Trade Lane Megacities. Haussmann, abogado y funcionario, inventor del París contemporáneo y agente causante del Pánico de 1873.

1. Pocas ciudades deben su fisonomía contemporánea a un solo hombre. París es una de ellas y se la debe a Georges Eugene, Barón Haussmann que, siendo Prefecto de París (en realidad del Departamento del Sena) y bajo el impulso de Napoleón III cambió completamente el urbanismo parisino.

La gran metrópoli global del s XIX era Londres. El centro de esta ciudad había sufrido un gran incendio en 1666 y fue reconstruido en gran parte posteriormente. Además a partir de esa fecha esta ciudad empezó a sufrir unos crecimientos espectaculares gracias al desarrollo del Imperio Británico.

Napoleón III, sobrino de Napoleón I, era desde 1832 el heredero legítimo de un Primer y breve Imperio Francés (1804-1814) ya desaparecido cuando él era todavía niño. Durante la II República francesa (1848-1852), régimen que nace con la revolución de 1848 y muere con un Golpe de Estado en 1852, consiguió ser elegido Presidente de la II República. Una vez en el poder dio el golpe de gracia, precisamente el de 1852 a este Régimen y se convirtió en el primer y único Emperador del también corto  II Imperio Francés (1852-1870). Su estadía en el poder terminaría con la derrota en la Guerra Franco Alemana de 1870. El nombre de Imperio Francés aquí se debe de tomar en el sentido de régimen político  diferente de la República o Monarquía, ya que en realidad el Imperio colonial francés más duradero, el Tercer intento, se desarrolló durante el régimen de la  III República (1870-1940).

El cargo de prefecto fue precisamente creado por Napoléon I, inspirado en un cargo del Imperio Romano y es más o menos equivalente al de Gobernador Civil, es decir alguien nombrado por el Gobierno Central como representante suyo en un territorio de entidad de ámbito territorial inferior a la del Estado.  En Francia en esa época, como hoy, la unidad más significativa de la administración regional era el Departamento. Entre otras, el Prefecto tenía funciones vinculadas al urbanismo.

Tras la caída del I Imperio,  Napoleón III estuvo primero exiliado en Suiza. Tras un Primer (intento fallido de) Golpe de Estado orquestado por él desde este país, se exilió brevemente a EEUU. En este Primer Exilio Continental terminó en Inglaterra, concretamente en Londres, dónde  estuvo aproximadamente desde 1837 hasta 1840.  En este año tiene lugar el Segundo (intento fallido de) Golpe de Estado, también por él organizado. Tras un periodo de prisión y una fuga, en su Segundo Exilio Continental regresa a Londres dónde vive de nuevo entre 1846 y 1848. En definitiva Napoleón III vivió en Londres varios años, lo conoció en profundidad y le gustó el urbanismo de esta ciudad, muy diferente al de París, entonces pequeña ciudad de estructura  casi medieval, como casi todas en Europa continental en esa época.  Además del urbanismo, por lo visto Napoléon III se interesó durante estos años por la ingeniería de canales y puertos: estuvo implicado en  un proyecto de Canal Interoceánico a través de Nicaragua, impulsado por D. Francisco  Castellón (que luego fue Presidente de este país).

Lo de este hombre, Napoleón III, con los Golpes de Estado no puede ser casualidad: era o bien de nacimiento (hoy dicen genético), o bien inculcado culturalmente desde muy joven; la ciencia dirá. Hay en España tres dichos muy frecuentados que le son de perfecta aplicación, a él y a sus logros: el primero es quien la sigue la consigue, el segundo es segundas partes nunca fueron buenas y el tercero a la tercera va la vencida. El segundo quizás requiera una mínima explicación: ¿ quien necesitaba un Imperio teniendo ya una República ?. Imperio o República los dos fueron de corta duración. Queda explicado. Al reflexionar sobre los logros de este personaje histórico y sobre los proyectos en los que participó, concluimos que si en vez de a los golpes se hubiese dedicado con el mismo tesón a los canales hoy nadie hablaría de Panamá.   

Haussmann había estudiado derecho y música y durante estos años estaba desarrollando su carrera como funcionario en diversos departamentos administrativos de diversos Departamentos territoriales de Francia.  Conoció a Napoleón III, ya Emperador, y fue nombrado prefecto del Sena en 1853, con el misión de embellecer París, superando a Londres. Supongo que este nombramiento se debió a que Haussmann ya era conocido por la eficacia de sus reformas urbanísticas, pero esto es pura especulación.

2. Teniendo en cuenta que París es la ciudad que recibe más visitas turísticas en el mundo pensamos que tanto Napoleón III como Houssmann consiguieron cumplir su misión con éxito. Grandes plazas de estructura radial de las que salen grandes avenidas y homogeneidad en la construcción de edificios en cada una de estas avenidas y calles serán los dos rasgos principales del nuevo París.

Con respecto al segundo punto se combinan en las avenidas les Hôtels particuliers y los Immeubles de Rapport.

Hôtel particulier es una palabra que en Francia se utiliza, entre otras cosas, para designar a los palacios urbanos, que en general disponían de un patio frontal (Cour d´Honneur) que permitía la entrada y giro de carruajes. Todavía quedan unos 400 en París, una cantidad bastante notable (Paris compterait encore aujourd’hui environ 400 hôtels particuliers sur les 2000 que la ville comptait auparavant). Este es un tipo de construcción que no se ve mucho en Madrid dónde el palacio urbano, la Casona o Casa-Palacio urbana del Antiguo Régimen tenía otra forma, con patio más bien interior. Su heredero el Palacete (por cierto a veces llamado hotel), de los que todavía quedan algunas muestras en el Paseo de la Castellana, es diferente al parisino. En las siguientes fotografías, las dos primeras son de dos Hôteles particulares pre-haussmann bastante notables (Hôtel Soubise y Rohan) según el modelo francilien. En Las siguientes aparecen más modelos parisinos algunos menos notables y la mayoría diría que pre-haussman también.  Las siguientes son de varios Palacetes  de la Castellana o su entorno, casi todos de principios del sXX. Todas las fotografías son de Madrid son de cosecha propia (si quieres utilizarlas pfv pide permiso a través de e-mail o comentario en el blog). En una de ellas se ve que al lado del palacete que se muestra completo en la anterior, hay un edificio contemporáneo (de nuestros  días) que ocupa una parcela que debía de ser de otro palacete. Hay bastante diferencia entre los dos estilos. Si en Madrid incluimos todos los existentes desde el sXVI habría muchos más (no se si llegarían a los 400, seguramente no), pero estos son de los que tenía fotografías. Según he visto, en París al igual que en Madrid, la mayoría ya no tienen uso residencial. En este enlace puedes ver una lista, no se si exhaustiva, de los Hôtels existentes hoy en día en París.

Hôtel_de_Soubise

Archives_nationales_(Paris)_hôtel_de_Rohan_(côté_cour)

Paris_rue_des_haudrilettes_no4

Hotel_de_brienne_exterieur_paris_2008

10_place_des_Vosges

hôtel_Feydeau-Montholon_rwk
madrid 054

madrid 058

madrid 059

madrid 096

madrid 097

madrid 101

madrid 104

El Immeuble de Rapport es un innovador edificio de la época de Haussmann, de viviendas multifamiliares de una cierta altura (7 pisos; los edificios de París antes tenían 4 o 5) que seguramente en su momento causaron la misma impresión que nos causan hoy los rascacielos.

En una misma avenida o calle la urbanización era de tipo denso y homogéneo: sin solares vacíos, todos los edificios de una misma altura y con una misma arquitectura en la fachada y techo. En la fotografía siguiente un ejemplo de este tipo de urbanización, la Avenida Haussmann, con una sucesión de immeubles de rapport:

Blv-haussmann-lafayette

Tanto en el trazado de plazas y calles como en el urbanismo de cada calle se siguen esquemas simétricos (rotacional y de traslación) muy del gusto francés (no olvidemos que precisamente en estos momentos se estaba divulgando la Teoría de Grupos, que descubrió el “parisino” Galois).

Muchas otras ciudades europeas siguieron este mismo patrón urbanístico, que hoy identifica en parte al urbanismo europeo continental. Más adelante hablaremos de otras. En España, los Ensanches de Madrid y Barcelona están por ejemplo inspirados en Haussmann y por cierto también se pueden personalizar, respectivamente en Castro y Cerdá, que eran arquitectos o ingenieros. Cerdá tiene un puesto importante en la historia del urbanismo y Castro reconoció explicitamente que se inspiró en él y en Haussmann, además de las corrientes higienistas de la época.

Sobre el proyecto de Ensanche de Barcelona viene a cuento comentar, por su relación con el protagonista de nuestra entrada y no por ánimo de politizarla, que originalmente el Ayuntamiento de Barcelona había adjudicado el proyecto de ensanche a otro proyecto, el de Rovira i Trías. Gracias o por culpa de (según se mire) la intervención del entonces Ministerio de Fomento, se readjudicó a Cerdá (este era funcionario de la Administración Central). El motivo de esta readjudicación fueron las anchas avenidas del proyecto de Cerdá, inspiradas en Haussman como él mismo reconoce (The sige of Raval etc…pag. 5 nota 4) en su Teoría de la Viabilidad Urbana. Este hecho es de sobra conocido y no estoy descubriendo américa. Obviamente muchas de las aportaciones de Cerdá no tienen nada que ver con Haussmann. El proyecto de Cerdá, que no es exactamente el que se realizó lo hemos visto todos ya. En la fotografía siguiente el proyecto de Rovira i Trías.  Es un semi-Fresco-Venus pero sin rascacielos. Si no recuerdo mal se parece un poco a lo que finalmente se ejecutó en Valencia. Rovira i Trías era de Gracia y parece que su propuesta fue un homenaje a su pueblo natal, en ese momento no integrado en la ciudad.

Proyecto de Ensanche de Barcelona de Rovira i Trías.

Proyecto de Ensanche de Barcelona de Rovira i Trías.

Diría que Barcelona fue más fiel que Madrid al esquema parisino. La topografía de Madrid no facilitaba las cosas. Por ello esta última hoy tiene un urbanismo, quizás de menos valor si la juzgamos de acuerdo con el canón haussmanniano, pero gracias a ello tiene una mayor variedad de espacios arquitectónicos. Por su parte Barcelona al incorporar los edificios modernistas rompió la simetría inicial del Ensanche. A mi personalmente esta estética (la de Haussmann) en su estado puro, es decir el de París, me parece conseguida, valiosa, pero un poco monótona.

En los tres siguientes planos se ve el París antes  y después de Houssmann. El segundo es de 1734-39, de Turgot y si pulsas se puede ver con gran exactitud el París de esta época en pseudo 3-D.

Plan_de_Paris_1705_BNF07710700

Plan de Paris de Turgot

Paris 1900

En la imagen siguiente la Place Etoile y su entorno, una de las creaciones de más notables de Haussmann. La Plaza de Olavide y su entorno, en la fotografía siguiente sigue en cierto modo este patrón, pero sin las grandes avenidas y sin respetar la homogeneidad en altura o arquitectura.

Paris_Place_Etoile_CDG__

plaza de olavide

En la imagen siguiente otra Plaza emblemática del París de Haussmann, la Place de l´Opéra.

Place de l´Opéra

En Madrid hay algunos ejemplos de zonas homogénea en cuanto a alturas y fachadas. Una de ellas es la muy singular Colonia Pico del Pañuelo, en Arganzuela.

pico-del-pac3b1uelo-mapa2

En toda la zona triangular señalada el prototipo de edificio es el que aparece en la fotografía siguiente. Es un barrio popular pero lleno de encanto que no se si aparece en las guías turísticas.

Pico Pañuelo

Por cierto Arganzuela es precisamente el Distrito de Madrid con un trazado urbano más parisino. Esto es así no solo por la influencia de Haussmann: muchos de los grandes paseos de este Distrito, como por ejemplo Atocha, Delicias, Sta María de la Cabeza o Acacias, se deben a Carlos III, que precede casi en un siglo al urbanista de París. Fueron paseos antes de estar toda esta zona urbanizada (sólo había un arrabal, el de las Peñuelas) y se respetaron con el Ensanche.

Hace dos imágenes hemos visto a la Plaza de Legazpi. También la Plaza de Santa María de la Cabeza, cruzada por grandes avenidas como la homónima, Acacias o Embajadores es un ejemplo otro ello. Sin embargo se debe de reconocer que la arquitectura (fachadas etc…) no acompaña. De los tres distritos iniciales del Ensanche de Madrid, si el de Salamanca fue destinado a la alta burguesía y el de Chamberí a las clases medias, el de Arganzuela lo fue más bien para las clases trabajadoras. Aunque queda muy poco de las construcciones del s. XIX. o inicios del XX (la mayoría son construcciones más tardías o muy recientes), lo poco que queda no es muy lucido (salvo en mi opinión la zona de Pico del Pañuelo y quizás algún que otro edificio; a ver cuanto tardan en demoler todo esto…). Se debe de señalar que ahora con el proyecto de Madrid Río, algunos proyectos anteriores y nuevas promociones inmobiliarias, este distrito está cambiando de carácter.

Otra zona de arquitectura homogénea es la situada en el Barrio de Hispanoamérica, en la Plaza del Perú, en el cruce de Príncipe de Vergara con Costa Rica y calles del entorno.  Pensaba que eran construcciones contemporáneas a Pico del Pañuelo y de carácter social pero me equivocaba, ya que leo en otro blog (realmente interesante; ya hablaremos otro día de él) que la prolongación de la calle de General Mola (Príncipe de Vergara) desde la Plaza del Perú. Estas casas forman la base del crecimiento y desarrollo posterior de la zona de la prolongación de General Mola y aledaños. Se trata de una promoción  privada de  proteción oficial en manzana cerrada para clase media construidas entre 1949 y 1952.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En cualquier caso, ninguna de estas dos zonas parecen madrileñas: sin ladrillaco ni cementaco, sin tejas, sin balcones…En fin, volviendo al tema que nos ocupa, además del  embellecimiento las reformas de Haussmann tenían otros objetivos, por ejemplo de sanidad y de seguridad: las avenidas anchas permitían la carga de la caballería. Esta, decisiva durante todo el antiguo régimen era inoperante en las ciudades de corte medieval. En un siglo tan agitado como el XIX ninguna autoridad podía dejar este arma en el arsenal, sin usarla.

3. Sí, Paris es bella, pero como todo artista bohemio sabe la calidad estética no se consigue sin sufrimiento, en este caso del tejido social.

Fue una intervención en parte clasista: expulsó a las clases populares de algunas zonas. Incluso a la pequeña burguesía.  Los métodos utilizados no fueron de los más democráticos. Si a Churchill le recordamos por su conocida frase de sangre, sudor y lágrimas, los parisinos recuerdan a Houssmann como el Atila de las expropiaciones,  demoliciones y anexiones (de pequeñas comunas limítrofes):  On estime que les travaux du baron Haussmann ont modifié Paris à 60 % : 18 000 maisons ont été démolies entre 1852 et 1868 (dont 4349 avant l’extension des limites de Paris en 1860), à comparer au parc de 30 770 maisons recensées en 1851 dans le Paris avant annexion des communes limitrophes.

Los trabajos de reforma duraron casi 20 años y es de suponer que los ciudadanos sufriesen continuas reformas durante todos ellos. Los madrileños de una cierta edad que hayan vivido en el centro conocen perfectamente esto. Y hoy lo sufren muchos ciudadanos de la Ciudad de Panamá, ciudad que está experimentando en muy poco tiempo un cambio similar al París de aquella época.

Finalmente una obra de tal envergadura ni fue gratuita ni se hizo sin especulación (en este blog no estamos en contra de la especulación; nos parece un fenómeno económico natural): Cette transformation a un coût très élevé, puisque Napoléon III souscrit un prêt de 250 millions de francs-or en 1865, et un autre de 260 millions de francs en 1869, (en tout, 26 milliards d’euros d’aujourd’hui [réf. nécessaire]). En plus de cela, la banque d’affaires des Pereire investit 400 millions de francs jusqu’en 1867 dans des bons de délégation, créés par un décret impérial de 1858. Ces bons de délégation sont des gages sur la valeur des terrains acquis puis revendu par la Ville : la spéculation a donc aidé le financement des travaux parisiens.

5. No está claro si Haussmann tenía una motivación económica, especuladora, pero su reforma de París sí tuvo importantes efectos económicos.

Como hemos comentado antes, muchas ciudades europeas (de Europa Occidental y Central), que también estaban experimentando fuertes crecimientos le siguieron: Viena y Budapest, Berlín, Madrid y Barcelona por citar algunas. La historia de Roma, capital desde la Unificación Italiana es compleja y no vamos a repasarla; los interesados pueden ver este enlace.

Al noreste, aunque el primer desarrollo de San Petersburgo (no la conozco) es bastante anterior a Haussmann (se fundó a principios del sXVIII, en 1703 y fue capital del Imperio Ruso hasta 1918 y ya desde su fundación experimentó un crecimiento espectacular: en su primer decenio, San Petersburgo registró un asombroso crecimiento, hasta el punto de estimarse en 34.500 el número de edificios existentes en 1714. Siguieron añadiéndose palacios e inmensas construcciones, muchas de las cuales demuestran el gran influjo de la religión en la historia de Rusia. De esa misma época data su emblemática Avenida Nevski. 

Al sureste, en la zona de los Balcanes, dominaba el Imperio Otomano, con otro tipo de arquitectura basada imagino en modelos bizantinos e islámicos. Estambul es sin lugar a dudas una hermosa gran ciudad monumental (una de  mi favoritas), pero no es de estilo haussmanniano. A BucarestBelgrado las otras grandes ciudades otomanas de esta zona, no las conozco. Atenas que también estuvo bajo influencia otomana tiene como Roma una historia compleja. Además en mi opinión no se puede comparar a otras capitales europeas.

Sobre los  Ensanches de Madrid y Barcelona ya hemos hablado y en lo que sigue resumimos la situación para otras ciudades.

Viena, bajo el reinado de Francisco José I (1848-1916) y tras la creación del Imperio Austro-húngaro en 1867, se convirtió en la tercera ciudad europea. En 1857 se derriban sus murallas que rodeaban la ciudad de estilo medieval y se construye la famosa Ringstrasse (aunque he pasado por Austria no conozco Viena). En 1916 tenía casi 2,5 millones de habitantes (en la ciudad), cifra que no ha sido alcanzada posteriormente.

Dentro del mismo Imperio, Budapest, su segunda capital experimenta transformaciones similares: en 1872 se construye la émblematica Avenida Andrassy (aunque he pasado por Hungría, no conozco Budapest); en 1873 unión de Buda, Óbuda y Pest, localizadas en las dos riveras del Danubio. Recordemos que este Imperio tenía salida al mar por el Adriático, con dos puertos  principales: el austriaco Trieste y el húngaro Fiume (hoy Rijka). La tercera ciudad de este imperio, Praga, que tampoco conozco, parece que tiene una arquitectura que depende menos de esta época de la  que hablamos.

Berlín, que ya era corte y capital del Imperio Prusiano se convirtió en la capital del Imperio Alemán (1871-1918), culminación del proceso de unificación y también experimentó fuertes crecimientos a lo largo del sXIX. Puedes ver una breve historia de esta ciudad en este enlace. En wikipedia comentan: Desde entonces experimentó un considerable aumento demográfico, pasando de 824.484 habitantes en 1871 a 1.888.313 en 1900 y a 4.024.165 en 1925. La ciudad se convirtió en un referente cultural, arquitectónico y centro financiero a nivel mundial. Hoy poco queda del Berlín de esa época dado que la ciudad fue destruida en gran parte (50%) durante la II Guerra Mundial. Sin embargo se está reconstruyendo. En mi opinión es una capital que tenía sentido durant el Imperio Alemán,  pero hoy tiene una localización completamente excéntrica, aunque igual me equivoco.

Aunque pueda parecer lo contrario todas estas reformas urbanas no eran una competición de artistas urbanos patrocinados por príncipes esteticistas. Eran una necesidad de la época: debido a la industrialización muchas capitales atraían nuevos emigrantes. Esto provocó  un crecimiento de las ciudades en muy poco tiempo y por lo tanto una gran demanda de bienes inmobiliarios que una oferta inelástica  no podía cubrir en tan poco tiempo. Esta es una situación propicia para la especulación y esta se dio. Alimentó una burbuja inmobiliaria generalizada en toda Europa, que al estallar fue una de las causas de la primera Crisis Financiera y Crack Bursátil Global, la conocida cómo Pánico de 1873. La recesión que siguió duró entre 10 y 15 años y según nos informa wikipedia aumentó la frecuencia suicidios. Ojo, las condiciones económicas eran muy diferentes (entre otras cosas el sistema financiero) y no se debe de extrapolar alegremente.

6. Al leer todo esto, el lector seguramente experimentado una sensación de déjá vu invertido en el tiempo. Sensación que no sabemos si también estará experimentando con la proliferación contemporánea de determinadas visiones catastrofistas. Sin embargo dentro de unos años, cuando todo esto pase, seguramente los duros (más para algunos que para otros) tiempos que vivimos se verán como los de un necesario segundo crecimiento urbano.

Crecimiento urbano, que tiene como protagonistas a unas ciudades, las Trade Lane Megacites, que están bien localizadas con respecto a las Rutas Globales Marítimas de Comercio, en comparación primero a otras ciudades peor localizadas y segundo a zonas rurales ( en esto último en nada difiere el presente proceso de urbanización con respecto al de la  época del París de Haussmann). Por otra parte no hay duda ninguna que el alineamiento de las grandes ciudades globales de hoy con las rutas comerciales globales marítimas está en gran parte alimentado por una elevación de los precios energéticos que no parece que a corto ni medio plazo vaya a remitir.

La lección que sacamos de todo lo comentado es que cada época presenta nuevos retos a las ciudades. Algunas consiguen superarlos y siguen vivas, evolucionando, desarrollándose, creciendo (hoy en día en altura). Otras no consiguen adaptarse al giro de los nuevos tiempos y se estancan o decaen, viendo crecimientos vertiginosos en otras a su alrededor. En el siglo XIX París multiplicó sus habitantes por 5, Londres por 6, Viena por 7 y Berlin por 11 (antes de la II GM tenía casi 4 millones y medio). Madrid sólo por 3. En el sXIX algunas de estas cuatro capitales europeas han seguido creciendo (por ejemplo París y Londres) y otras se han estancado o decaído. Ni Berlín ni Viena tienen hoy en día, en pleno sXXI ya,  la población máxima que alcanzaron, ambas, al principio del XX ni creo que si las tendencias actuales persisten, la recuperen.

Por cierto, el reto de nuestro tiempo para una gran ciudad es ser Trade Lane Megacity😉.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: