Imperialismo Computacional & Peak Oil & Sociedad del Ocio. Abundancia.

1. A través de un artículo de prensa sobre la Singularidad oigo hablar de un libro publicado en 2012, titulado Abundance o Abundancia en castellano, de Peter Diamandis y Steven Kotler.

El primer autor es uno de los dos fundadores de la Universidad de la Singularidad (US). Tiene formación científica pero ha desarrollado su carrera más como emprendedor sobre todo en temas relacionados con lo aeroespacial. Al margen de la US y su emprendimiento aeroespacial, parece que lo más destacable son los “X XPrize“, una especie de sistema de promoción de soluciones a problemas vía premios patrocinados por individuos o empresas (la primera X se refiere al patrocinador). Kotler tiene formación humanística y es periodista científico. Ha colaborado con las principales revistas de divulgación.

El libro sigue la linea ilustrada (es decir asume la creencia en el progreso que nació con la Ilustración) y optimista de otros libros, como el último de Pinker (que no he leído), lo cual no viene mal en estos tiempos siempre y cuando no se salga de unos parámetros realistas, cosa que desconozco.

De tan conocido, se da ya una cierta vulgaridad con respecto a este concepto de Singularidad. Por ello no lo vamos a presentar de nuevo. Sobre todo teniendo en cuenta que ya hemos hablado en otras ocasiones sobre él. En efecto ya hemos comentado que, aunque somos tecnológicamente optimistas, no nos convence del todo esta corriente ya que pensamos en el proceso de avance tecnológico como algo más bien polinómico, gradual. Y no se debe de olvidar que el gran salto ha sido gracias a los hidrocarburos, para los cuales al día de hoy, que yo sepa no existe un buen sustituto, ni inmediato ni a medio plazo.

Extracto (de la noticia de prensa).

En este proceso de cambio tendrá una importancia fundamental la tecnología. El científico y escritor de ciencia ficción Vernor Vinge ha explicado que la singularidad podría alcanzarse por las siguientes vías:

–el desarrollo de un ordenador que alcance el nivel de inteligencia humana y lo supere;

–el desarrollo de redes informáticas que se comporten como superneuronas y acaben dando lugar a un ente inteligente;

–el desarrollo de elementos de interacción con computadoras que permitan a un humano comportarse como un ser superinteligente;

–o mediante manipulaciones biológicas que nos permitan alcanzar la superinteligencia biológica, informa Tendencias 21.

No se si  me convence esta clasificación. La primera (que sería la vía HPC o de supercomputación) y la segunda (que sería la vía DC o de computación distribuida) que  de alguna manera se podría considerar que son la misma.

Menos mal que no hablan, al menos explícitamente de la Computación Cuántica (CC), muletilla que enseguida sale cuando se habla de tecnologías de futuro.  Por cierto, hablando de Computación Cuántica y de superneuronas, que me imagino que es otro nombre para las Redes Neuronales,

parece relevante comentar en este contexto que M. Nielsen, que fue pionero en investigación en computación cuántica, y fue coautor escribió del libro de referencia en este campo y tras abandonarlo (por razones que desconozco pero me puedo imaginar) ha sido uno de los principales impulsores de la investigación colaborativa y abierta y más concretamente de los proyectos / plataforma colaborativa Polymath, está ahora escribiendo un libro sobre  Redes Neuronales. Creo que este autor podría ser un buen representante de una opción que combinase la segunda con la tercera vía de las cuatro señaladas anteriormente (esta posible combinación de dos de las vías es otro motivo por el cual la clasificación no parece convincente).

Nosotros, lógicamente, apostamos por la vía HPC, pero con una salvedad, la energética. Precisamente por eso me ha interesado esta noticia ya que hablan, muy en abstracto sobre temas energéticos.

Extractos. 

“En cuanto una rama del conocimiento se convierte en una ciencia de la información, como ha ocurrido con la medicina tras la secuencia del genoma, se produce un avance de forma exponencial: dos, cuatro, ocho, dieciséis… Eso está empezando a pasar con otros campos como la energía. En 20 años, viviremos en un mundo muy distinto: tenemos que llegar preparados a la Singularidad”, ha señalado Kurzweil.

La SU pretende impactar positivamente la vida de miles de millones de personas en una década, ha informado la CNN . Su principal motivación es explorar el avance rápido de las tecnologías para afrontar los principales desafíos de la humanidad, como la escasez de agua o el consumo energético.

De hecho su “biblia” es Abundance, un libro de Peter Diamandis que explica cómo pronto las capacidades tecnológicas podrían cubrir las necesidades de cada habitante de nuestro planeta.

En cuanto que tenga más detalles sobre la visión de esta corriente / libro sobre temas energéticos ampliaré la entrada. Mientras me pregunto que opinarán nuestros colegas de Oil Crash , que en general tienen una visión sobre el futuro muy diferente, sobre todo esto…Actualización. Una entrada de este blog sobre optimismo tecnológico en general, en la que citan a este libro como referencia. Fin de actualización.

Y obviamente no podemos dejar de preguntarnos tampoco sobre si en este libro tratan sobre las consecuencias sociales de todos estos cambios tecnológicos, es decir sobre la temática de la Sociedad del Ocio. También ampliaremos la entrada una vez tengamos más detalles.

P.s. Por cierto he leído recientemente un libro relacionado con todo esto, pero a la inversa, es decir mirando al pasado:  Redes, de los McNeill (un libro algo antiguo ya, pero tratándose de historia, envejecen menos). Flojo en los primeros capítulos, luego mejora (los últimos capítulos). En general demasiado abstracto y poco profundo (no es fácil resumir la historia de la civilización humana en 400 páginas) y más descriptivo que analítico. Pero al final me ha gustado y lo he terminado. En la descripción siguen las categorías descriptivas correctas (política, economía, reproducción (es decir demografía) y conocimiento) pero no queda claro como se entrelazan estos ciclos y que es causa y que efecto.

Entre otras cosas me ha gustado que a diferencia de otros libros similares no es anglocentrico (salvo en un par de momentos) y que en cuanto a sistemas de conocimiento no le dan especial relevancia a la ciencia (que no ha sido importante para la mayoría de la población a lo largo de la historia, ni lamentablemente lo es ahora pese a su gran impacto). Y sobre todo me ha gustado que hace énfasis en los avances en infraestructuras y medios de transporte como fuente de progreso en todas las épocas. En general el mar y la tierra han intentado ir a la par en cuanto a capacidad, pero la tierra se ha quedado por detrás casi siempre.

Simplificando mucho y seguramente con errores la sucesión es como sigue: hombre-canoa, burro-balsa o barca, sistema de canales-junco y en paralelo camello-dhow (1), ¿?-carabela (2), ferrocarril de vapor-barco de vapor. (1) Durante toda la Edad Media el camello fue el mejor medio en cuanto a capacidad para el transporte de larga distancia por tierra en la zona islámica. Dadas las limitaciones de las caravanas de camellos (el cuello de botella en ese momento), no tenía mucho sentido incrementar la capacidad de los medios marítimos. Y tampoco el tipo de bienes que se comerciaban, sobre todo de lujo con una demanda limitada, necesitaban de mayores tamaños. Hasta que no se dominaron los vientos del Atlántico tampoco en Europa tenía mucho sentido aumentar la capacidad (me imagino que para el cabotaje es mejor barcos más pequeños). (2) Durante la edad moderna, antes del vapor, y coincidiendo con barcos ya de un tamaño considerable como la caravela, de nuevo el transporte terrestre fue un cuello de botella importante salvo en los países con sistema de canales: antes del desarrollo del sistema de caminos o carreteras, en general en el XVIII, el transporte en general era mediante arriería (es decir transporte por burro o mulo, más que por carro o carreta, que necesitan de un sistema de carreteras ya desarrollado).

En fin, haremos una entrada detallada sobre la historia de la innovación en infraestructuras y medios de transporte. De relevancia para la presente entrada, lo que todo esto indica es que en cualquier sector determinados cuellos de botella, insuperables en ese momento, sea por razones tecnológicas o económicas, pueden bloquear la innovación. Cuando estos se ensanchan hay una explosión en el sector. Recalcan también la importancia de los hidrocarburos para el gran salto del siglo pasado. La energía es de momento el gran cuello de botella tecnológico actual, y no sólo sectorial sino transversal.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: