El lapo azul (4). Dos matices y una hipótesis.

(Disclaimer. En esta entrada se habla de algunos temas que podrían escandalizar a algún que otro lector. Espero que el lector sepa detectar el tono humorístico de una entrada cuyo contenido “científico”, es decir los matices (más interesantes) y la hipótesis (que comenzó como una ocurrencia o relación circunstancial de dos hechos), son por otra parte completamente serios. También advierto que me estoy introduciendo ahora en estas cuestiones genéticas y por lo tanto es posible que haya algún error en algún razonamiento o cálculo).

1. Ritmo diferencial de reproducción y endogamia.

En dos de las entradas anteriores sobre este tema comentábamos que los análisis de genética somática que proporcionaban empresas como 23andme o similares no podían encontrar conexiones genéticas más allá de 200 o 300 años y que esto se quedaba corto para las familias europeas que “en el peor de los casos” (que en este caso es “familias plebeyas”🙂, es decir la mayoría) pueden armar genealogías documentales con horizontes, en general, de 400  o 500 años.

Esto es así, al menos en España, porque la base documental de estas genealogías suelen ser los registros parroquiales que en España empiezan por ejemplo a principios del XVI (en algunos sitios antes, en otros más tarde). Es más complicado armar genealogías ciertas en base a documentos notariales, dónde, en general, aparecen nombres sin filiación y esta sólo se puede conjeturar.

En fin, quiero matizar la afirmación de entradas anteriores en dos puntos. Pero antes recordamos la proposición básica de genealogía genética: el hijo tiene, en teoría el 50% de la genética somática de cada uno de sus dos padres, el nieto el 25% de la genética somática de cada uno de sus 4 abuelos etc…Es decir si fijamos un ancestro cualquiera, su señal genética se va diluyendo en el tiempo  de forma exponencial y por lo tanto muy rápidamente, de tal manera que a partir de un corto número de generaciones la señal, la proporción genética teórica de este ancestro que nos queda, sería mínima…

…salvo que:

[Nota al margen: esta entrada se origina en el intento de aclarar una duda de un conocido. Sí, me está empezando a contactar gente sobre este asunto de genética genealógica. El caso es realmente interesante pues se trata de una persona con antecedentes de una país del sur de Europa en todas las ramas hasta dónde se pueda conocer, excepto en una línea con evento de extranjería de hace tantos siglos que no se esperaba ningún tipo de conexión extranjera en genética somática con la resolución que ofrece la plataforma, y aparece un primo muy lejano nada menos que en…¡ un país del norte norte de europa ! (con el que comparte un 0,08% de su genética somática; ojo, menos de esto ya no es señal, está en el límite; según FT de 23andme lo que comparten es un pequeño segmento en un cromosoma; según AC de 23andme uno de los dos juegos de este cromosoma es de origen sur-europeo pero indeterminado y el otro de origen nor-europeo, indeterminado también; entiendo que el segmento que comparten debe de pertenecer sólo a uno de estos dos juegos y a falta de más datos no se puede determinar cual de los dos es). Y, según parece, a su vez este primo lejano finlandés es descendiente de una familia con todas las ramas de ese país del norte norte salvo un evento extranjería y de un país limítrofe, no del sur, y también de hace más siglos de los que sería de esperar para que hubiese ninguna señal entre los dos por débil que sea esta. Que esto te pase con un francés, siendo del país del que es mi conocido (y quizás ya estoy dando demasiadas pistas), no es plato de buen gusto🙂, (actualización día siguiente: me acaba de comunicar que le ha salido también un primo lejano que aparentemente tiene un apellido francés y que comparte con él precisamente una de las partes de su genoma que AC de 23andme califica como no ibérico,  más concretamente como europeo  del norte indeterminado; quede claro que una proporción nórdica es normal en los nacionales de ese país). fin actualización) aunque se podría explicar por la cercanía, pero ¡¡¡¿¿¿¿ con alguien de ese país del norte ?!!!. Esto es sin duda ninguna lo más sorprendente que le ha ocurrido a mi conocido que por cierto ha tenido muchas otras sorpresas, todas satisfactorias…Es posible que esto le pase a cualquiera de ese país del sur, es decir que un nacional de ese país elegido al azar le de una patada a una piedra y le salgan miles de primos en ese país del norte, que por cierto, en lo genético posiblemente sea uno de los países más distantes al resto de Europa, pero como la plataforma que ha utilizado no informa de esto (es decir sólo te informa de las conexiones genéticas del propio usuario, no de las de los demás usuarios, lo cual es lógico por motivos de privacidad, aunque podrían dar datos de distribuciones geográficas medias de contactos por país) y además hay muy pocos usuarios de su país, se desconoce el dato y se ha intentado buscar alguna explicación alternativa del fenómeno, que es lo que se presenta a continuación. Fin de nota al margen].

–primer matiz, es posible que si dos ramas de una familia emigran a dos zonas con costumbres de reproducción diferentes, el plazo de mantenimiento de señal pueda ser mayor. Pensemos por ejemplo en dos casos extremos, una rama con ritmos de reproducción muy cortos (siempre con matrimonios a la edad mínima, 15/16 años) y otra, en el otro extremo, con ritmos de reproducción muy largos (siempre matrimonios tardíos en la parte del varón, por ejemplo a los 60 años y con diferencias muy largas entre el primer hijo y el último hijo,  digamos, 15 o 20 años. En este caso, el ritmo de  la primera rama debilitará la señal a lo largo del tiempo pero el de la  segunda la mantiene.

[Nota al margen. Obviamente, un ritmo de reproducción lento en las dos ramas retrasaría más aún la disolución de la señal genética compartida. Pero repito que la entrada se origina por una duda real en la que se conoce el ritmo de reproducción de una de las ramas, bastante rápido, y con esta entrada intento aclarar la duda en concreto].

Este primer fenómeno no evita la disolución genética exponencial pero sí puede conseguir que esta lleve más tiempo, medido en años. En sistemas de reproducción de ritmo rápido, en un par de siglos desaparecería toda señal; en sistemas de ritmo lento (en las dos ramas que se han separado) esta podría mantenerse, por ejemplo, dos siglos más. Y en sistemas en las que una rama vaya a ritmo rápido y otra a ritmo lento, pues un tiempo intermedio entre estos dos extremos.

–segundo matiz, el mantenimiento de la señal genética a lo largo de las generaciones depende del grado de endogamia. Mi comentario en las dos entradas anteriores lo hice pensando en reproducción sin endogamia en las dos ramas. Sin embargo, cuando dos ramas de una familia se separan y en las dos se mantiene un cierto grado de endogamia, un caso extremo real sería el matrimonio entre primos hermanos, que todavía es frecuente en determinadas culturas, pero no es necesario este extremo, sino que endogamias más aceptables en las culturas occidentales también podrían mantener la señal más tiempo que el que señalaba en las entradas anteriores. Entiendo que también se mantiene más tiempo la señal que en el caso de exogamia en las dos ramas que se han separado, si sólo una de las dos ramas es endogamica (realmente no tengo claro este punto ahora mismo). Si se confirmase, el mantenimiento sería menor que si lo fuesen las dos.

Para que el lector comprenda este último punto sobre la endogamia presentamos un caso que no es de uso habitual en culturas humanas (de hecho es mucho más extremo que el caso de primos hermanos y entra dentro de lleno, como poco, dentro del tabú del incesto, tabú universal en humanos; solo conozco excepciones por motivos dinásticos y un caso contemporáneo tremendo que se detectó recientemente en Australia y sobre el que no se debe bromear) pero que sí se utiliza en la generación de razas animales.

El caso, extraído de Wikipedia, se muestra en la siguiente imagen:

Intense_inbreeding_-_Continuous_sire_to_daughter_mating.svg (1)

Si D y S no tienen ningún parentesco, D1 tiene, en teoría el 50% de los genes de S; D2 tiene el 75% de los genes de S y D3 el 87,5%. El lector podrá calcular fácilmente cuanto tendría un hipótetico hijo-nieto-bisnieto y, por si fuera poco, tataranieto con su hija-nieta-bisnieta, D3. Y repitiendo este proceso varias veces más se podría llegar, si por cuestiones de timing fuese posible (la muerte no tiene paciencia a veces con los experimentos), a obtener casi un clon de S o mejor dicho, un cuasi-clon (según una definición abstracta del concepto de clon, claro, que sería por ejemplo un individuo descendiente de otro pero con el que comparte el 99,9% de su genética). Por lo tanto con el endocruzamiento (inbreeding), se puede no solo mantener sino incluso aumentar la proporción genética de un ancestro.

De igual manera, sucesivos matrimonios entre primos hermanos o entre primos de grados inferiores pueden mantener señales genéticas durante el tiempo que se quiera, el que dure la endogamia.

¿ Cuan probable es que se den estos dos tipos de fenómenos, variación en el ritmo de reproducción y endogamia,  para explicar señales genéticas actuales ?

[Nota al margen. Aunque sería posible, no quiero entrar en detalles cuantitativos. Sí señalar que existen métodos para medir el grado de endogamia de un población (y entiendo que también para medir la de un individuo)].

Sí veo posible algún retraso en la disolución de la señal genética por ritmos lentos de reproducción en una o en las dos ramas. Por ejemplo, creo haber leído que los ritmos en las sociedades mediterráneas islámicas eran diferentes a los ritmos en las sociedades mediterráneas cristianas y estos a los ritmos en las sociedades cristianas situadas más al norte. Sin embargo tienen que darse tantas carambolas para que esto suceda que no creo que el fenómeno de ritmo lento sostenido se haya realizado en muchas ocasiones.

Creo que la endogamia puede ser más potente para explicar este tipo de conexiones genéticas. En las reducidas comunidades agrícolas predominantes en las sociedades del Antiguo Régimen, aldeas, villas, dónde viviría la mayoría de la población, es casi seguro que se daría algún grado de endogamia, aunque fuese de manera inconscient  y con grados ya permitidos por los usos religiosos y sociales. También las élites y las minorías étnicas tenían usos endogamicos, en este caso en general conscientes y voluntarios. Por supuesto todo esto desapareció con la emergencia de la Sociedad Industrial en el XIX, con el fenómeno asociado de urbanización masiva.

Para concluir diré que, sin más datos sobre el grado de endocruzamiento de los dos individuos y sin más datos de otro tipo que no voy a citar, no pienso que ninguno de estos dos fenómenos descritos explique el parentesco lejano con alguien de ese país del norte norte (y posiblemente tampoco el francés) de mi conocido. De momento creo que deber de ser más bien alguna migración posterior de la zona norte al sur y por la proporción compartida, diría que la separación de ambas ramas, y por lo tanto la migración, debe de ser posterior a mediados del sXVIII, migración no documentada. Creo que en breve se aclarará el misterio con más certeza, pero no la haré público aunque tuviese el permiso del conocido.

Como se ve incluso con los datos genéticos y documentales en las manos hay que hilar muy fino para llegar a conclusiones ciertas, sobre todo en una materia como la genealogía dónde la sorpresa es la norma. Por ello esta actividad puede ser tan apasionante como estéril (es una manera como otra cualquiera  de mirarse al ombligo)🙂.

Actualización 21 agosto 2014.

Relacionado con la temática.

How much of your genome do you inherit from a particular ancestor?

prob_zero_blocks_chr

2. La hipótesis. 

El esclavismo está estigmatizado y además se asocia, sin ningún motivo (quizás por haber estado implicada esta zona en el último episodio histórico conocido) a determinadas zonas geográficas.

Que está estigmatizado se aprecia muy claramente en los diversos foros de genealogía genética o similares: siempre la explicación de un fenómeno anómalo es porque uno desciende de un pueblo conquistador de hace miles de años, cuando en realidad la explicación más plausible, me parece a mi en muchas ocasiones, es la hipótesis de un evento reciente de esclavitud, más cercano en el tiempo.

Que descender de un conquistador pueda ser mayor motivo de orgullo que descender  de un esclavo se me  antoja como una inversión del juicio (o mejor dicho emoción, ya que de orgullo hablamos) correcto. No voy a ser yo quien dicte los motivos de orgullo que tienen que tener los demás (me da completamente lo mismo),  pero ¿ no tiene más mérito tener descendientes contemporáneos para el uno que para el otro, ya que este lo habría tenido mucho más difícil en todos los sentidos  ?

El estigma, posiblemente sea debido a que el ser esclavo es un estatus involuntario, no elegido, al que se accede por obligación, a la fuerza. Pero es muy posible que en fases anteriores de nuestra historia o prehistoria fuese una de los medios de equilibrar los excesos y déficit de población de las diferentes zonas del globo, como hoy lo es por ejemplo la emigración, que en general tampoco suele ser plato de buen gusto. Sería una válvula de escape para determinadas zonas y me pregunto si en ocasiones no sería incluso voluntaria. En esto no caben juicios absolutos sobre el pasado sino comparaciones relativas entre situaciones extremas: es  posible que algunos individuos juzgasen mejor la esclavitud que morirse de hambre y en vez de salir corriendo se postulasen como esclavos.

Con respecto a lo segundo, la asociación de este fenómeno con determinadas zonas geográficas, cualquiera que haya leído algo de historia sabe que ha habido otras muchas otras zonas geográficas que han sido fuentes de esclavos, tanto en la Antigüedad como en la Edad Media. Por ejemplo, y solo por citar algunas, la zona del este de Europa o del Caúcaso. De hecho, según parece (no sé si es un leyenda urbana o está documentado; no he estudiado este tema a fondo, aunque parece estar bien documentado), este es el origen del nombre de los pueblos eslavos. 

Leía el otro día (ahora no recuerdo dónde, pero podría recuperar el enlace si algún lector lo requiere) que en la época islámica los esclavos con el fenotipo nórdico (full disclosure: se podría decir que es el mío, o que me aproximaba a el, al menos hasta los 25-30 años) tenían mayor valor económico que el resto. Se ha intentado explicar de múltiples maneras, algunas muy ingeniosas, no el fenómeno económico (sobre estouna explicación podría ser facilitar la identificación, algo siempre conveniente en relación a la  esclavitud), que también necesitaría explicación, sino la emergencia y elevada frecuencia en determinadas poblaciones del fenotipo nórdico: selección natural, selección sexual etc….

En mi opinión, de momento, ninguna de estas explicaciones parece convincente. De hecho ahora sabemos (o al menos se piensa, de acuerdo con los últimos resultados de DNA antiguo), que no se daba este fenotipo en los habitantes de Europa del norte y del este durante el paleolítico y creo recordar que lo mismo se puede decir de los habitantes de estas mismas regiones durante el neolítico. Es decir, es posible que este fenotipo en estas regiones sea un fenómeno relativamente reciente, del Bronce por ejemplo.

Me pregunto, lanzo la hipótesis, si, no tanto la emergencia pero sí la elevada frecuencia de este fenotipo en determinadas zonas no será el resultado de una selección artificial ejecutada por los mercaderes de esclavos, quizás pre-históricos, quizás de tez morena, ojos oscuros y pelo crespo (no tengo información sobre otros rasgos fenotípicos; ok, admito que tampoco lo del pelo y los ojos es conocido :-)), como por lo ya explicado parece que eran los habitantes paleo y neolíticos de la zona, (y quizás aplicando los métodos extremos de cuasi-clonación señalados en el punto anterior :-)) con el fin de aumentar sus ganancias. No debemos de pensar, equivocadamente, que el ánimo de lucro, hoy generalizado, y sus perversiones, también, no existían en otras épocas, sólo porque no han dejado huellas. Quedaría por explicar, claro está, la emergencia del genotipo en sí, que luego los hipotéticos procesos de selección artificial amplificarían.

Todos nos acordamos de la película Espartaco. Encarnaba al famoso esclavo tracio  el actor  Kirk Douglas, de fenotipo nórdico y de familia originaria precisamente de la zona de que hablamos, aunque según informa wikipedia parece que el origen no del todo nórdico. Kubrick era un director detallista y es posible que ya tuviese en mente la hipótesis que ahora estamos explicitando.

kirk douglas

Para contrastar todo esto habría que empezar por una historia (y geografía) documental primero de la esclavitud (seguramente no emergería hasta el neolítico) y luego del fenotipo en sí (básicamente me refiero al pelo rubio y ojos claros; no tengo claro que tenga mucho sentido incorporar un tipo de cráneo), historia (la del fenotipo) que no se si existe y cuya elaboración no debe de ser fácil, pues no han prestado gran atención a los rasgos físicos los historiadores en ninguna época, seguramente por considerarlos, con razón, tanto un objeto irreductible a descripción sencilla como irrelevantes para el desenlace histórico (creo que hay alguna descripción de los germanos, quizás de Julio César  dónde aparece el fenotipo nórdico; ver actualización ). Sí pensamos que, al igual que hoy, habría personas que mirasen el devenir con una visión más superficial (como esta entrada ya me está quedando políticamente incorrecta en demasía, no he querido utilizar el calificativo de afeminada) y se fijasen en estos rasgos, pero si los hubo no dejaron escritos en abundancia. Y soy de los que, cuando leo historia, se interesan tanto por los autores de los hechos como por sus identidades (biológicas, sociales, culturales o ideológicas), pero realmente el aspecto físico no es de lo que más me interesa. En fin esta historia sería previa o paralela a la historia genética que se está construyendo poco a poco en base a DNA antiguo.

Actualización. En Internet es imposible ver análisis serios (no sesgados, por no decir otra cosa) de este tema que sólo interesan a determinado tipo de individuos. Varios pueblos europeos se han asociado en la leyenda urbana con este fenotipo (pelo rubio y ojos claros): eslavos, baltos, germanos y celtas. Pero hay otros en otras zonas no europeas con la combinación completa o alguno de los rasgos. Listamos a continuación la historiografía relevante para algunos de ellos en caso de que alguien con más tiempo y ganas que yo quiera abordar esta historia fenotípica.

Comenzamos por los europeos: los eslavos como tal no aparecen en la historia (escrita) hasta la Antigüedad Tardía / Alta Edad Media (sVI) y los baltos incluso más tarde, dado que se encontraban más al norte. Sobre los germanos he desempolvado un libro que compré hace años The early germans de Malcolm Todd  y en la introducción menciona los diversos autores que han hablado de los germanos en la Antigüedad. Siguiendo la tradición historiográfica el mismo tampoco presta mucha atención al aspecto físico. Indica que los autores griegos sólo hablan de los Keltoi (Celtas) y Escitas, únicos pueblos con los que estaban en contacto. Hay algunas excepciones, pero poco informativas: Piteas (sIV a.C) ya distingue entre Celtas y Germanos, tras su famoso periplo. Posidonio de Apamea, (sII y I a.C) que estuvo en el norte de las Galias, también los distingue. Se confirma que Julio César habla de ellos en sus Comentarios y también Estrabón que tanto habló también de los pueblos de Hispania. También habla de ellos Velleius Patercullus ex oficial en la zona que los conoció de primera mano.  Plinio, que también estuvo en la zona escribió un libro Bella Germania hoy perdido. Comenta que la mejor fuente es la Germania de Tácito, publicada en el 98 AD. Además en esa época existían múltiples informes burocráticos de oficiales destinados a la zona. La Germania de tácito se conocía en la alta edad media (se copiaba en Fulda) pero no se le prestó mucha atención. Eran otros los temas que interesaban en esa época y no fue hasta el Renacimiento, con el redescubrimiento de la Antigüedad, bárbaros incluidos, en que se lo volvió a prestar atención. Por ejemplo Beatus Rhenanus que editó el libro un par de veces. Y de nuevo renació el interés con el Nacionalismo de corte romántico en el XIX. A partir de aquí la historia es conocida.

Nos quedan los celtas. Según he visto, de relevancia para esto serían las siguientes fuentes (desconozco si la muestra es exhaustiva o está sesgada): Tito Livio. (s Ia.C) Historia de Roma Libro xxxviii. 17. 3; Diodoro Sículo. (s I a.C) Bibliotheca Historica v. 28. 1; Virgilio (s.I s.C). Aen. viii. 658f; Strabon. (s. I a.C) iv. 5. 2; Silo Italico. (s. I d.C) Púnica. iv. 200;  . Ampliaré información más adelante. Fin actualización. 

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: