Arte. Rivalidad.

Velazquez_Diego_Don_Gaspar_de_Guzman_Count_of_Olivares_and_Duke_of_San_Lucar_la_Mayor_ca_1622_27

Richelieu

El_conde-duque_de_Olivares,_by_Diego_Velázquez

richelieu

Comentarios.

No hace falta explicar el juego de palabras implícito en el título. Si el concepto de vidas paralelas es aplicable a dos personajes, lo es más que a nadie al par Olivares / Richelieu. Nacieron casi al mismo tiempo, casi al mismo tiempo llegaron al poder y lo dejaron también casi al mismo tiempo.

Al inicio y al final, lo que es paralelismo se convierte si no en ortogonalidad su en cruces vitales en diagonal, pues si uno fue Conde-duque y no Cardenal, fue por accidente, y si el otro fue Cardenal y no Capitán General Campo fue por intereses “dinásticos” de su linaje. Y si bien los dos tenían una concepción de la Monarquía y del Estado muy parecidos (centralista y absolutista), al final uno tuvo éxito en imponerla y el otro, Olivares, no.

En la entrada anterior hemos mostrado un cuadro de Richelieu (El Cardenal Richelieu y la toma de La  Rochelle) que muestra una visión romántica, extemporánea, de un personaje que con una actitud paciente pero marcial y casi victoriosa, impropia de una Cardenal, con botas de Maestre de Campo y las “faldas” al viento. Sin duda el cuadro es bueno, muy bueno (como buen cuadro romántico lleno de movimiento y muy expresivo en emociones), consigue el efecto que el autor quería, pero no da una imagen fiel del ni del Cardenal ni de su tiempo. Para compensar aquí mostramos dos cuadros suyos contemporáneos (tengo dudas sobre el segundo;  por lo visto era celoso de su imagen y sólo un pintor estaba autorizado a retratarle; por lo tanto el segundo debería ser del mismo autor que el primero o es un cuadro posterior) en los que el personaje posa con una actitud más propia de su posición y cargo, aunque con una expresión más neutra que humilde. Bonete en una mano y la libre  en un gesto en clave. Ambas expresiones seguramente significan algo que se me escapa.

Los dos cuadros del Conde-duque, también contemporáneos, son de Velázquez (el primero con total seguridad, el segundo atribuido). La rivalidad se refiere por lo tanto a los personajes, no a  los pintores. En los dos con actidud que muestra firmeza y aplomo, pero sin arrogancia. En el primer la mirada añade un matiz de desconfianza y en el  segundo de intento de penetración, de incredulidad. En los dos una mano apoyada sobre la mesa y la otra sobre la espada. Esto seguramente sería un recurso del pintor para imprimir realismo. Alguien que posa acaba cansado y se tiene que apoyar. Pero también indica, de manera simbólica, que el Conde-duque no era hombre frívolo, de impulsos sino de decisiones documentadas, casi racionales. Al contrario, la pose de Richelieu en los dos se nos antoja artificial, forzada: ningún brazo puede aguantar mucho tiempo en la postura que adoptan los dos del Cardenal en los dos cuadros, salvo que una fuerza sobrenatural los soporte. Volviendo a Olivares en el primero coge con una mano lo que parece ser una vara (emulando quizás el Tui o bastón de un Pachá de tres colas, pero con el toque de sobriedad propia de un castellano), pero la sostiene a  modo de pluma. Manera inteligente y económica de mostrar, por parte del pintor, las dos funciones propias del cargo del representado. En el segundo un traje con lo que parece ser la Cruz de la Orden de Calatrava en el pecho. Llama la atención que personaje tan relevante no se cruzase en Santiago antes que en Calatrava. Seguramente consiguió el hábito antes que el Validato. Las dos manos libres y ocultando la palma, una apoyada sobre la mesa y la otra sobre la espada, y entre las dos una llave y las espuelas doradas. De nuevo, tanto la localización de las manos como los adornos entre ellas muestran las funciones propias y la importancia del cargo que ocupaba  el personaje del cuadro.

[Nota añadida posteriormente: en el enlace anterior se pueden ver imágenes de múltiples caballeros de las diferentes Órdenes. En el vemos que Olivares abandonó en 1624 la de Calatrava por la de Alcántara. En el primer cuadro aparece con la Cruz de esta segunda orden en el pecho (se ve mal y solo cuando te lo dicen se puede apreciar). El segundo cuadro es por lo tanto anterior en fecha al primero. Nuestro comentario sigue siendo relevante pues en 1624 Olivares estaba en la cima de su poder y si cambió de Orden bien podía haber elegido la que, según algunos historiadores, era l más prestigiosa. Del primer cuadro existen dos versiones y en la segunda se aprecia mejor la Cruz Verde de Alcántara, pero ha desaparecido la cortina. En el segundo enlace, que lo es a un artículo de wikipedia nos comentan que lo que agarra olivares en una mano es una fusta, símbolo de su cargo de Caballerizo Mayor (en el otro este cargo viene simbolizado por las espuelas doradas). La llave simbolizaría su cargo de Mayordomo Mayor, que también aparece de refilón en el otro cuadro. Por cierto las Órdenes militares, aunque fosilizadas, siguen existiendo]

El color y forma de los trajes son lo que tenían que ser. La golilla ¿ ya no estaba de moda en España ?, pero el traje negro si. Los adornos tampoco requieren mayor explicación. O quizás sí, pero no la puedo proporcionar. Por ejemplo, no se que es exactamente la cadena que cruza el cuerpo del cardenal. Sólo puedo afirmar que no es una faja🙂.

[Nota añadida posteriormente: aunque seguramente la cadena dorada que cruza el cuerpo oculta alguna clave no he conseguido averiguar cual es y cualquier interpretación sería mucho más especulativa que las otras que ya hemos realizado. Lo dejamos cómo incógnita. Incógnita que sería interesante poder resolver, pues la cadena ocupa un lugar central en los dos cuadros]

Los fondos sí llaman la atención: el primero de Richelieu es una cortina situada tras una columna, que deja entrever un paisaje clásico, romano, pero no lujoso y por lo tanto Vaticano;  en el segundo cuadro el fondo es inexistente o al menos de difícil intepretación y por lo tanto irrelevante salvo por su oscuridad, que en una primera interpretación literal sólo intenta realzar al personaje. El primero de Olivares, a un lado la cortina palaciega, pero en un espacio cerrado, privado, y en el otro una mesa, de despacho. En el segundo ya ha desaparecido la cortina y el fondo es espartano. Esto puede significar dos cosas:  bien que el personaje está en la cima, bien todo lo contrario, que ha empezado ya su caída. En el primer caso, ya no necesita privar con el Monarca  en Palacio, la delegación es total. En el segundo caso, la ausencia de cortina se debe de interpretar como que se ha iniciado la perdida de confianza, la decadencia: ya no hay privanza sólo burocracia. En cuyo caso en el espacio que ocupa el espectador (el lector del blog en este caso) hay una ventana y Olivares está ya mirando a Loeches.

[Nota añadida posteriormente. Lo comentado en la nota anterior nos permite decidir que ninguna de las dos interpretaciones son correctas. Pero dejamos el comentario dado que en esta entrada no buscamos la veracidad sino solo comentar lo que nos sugieren los cuadros].

Del primero de Olivares llama la atención la sombra.  Es un elemento que parece importante para el pintor pues ocupa casi todo el cuadrante inferior derecho, y personalmente es uno de los que más me gusta del cuadro. Parece ser de mucho menor superficie que el objeto o cuerpo que la genera (recordemos que Olivares era un individuo corpulento). Aunque posiblemente sea un efecto de la posición del foco de luz, esta asimetría entre el cuerpo y su sombra le da un toque no si si cómico o surrealista al cuadro.

Hay otro detalle, que por contraste con el otro cuadro, cabe comentar sobre el primero de Richelieu: por debajo asoma un pie. Al igual que ocurre con la posición de los brazos, por la dirección a la que apunta el pie y teniendo en cuenta la orientación del cuerpo, la postura se nos aparece como artificial. Compárese con la posición del pie derecho de Olivares en el primer cuadro, en el que el cuerpo aparece  en una orientación a la de Richelieu. Sin embargo en el segundo de Richelieu no parece el pie y el personaje parece estar flotando. De  nuevo la aparición de un elemento sobrenatural,  muy adecuado para el personaje que se está representando.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: