Imperialismo computacional. El impacto de la tecnología sobre la escritura china.

El irracionalismo económico de determinados segmentos de la población y sus representantes, muy bien ilustrado en la entrada anterior,  no sólo se da en España.

La lengua china escrita es sin duda milenaria, pero también muy complicada de aprender. No es alfabética sino ideográfica. Por ello en vez de 20 o 30 simbolos diferentes (nuestro abecedario) utiliza miles. Esto tiene sus ventajas (que por ejemplo  el idioma chino  escrito se pueda comprender en zonas dónde el dialecto  es diferente), pero también claras desventajas.

Por ello se han desarrollado sistemas alfabéticos que permiten transcribir los sonidos (fonemas) de esta lengua, de los que el pinyin es el más conocido y el que se ha acabado imponiendo  por  su simplicidad. Y no sólo se han desarrollado estos  sistemas, sino que en su momento las autoridades intentaron imponerlo desechando el ineficiente sistema ideográfico.  Pero la población lo rechazó. 

Pues bien lo que no consiguieron las autoridades chinas (que casi todo lo pueden) quizás lo consiga la tecnología.

Extracto (noticia vista en ABC). 

Nuestros ojos occidentales, el chino mandarín es el idioma más complicado del mundo además de ser el más extendido con cerca de 850 millones de hablantes nativos, seguido de lejos por el español con 329 millones y del inglés, con 328.

Compuesto por más de 50.000 caracteres, en una versión reducida, haría falta un teclado con unas 4.000 teclas para poder manejarse. Ya se sabe que los chinos encuentran soluciones para todo y, aunque tal vez nunca te lo hayas preguntado, tienen la fórmula para comunicarse sin problemas en su idioma con un teclado normal y corriente gracias al método de escritura «pinyin», que literalmente significa «deletreo de la lengua». Con esto, y aunque no es la única forma, lo que hacen es escribir fonéticamente y un software lo traduce a trazos que forman caracteres que tienen que validar cuando dan con la forma correcta que les indica el modo predictivo.

Es más:

En este planeta globalizado en el que vivimos, muchos chinos (jóvenes, se entiende) escriben sus mensajes y mails en inglés en los teclados estándares del tipo «qwerty» en inglés, o sea, el que viene por defecto en cualquier smartphone, tablet u ordenador y así no se complican lo más mínimo. Una realidad que encamina a la sociedad china a perder una parte fundamental de su identidad cultural y algo que, de hecho, preocupa y bastante a su gobierno.

De eso se trata de no complicarse la vida. Curiosamente ahora se han cambiado las tornas: la pobación actúa de  una manera y el gobierno piensa de otra. En cualquier caso, muy interesante

P.s. Me gusta  la mentalidad pragmática de los chinos.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: