cuatro componentes (que nosotros llamamos ciclos por la forma de su organización, cíclica) que operan de manera independiente, cada uno con su propia lógica, aunque están interrelacionados.

Son lo que usualmente se llama política, economía, reproducción/demografía y, el último, todo lo que tiene que ver con la administración del conocimiento (generación, canonización y transmisión), sobre el que vamos a hablar ahora.

Desde hace varios años, y nosotros así lo hemos ido señalando, las instituciones y mecanismos sociales que antes canalizaban de manera adecuada todo lo que tiene que ver con el conocimiento están en crisis.

A continuación algunos enlaces que ponen de manifiesto ésto:

–El fenómeno de las Bellas Durmientes en ciencia. Se puede leer por ejemplo: Anthony F. J. van Raan, “Sleeping Beauties in science,” Scientometrics. [PDF gratis] y más recientemente a “Defining and identifying Sleeping Beauties in science,” PNAS, 2015, doi: 10.1073/pnas.1424329112.  o “‘Sleeping beauty’ papers slumber for decades,” Nature, 2015, 10.1038/nature.2015.17615. Obviamente eliminar éste fenómeno posiblemente sea imposible. Nuevos resultados muy posteriores pueden resucitar un resultado sepultado. Pero se trata de minimizar el fenómeno cuando un resultado está sepultado cuando ya podría causar impacto.

Attention Decay in Science y más en general el método de medida por citas. 

–relacionado con el anterior, las nuevas métricas.

–también relacionado con la masificación: duplicación de datos en artículos científicos.

Sistema Peer review. Este aspecto está puesto en cuestión o en revisión por varios motivos: lentitud (el artículo en general se publica antes on-line por los varios medios disponibles), las alternativas de pago etc…

Conferencias científicas. En un campoque sigo, el de teoría de la computación, los investigadores continuamente se quejan de la organización de las conferencias. La finalidad de las conferencias, en cualquier campo, era la presentación de nuevos resultados, pero: Main consideration: What role should STOC play these days, now that papers are electronically available many months before the conference ?  En ese blog se pueden encontrar múltiples entradas sobre éste tema.

las nuevas formas de financiación de la ciencia, que no  siempre terminan de cuajar.

el e-learning / MOOCs etc…que de alguna manera modifican la identidad y el rol de la universidad.

el impacto de las nuevas tecnologías sobre la vida profesional, que hace cada vez más complicado tomar una decisión sobre la carrera a seguir (cierto que ésta decisión nunca ha sido fácil).

La lista, obviamente,  no es exhaustiva. Me he limitado a picotear algunos temas y enlaces que he visto recientemente.

¿ Cuales son los problemas de fondo que provocan ésta crisis, algunas de cuyas manifestaciones en la fase de generación de conocimiento hemos indicado ? En mi opinión al menos dos:

–la masificación de la  generación de conocimiento (no es lo mismo organizar a miles de investigadores de un campo que a cientos de miles o millones) y

–la existencia de nuevos medios de difusión (básicamente aquellos que ofrece Internet) y

Si tuviese más tiempo haría una entrada en profundidad sobre este tema, sobre el que hemos hablado bastante en el blog hace años. De momento sólo recordar que a lo largo de su historia la organización institucional de la ciencia se ha ido adaptando a los cambios y ahora parece que toca de nuevo.

En éste sentido, un extracto de una entrada que tenemos en preparación que habla de una cuestión más general (sí la de la primera globalización), pero que incluye una breve descripción de como se ha organizado la ciencia:

Cohen en su libro Revolution in Science, capítulo 6, habla de cuatro oleadas de organización de la ciencia.

–La primera, en su nacimiento en el XVII, las Academias (Públicas) / Royal Societies (auto-organización, mecenazgo privado) en las que los pares del conocimiento (cuatro gatos, en general amateurs, aunque también profesores de universidad, con autofinanciación o mecenazgo privado o público) se reúnen para presentar nuevos resultados y determinar lo que es conocimiento. Esta fase culmina con Newton, que además ocupa una cátedra en una Universidad.

–Esta organización se queda pequeña ante el crecimiento de productores de ciencia y a principios del s XIX, en la segunda oleada, emergen nuevas instituciones, que canalizan la producción de nuevo conocimiento, todavía en gran parte por amateurs (como Darwin, una de las cimas del período): son las Associations for Advancement of Science (Alemania, German Gesellschaft Deutscher Naturforscher und Ärzte 1822; Países escandinavos, 1930 completar; British 1832: The Association was founded in 1831[1] and modelled on the German Gesellschaft Deutscher Naturforscher und Ärzte.[2]The prime mover (who is regarded as the main founder) was Reverend William Vernon Harcourt, following a suggestion by Sir David Brewster, who was disillusioned with the elitist and conservative attitude of the Royal Society. Brewster, Charles Babbage, William Whewell and J. F. W. Johnston[3] are also considered to be founding members. The first meeting was held in York (at the Yorkshire Museum) on Tuesday 27 September 1831 with various scientific papers being presented on the following days. It was chaired by Viscount Milton, President of the Yorkshire Philosophical Society, and “upwards of 300 gentlemen” attended the meeting; America 1848,  87 miembros, en 1860 ya tiene 2000 miembros, 1866, no se exigen credenciales para ser miembro aunque se empiezan a emitir fellowships a los distinguidos, Francia 1972.).

–Tercera oleada: implica profesionalización, investigación colectiva, nuevas universidades que incorporan facultades científicas como la John Hopkins, nuevas instituciones de formación tecnológica como el MIT, Institutos de investigación vinculados a universidades escolásticas, como el Cavendish Laboratory de Cambridge, incorporación de nuevas facultades en universidades escolásticas dónde imparten disciplinas científicas, Institutos de Investigación Independientes como el KWG en Alemania, el Pasteur en Francia, Institutos de investigación industriales, aparición de revistas para publicar y revisión por pares, aparición de revistas de alta divulgación, como Nature, Science o la Revue Scientifique (1884-1954). Logros: Electrodinámica de Maxwell, mecánica cuántica, relatividad, genética y síntesis neodarwiniana.

–Cuarta oleada: Grandes proyectos de ciencia pública que emerge durante la IIGM,  Agencias públicas de financiación como la NSA, Grandes Institutos de Investigación pública como la Nasa, Darpa, el CNRS, el CERN, el CSIC etc…Es la oleada en la  que estamos todavía, cuya organización se definió en un contexto dónde los que se dedicaban a la generación del conocimiento todavía eran minoría y pre-internet. Ésta organización ha sido acompañada por múltiples logros, imposibles  de resumir en breves líneas.

Pero…

¿ Se necesita ahora una quinta oleada que reorganice la generación de resultados científicos, en un contexto de explosión exponencial de resultados y de aceleración exponencial potencial de exposición de éstos ?.

10. El lapo azul.

Tal y como había anunciado he borrado la entrada que publiqué hace dos o tres días titulada: Nuevo estudio (DNA Antiguo) no descarta a Renfrew y su hipótesis Indoeuropea.

Sigo manteniendo la posición que se resume en el título, pero no es un tema sobre el que vayamos a bloguear de manera regular (ya está bien cubierto por muchos otros blogs) y por ello lo borro. Para más detalle sugerimos la lectura de esta entrada de otro blog.

De cualquier manera sí incluyo aquí una imagen del artículo de Allentoft que resumen bien el estudio en lo uniparental (la investigación también incluye interesantes análisis autosomales de DNA neutro y de dna sujeto a evolución con expresión fenotípicas).

2015_Allentoft_FigureS6

 

Actualización 20 de junio de 2015. El blog al  que hemos enlazado ha tenido varias réplicas.  La de mayor profundidad, por parte de una antigua colaboradora del blog  Geocities. Hay un consenso por todas partes que el tema no está cerrado, que hacen falta más datos genéticos (y de otro tipo) para decidir finalmente sobre la hipótesis correcta:

In some respects, I agree with Heggarty and in others I strongly disagree. Most importantly, Heggarty and I concur that while the two genetics papers offer evidence of westward migration of people from the Pontic steppes to Europe, they fail to provide “closure” on the issue of “the origins of Indo-European [which] has eluded us ever since linguistic science began, when Sir William Jones first posed this very question in 1786”, as Heggarty puts it.

To summarize, I agree with Heggarty that Haak et al. and Allentoft et al. provide only weak evidence for the Steppe theory, but I dispute his claim that these genetic studies offer stronger evidence in favor of the Anatolian alternative. I think genetics can tell only part of the Indo-European story, furnishing evidence of population movements, but not of language shift.

De acuerdo que no la apoyan, pero tampoco la descartan de momento. Recordamos que Renfrew ha revisado pero sigue afirmando que su hipótesis es la correcta.

 

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: