Trade Lane Megacities. Caso Ampliación Canal de Panamá. ACP debe de mover ficha (actualizado).

(Disclaimer: en esta entrada presento exclusivamente mis opiniones. En ningún caso las de las organizaciones con las que pueda colaborar).

Tres son las novedades sobre este asunto (actualizaciones al día siguiente, 20 de enero de 2014, en rojo):

1. GUPC seguirá de momento con las obras. Es decir no va a paralizarlas mañana, que sería la fecha límite.

Esto se confirma: las obras siguen pero GUPC informa que se reserva el derecho a paralizarlas en cualquier momento. APC dice que esto no estaría de acuerdo con el contrato.

Extracto de la noticia en El País

El consorcio, que el 1 de enero lanzó la amenaza de paralizar las obras, anunció que de momento no contempla esa posibilidad. “GUPC no tiene por qué realizar” este lunes “ningún cambio en el estatus de la obra, ya que el preaviso enviado el día 30 (de diciembre) da derecho al consorcio a suspender las obras en cualquier momento a partir del día 21, sin que en este momento ese escenario esté contemplado”, aseguró el conglomerado en un boletín. “No obstante, el Consejo de Administración de GUPC podrá evaluar la situación y tomar la decisión que corresponda en cualquier momento”, alertó

……. 

La ACP explicó que aunque el consorcio se basa en un punto del contrato para “advertir la suspensión”, esa cláusula se aplica cuando la Administración “incurre en un impago de las cuentas que está obligada a pagar al contratista mensualmente, lo cual no ha sucedido”. “Por lo tanto no es sustentable dicha notificación para la suspensión de las obras. De hecho, la ACP paga” en promedio en los primeros 15 días de presentada la factura, pese a que dispone de “hasta 56 días” hacerlo, según el contrato, recalcó.

2. Es posible que alguien le haya dado un toque de atención al Sr. Salini🙂 (dicho sea con todos los respetos: es  uno de los grandes empresarios italianos; y quede claro que es sólo mi interpretación)  y el consorcio GUPC ha lanzado una última oferta: co-financiación de las obras por las dos partes a la  espera del Laudo arbitral de la  Corte Internacional de la  Cámara de Comercio de Miami.   El titular de  Panamá América es claro aunque beligerante:

GUPC no cede: Plan de “cofinanciar costos imprevistos” es la opción más viable

No he visto que de momento la  ACP haya aceptado. Deben de estar haciendo números ahora y después, posiblemente mañana ya, moverán ficha. Aunque desconozco las implicaciones económicas de la propuesta, que es la clave en estos asuntos, ésta parece razonable. Por ello, en términos de visibilidad ha sido  un buen movimiento por parte de GUPC. De no aceptar la carga negativa emocional, contabilidad que también cuenta, queda en la otra parte.

Por lo  tanto, ACP no ha cedido, no acepta la  propuesta de GUPC. Están adoptando una actitud legalista. Tienen todo el derecho (para eso se firman los contratos) y no sólo eso: al ser una entidad pública, tienen la  obligación  sostuvieron que “la solución al conflicto debe darse dentro de los mecanismos que indica el contrato firmado” (fuente: Panamá América).

3. GUPC ha solicitado la intervención de la Comunidad Europea y esta ha aceptado. Mediará a través del responsable de Industria. El consorcio está compuesto por tres empresas europeas (una belga, una italiana y una española) y una panameña. Ya dije que no sé que opinar de tantas intervenciones de las  autoridades públicas en un asunto que en principio es meramente privado.

Extracto.

La Comisión Europea ha aceptado mediar en el conflicto entre las autoridades de Panamá y el consorcio de tres empresas europeas, incluida la española Sacyr, que llevan a cabo las obras del Canal de Panamá, ha explicado este domingo el vicepresidente de la Comisión y responsable de Industria, Antonio Tajani. Tajani explicó en una entrevista telefónica que este domingo ha recibido una petición del consorcio de empresas europeas para que “intente mediar en la solución del problema”.

El Sr.Tajani es  italiano, fue Comisario  europeo de Transporte y ahora de Comercio e Industria. Se entenderá mejor con  el Sr. Salini.

ACP rechaza la intermediación de la CE. Insiste que se deben de seguir los canales de resolución de conflictos establecidos en el contrato. Más sobre esto en el resumen que figura debajo. 

Sobre este punto alguien pensará que fue la ACP la que primero solicitó la intervención del Presidente Martinelli (o quizás fue iniciativa de él mismo). Esto parece más legítimo pues la ACP es una agencia pública cuya gestión depende por lo tanto (aunque sea una agencia independiente), del Gobierno. Sin embargo GUPC es un consorcio privado, compuesto por al menos una cotizada en bolsa (Sacyr, que puede tener accionistas de cualquier punto del globo, quizás panameños), una que no se si es privada o cotizada (Impregilo sí era cotizada, pero no se si tras su compra por Salini lo sigue siendo) y además multinacional (recordemos que una de sus partes es panameña).  Por lo tanto la intervención de la CE aquí es menos clara.  

¿ Y la de los gobiernos, españoles e italiano, se  justifica ? El diario El Mundo, en una noticia de hoy, explica muy claramente los motivos de la intervención del Gobierno de España.

Extracto:

Según fuentes gubernamentales, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha trasladado al presidente de la constructora, Manuel Manrique, la preocupación del Ejecutivo para que no quede más dañada aún la imagen de las empresas españolas en Panamá y en la región después de la crisis del canal. «Sacyr debe actuar con responsabilidad. Panamá es un país estratégico para nosotros con muchos proyectos importantes y también preocupa en el Gobierno elperjuicio de imagen que podría transmitir en otros países vecinos en los que las empresas españolas se juegan contratos importantes», aseguran las fuentes consultadas.  

Y por ello

el Gobierno no quiere que la constructora española se sitúe en posiciones de máximos. «Sacyr tiene que ser consciente de que en muchos países iberoamericanos, las empresas locales temen la fuerza de las españolas y aprovecharán cualquier imagen negativa para pasar factura e intentar apartarlas de futuros contratos. Nos estamos jugando mucho», señala otra fuente gubernamental.

Queda claro  que también al Sr. Manrique le han dado un toque de atención (también lo decimos con todos los respetos debidos). 

En Resumen:

La situación está clara. En realidad hay tres conflictos, el original y dos añadidos: 

Original: este tiene que ver con los sobre-costes. Una de las dos partes se ha equivocado con los presupuestos. Cada uno considera que ha sido la otra parte la que ha cometido el error. Extracto de la noticia de El País señalada anteriormente. Möder alegó que los costos adicionales están “ampliamente documentados y verificados” por la Autoridad y por una auditoría específica de expertos independientes. “En definitiva, no hay discusión sobre la existencia de esos costos adicionales, lo único que se discute es quién los tiene que pagar, si el contratista o el cliente”, insistió.

Este conflicto sólo puede solucionarlo un árbitro, pero esto llevará tiempo. Entonces o se paralizan las obras hasta que haya laudo (en cuyo caso muy posiblemente  la ACP re-adjudicaría el contrato si estuviesen en su derecho), o se siguen en cuyo caso hay que determinar quien paga los sobre-costes. Muy complicado.  En este punto es en el que según las últimas noticias intervendría la CE (más concretamente el BEI), para engrasar la situación.  Extracto de la noticia de ABC: 

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha matizado este lunes que la Comisión Europea no jugará un papel de “mediador” en el conflicto abierto sobre los costes de las obras de ampliación del Canal de Panamá —porque esa labor corresponde al “arbitraje”—, sino que su objetivo es contribuir a hallar una “solución financiera” que permita a las empresas concluir con el proyecto “en el plazo previsto”.

“Lo que la Comisión se está planteando, y eso probablemente sea lo más importante, es buscar una fórmula, una solución financiera, para que las empresas resuelvan el problema de liquidez inmediato en el que están inmersas y la obra pueda continuar al ritmo previsto”, ha declarado Margallo a la prensa en Bruselas, en donde participa en un consejo de ministros europeos de Exteriores.

–Añadido 1: se refiere a la paralización de las obras. GUPC dice que podría hacerlo de acuerdo con el contrato. ACP lo niega. 

Añadido 2: este se refiere al procedimiento de solución del conflicto. GUPC no está siguiendo los procedimientos establecidos en el contrato y está intentando imponer que se adopte una posición pragmática. ACP es una entidad pública y debe de atenerse a la ley: quiere que se sigan los procedimientos establecidos en el contrato para la solución de conflictos.

El contrato que constructoras y la autoridad del canal firmaron en 2009 por 3.118 millones de dólares para la construcción de las esclusas nuevas en los litorales Atlántico y Pacífico, establece una secuencia para las reclamaciones. La primera instancia de solución de controversias es entre las partes, pero si las diferencias persisten, hay dos fases en manos de terceros: una Junta de Resolución de Disputas y luego la Cámara de Comercio Internacional, como arbitraje externo en Miami.

GUPC es una  empresa privada y propone soluciones pragmáticas.  Pero ya está claro que ACP no va a salirse de su posición legalista. No puede (me gustaría ver el contrato, que no sé si es de acceso público; quizás haya una salida legal y satisfactoria para las  dos partes, que no hayan visto todavía). También es posible que a ACP, tras hacer números (sujetos a la contingencia de que la aseguradora acepte pagar) le resulte más barato que GUPC salga y se re-adjudique el contrato que no compartir ahora la financiación con el riesgo de además tener que pagar el resto si el laudo es contrario. 

A estas alturas el lector se preguntará: ¿ podría ser posible que una multinacional como Sacyr, con la experiencia internacional que tiene pudiese tener este tipo de comportamientos, me refiero a que no haber seguido los procedimientos establecidos en el contrato, si finalmente fuese cierto que lo ha hecho ?

Si la multinacional fuese novata uno podría pensar que se han mal acostumbrado en su país de origen o que pensaban que fuera vale todo…No es el caso, pues ya decimos que Sacyr tiene amplia experiencia internacional desde al menos  la década de los 90. Y es cotizada con lo cual tiene que tener especial cuidado con sus comportamientos.

No quiero tomar partido por ninguna parte, pero según mi experiencia (que no es ni con Sacyr ni con Panamá en temas de infraestructuras), sí, es perfectamente posible:

–a veces esun puro error de  estrategia. Ya se ha visto que es un caso  difícil incluso las empresas de  grandes recursos se pueden equivocar. Pasa continuamente. 

–a veces es por arrogancia, por desprecio a la otra parte. Por ejemplo en el diario La Información comentan: la Autoridad del Canal cree que las empresas europeas les están tratando como a indígenas

–a veces son errores de los técnicos de la multinacional por sobrecarga de trabajo. Por la crisis las estructuras están ajustadas al máximo y si un técnico tiene que llevar múltiples proyectos puede fallar,

–a veces son movimientos perfectamente calculados de la multinacional que desde fuera parecen errores. La gran empresa tiene en general más dinero, más recursos y más tiempo que sus rivales en caso de  llegar a conflicto y juegan mucho con esta baza, saben que muchos acaban abandonando al primer  o segundo golpe o contratiempo, 

–o a veces son errores de organización. Esta podría no canalizar bien la información de lo que ocurre sobre el terreno y tomar las decisiones incorrectas.

Y con esto no estoy diciendo que GUPC haya cometido ninguno de estos errores. No tengo los documentos legales, no tengo la información económica  y por lo tanto no puedo ni quiero “juzgar” el caso.

En definitiva  es un caso ya originalmente complicado (los volúmenes de dinero que se mueven pueden arruinar a cualquiera) y que por la gestión de las partes se está cada vez anudando y complicando más. Visto desde fuera y sin tomar partido, cosa que reconozco es complicado, es un caso muy muy interesante y me gustaría tener todos los detalles legales (estatuto de la ACP,leyes relevantes de Panamá, contrato entre las partes, contrato de seguro etc…), y económicos para interpretar mejor los movimientos de las partes.

Fin del resumen.

4. Otras alternativas o han fracasado (mala señal) o están sobrevolando a la espera.  Recordemos que  ya el primer canal lo iniciaron los europeos (más concretamente los franceses) y no fueron capaces  de  terminarlo. Los norteaméricanos se hicieron cargo  y lo remataron. Sinceramente sería muy triste que se volviese a repetir la misma historia. 

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: