Trade Lane Megacities. Madrid.

Tras el último episodio olímpico, se está hablando mucho últimamente de la decadencia de Madrid.  El sábado me di un largo paseo por su Distrito Centro y es verdad que se ve más sucia que nunca (creo que es más problema de sus ciudadanos que de las autoridades).

Esto nos lleva a una pregunta: ¿ cual es el destino de Madrid y ciudades similares a la luz de la hipótesis Trade Lane Megacities ?

Pregunta que no contestaremos. De momento nos conformamos con algunos antecedentes históricos que explican la emergencia y desarrollo de Madrid hasta hoy, con predominio de aparato visual y alguna que otra disgresión, seguramente más a gusto del escritor que del  lector. Por cierto, esta entrada no es más que una gota en un océano de blogs y entradas sobre Madrid.

1. Muhammad Ribat–>Muadirat–>Madrid. 

Aunque se intentan encontrar antecedentes carpetanos o visigodos, Muhammad Ribat, el recinto amurallado fundado por el Emir Muhammad, y que por contracción tomó el nombre de Muadirat-Madrid (ya se que esta es solo una de las innumerables hipótesis sobre el origen del nombre de la ciudad; a mi me parece la más verosímil, pero seguramente a un lingüista esta contracción le parecerá inverosímil) nace como recinto amurallado de frontera en periodo islámico.

Madrid s X

Crédito: muchos de los planos mostrados a lo largo de la entrada están sacados de esta muy recomendable presentación de Slide Share. Si el autor, Javier Martin Martín no está de acuerdo con su uso le ruego que pfv me lo comunique. Lo mismo para el resto de imágenes. Por cierto, con sorpresa he visto que mi nombre aparece asociado a un download en Slide Share; se trata de una presentación de una página en formato power point relacionado con mi patente que colgué en el blog; debe de ser algún automatismo  Wordpress; ya la han visto 54 personas…:-)).

En esa época tiene exactamente la misma función defensiva que Albalat, Espegel, Gualija o Canturias (que protegían a Talavera la principal ciudad de la Marca Media occidental); que Alamin, Maqueda, Huecas, Calatalifa, Olmos, Canales (que junto con Madrid protegían a la zona central de esta Marca Media y a su Capital, Toledo); o que Alcalá, Talamanca, Alcolea de Torote, Hita, Castejón, Sigüenza Atienza o Medinaceli (que protegían a Guadalajara, ciudad más importante de la Marca Media en su parte oriental Talavera). Para completar recordaremos que había además una Marca Inferior, con capital en Mérida y una Marca Superior con capital en Zaragoza, las dos fuera del territorio de nuestro interés.

El lector se habrá dado cuenta que de la lista anterior, todos los centros defensivos de poniente han desaparecido, no son ya núcleo urbano. También han desaparecido algunos de la zona central y los que sobreviven llevan un vida, con la excepción de Madrid, bastante anodina, mínima. Al contrario la mayoría de los de la zona oriental han mantenido una cierta vitalidad, pero con la única excepción de Alcalá de Henares (la Complutum de la antiguedad romana), no son muy diferentes hoy, y en esto no se salva ni  siquiera Sigüenza, pese a su Obispado, de lo que serían dos o tres siglos tras su reconquista.

Es decir como lo era por  ejemplo Madrid en el s XII, (cristiana tras la conquista de Toledo en 1085):

madrid s XII

2. Madrid, cabeza de Comunidad de Villa y Tierra.  

O quizás como Madrid unos siglos más tarde, en el XV, cuando ya el núcleo en torno al primer Monasterio de Madrid, el benedictino de San Martin, fundado por Alfonso VII (que hoy, muy o completamente remodelado,  es el bastante notable Edificio de la Fundación Caja de Madrid, sede de interesantes exposiciones) se había desarrollado y fundido con el núcleo original.

San Martin Fundación Caja Madrid

 Madrid sXV

Entre estos dos siglos Madrid y otros similares ribats de la Marca Media, sobre todo de la zona oriental (Talamanca, Atienza, Hita, Sigüenza, Medinaceli) se constituyen como cabezas de Comunidades de Villa y Tierra de la Extremadura Castellana (todas originalmente de realengo), lo que aseguró su permanencia  hasta nuestros días.

Comunidades de Villa y Tierra

Ya se sabe que entre Merindades y Tierras de Órdenes, Comunidades de Villa y Tierra (CVT).  Volviendo al mapa del Madrid del sXV, se ve que en esa época ya aparecen dos de los que luego serán espacios emblemáticos de la Metrópoli,  la Plaza del Arrabal, futura Plaza Mayor y la Puerta del Sol, que en esa época era lo que su nombre indica, la entrada localizada al este de la ciudad.

Madrid, ya a partir del s XIV empieza a destacar entre otras cabezas de CVT gracias primero a su localización entre los diferentes pasos del Guadarrama y la principal ciudad al sur de esta sierra, Toledo y segundo a sus interesantes cotos de caza. Las cacerías serían entonces como lo son hoy un  buen foro político dónde limar los puntos que se debatirían luego en las negociaciones en Cortes.

Entonces, muy posiblemente por su localización y recursos naturales Madrid fue sede de múltiples Cortes y Cacerías. En lo primero desde luego destacaba: al sur de la de Guadarrama y al norte de Sierra Morena solo Toledo, Madrid y Alcalá fueron sede de Cortes. En lo segundo también y todavía hoy el Monte del Pardo da fe de ello. Osos y Cortes, Cacerías y Madroños. Si tenemos en cuenta que costumbre inmemorial era en Castilla que las reuniones de los Concejos (es decir los parlamentos locales) se hiciesen debajo o en torno a un árbol, esta transposición nos podría dar pie para desarrollar una teoría falsa sobre un escudo que de tanto verlo en los autobuses parece contemporáneo.  Pero no lo haremos, por no estar dentro del objeto de la entrada.

Escudo de Madrid

En efecto, el misterio de si el Oso se comió los frutos o solo se afiló las garras ni a nadie ni nada importa,  o desde luego mucho menos que el otro misterio, más histórico que heráldico, el de la Capitalidad, clave para el desarrollo urbanístico de Madrid. Este otro misterio en parte se explica por las Comunidades, en este caso no de Villa y Tierra sino de Revuelta y Guerra, gracias a las cuales la Ciudad Imperial del Tajo perdió lo que ganó la Villa de las Cortes y Cacerías, la confianza del Rey. Pero ¿ fue Toledo la Capital (es decir la sede de la Corte) con Carlos I ? Realmente hasta este rey la Corte fue más itinerante que estante. Destacaban algunas ciudades según las épocas, y sobre todas Burgos y Valladolid en el norte o Toledo en el sur, pero itinerante era la Corte al fin y al cabo. ¿ Estaba pensando ya Felipe II en el Monasterio ? La cronología nos dice que fue antes Madrid Corte (1561) que El Escorial monumental (1563-1584).

Una cosa está clara, en 1546 cuando Villuga publica su famoso Repertorio nadie podía predecir que Madrid se iba a llevar el gato al agua. Si la razón de la capitalidad es encontrarse en estar justo en el centro de España, también lo estaban Toledo, Segovia, Ávila o Guadalajara y cada una de ellas ocupaba un nodo más denso en caminería, y muy especialmente Toledo o Segovia, dos opciones a cada uno de las dos vertientes de Guadarrama. Cuenca, la cuarta de las ciudades clásicas castellanas visitable en un día saliendo de Madrid, se encuentra ya un poco escorada al este y por lo tanto fuera de juego. Guadalajara se debe de excluir pues, aunque su concejo era independiente más que Ciudad era corte de los Mendoza.

Repertorio de Villuga 1546

En este otro artículo tratan sobre el mismo asunto, con más profundidad, incluso citando testimonios contemporáneos y documentos como cartas del Rey a familiares. Parece confirmarse que dos de los factores fundamentales son los que hemos señalado ya: recursos naturales (no solo las cacerías, más bien el agua y el clima, factores muy importantes todavía hoy) y localización. A ver si lo del Oso y el Madroño y el Escudo Heráldico va a ser verdad también…:-).

Recursos naturales similares los encontraría por igual en las dos vertientes del Sistema Central, desde la Sierra de la Estrella hasta la de Ayllón, pasando entre otras por  Gredos o Guadarrama y en este sentido tan buena es Madrid como muchas otros núcleos de población que ya hemos citado desde el principio de la entrada, al menos desde Talavera de la Reina hasta Guadalajara.

Pero la localización, con respecto a la Red de Caminería ibérica, al Sistema de Ciudades (sobre todo Castellanas, para bien o para mal núcleo de Reino e Imperio) e incluso a los Territorios Imperiales, no es la misma en cualquier punto del Sistema Central.  Veamos esto con más detalle.

Sistema Central Sierras

Antes de analizar este tema con un poco más de detenimiento, primero una advertencia: no piense el lector que Felipe II quería estar en un sitio céntrico para ir personalmente a resolver los asuntos de la manera más económica posible. Ya hemos visto que fue él el que instauró el sistema de Corte estante y por lo tanto lo que pretendía era que se moviesen los demás. En este sentido no creo que le importase mucho si para los demás él, el centro, se encontraba lejos o cerca. Pero era un Rey que llevaba personalmente muy de cerca los asuntos del Reino (el tiempo de los Validos no había llegado todavía), delegaba poco, y ya en esa época la velocidad en el movimiento de la información en unos dominios tan extensos podían marcar la diferencia. En este sentido si era importante una posición céntrica con respecto a todos los dominios y accesible.

Las ciudades castellanas con cierto peso político eran aquellas que enviaban procuradores a las Cortes en representación del territorio sobre el que tenían jurisdicción. Creo que se puede afirmar que estas mismas serían las que tenían mayor población (en Castilla). Desde el sXV son las que aparecen en el siguiente mapa (Granada se añadió tras su conquista). Nótese que con la excepción de Toro, muchas coinciden con capitales de provincia actuales (aunque muchas que son capital de provincia actualmente no aparecen). Sin embargo los territorios no coinciden con los actuales. La actual Palencia pertenecía a la Provincia de Toro. Hasta el s XVII a Galicia la representaba Zamora. A la actual Extremadura, Salamanca, al Principado de Asturias, León y a Cantabria, Burgos. País Vasco y Navarra (recién incorporada al Reino y unidad política independiente del País Vasco) habían conservado, cada unidad, sus fueros y no asistían a las Cortes castellanas. Obviamente los territorios de la Corona de Aragón tampoco (hasta el sXVIII, Decreto de Nueva Planta).

Ciudades con representación en Cortes.

En el mapa se aprecia un grupo central (Ávila, Segovia, Guadalajara, Cuenca y Toledo) del que salta a la vista (sin tener en cuenta el relieve) que Madrid es centro. Luego hay un grupo norteño y un grupo sureño. Aquí ya no está tan claro que Madrid sea mejor que Toledo.

Si tenemos en cuenta el relieve, el Sistema Central que hemos mostrado antes, aunque no es para nada una barrera insalvable, divide la península en una meseta norte y en una meseta sur.

–en la meseta norte hay un grupo de ciudades castellanas: León, Palencia (que no aparece en el mapa), Burgos, Soria, Segovia, Ávila, Salamanca y Zamora y una localizada en el centro de todas elllas, Valladolid.  Esta ciudad, de fundación puramente castellana (es decir no tenía antecedentes pre-romanos,  romanos, visigodos o islámicos) y posterior a Madrid (sXI) en la baja Edad Media llegó a sustituir a Burgos como principal ciudad al  norte del Sistema Central. Tenía un importante peso institucional: Real Audiencia y Chancillería (en el sur Granada acaparó estas funciones), Casa de la Moneda etc…).  En este mismo centro y muy cerca de Valladolid (a unos 40 kilometros) se encuentra Medina del Campo, principal ciudad comercial de Castilla en la Edad Moderna, famosa en toda Europa por sus ferias.

–en la meseta sur tenemos Ciudades Castellanas como Madrid y la próxima GuadalajaraCuenca, Alarcón, Chinchilla-Albacete, Alcaraz y Ciudad Real.  Explicamos ahora brevemente la emergencia de algunas de estas ciudades que seguramente es poco conocida (no hablaremos de Talavera ocupa una posición excéntrica en este sistema de la  meseta sur). Toda la zona entre el Segura y el Júcar será fronteriza entre el Reino de Toledo (conquistado en 1085) y la Taifa de Murcia, que fue prácticamente independiente desde la caída del Califato con la sucesión de tres Taifas hasta su “conquistada” en 1243 (fue definitivamente castellanizada en 1266).  Simplificando mucho, tras la conquista, en esta mesopotámica tierra de nadie se constituirán tres “Comunidades de Villa y Tierra”, Alarcón (conquistada en 1184), Alcaraz (conquistada en 1213) y Chinchilla (conquistada más tarde en 1243, por ser zona llana). Las tierras de Alarcón y Chinchilla irán entrando en la órbita a partir de 1252 del primer Señorio de Villena, verdadero Estado Tapón entre Castilla y Aragón en esta zona). Albacete, aldea de Chinchilla, capital de este Señorio, se independiza como villa en 1375. A principios del sXVI tiene unos 5.000 habitantes (cuando Madrid tiene unos 15.000) y no supera la barrera de los 10.000 hasta el XIX. A Alcaraz, localizada en la sierra homónima se la dotará de un extenso territorio tras su conquista que mantendrá durante siglos. Toda la zona suroccidental de La Mancha cae en manos castellanas tras las Navas de Tolosa en 1212 y se constituye como territorio fundamentalmente de la Orden de Calatrava. En esta contexto, Ciudad Real nace como pequeña aldea cercana a Alarcos, y se constituye en 1255 como enclave de realengo en tierra de Órdenes siendo renombrada como Villa Real (antes se llamaba Pozo Seco de Don Gil). En 1420 obtiene el estatus de Ciudad.  Si bien su estatus era diferente, a diferencia de Albacete, no tengo tan claro que durante la Edad Moderna Ciudad Real tuviese mayor población que otros pueblos de su entorno (aunque tengo bastante documentación al respecto, no encuentro ningún enlace que me permita resolver rápidamente esta cuestión). En cualquier caso en medio de este sistema de ciudades de la meseta sur, de haber existido un río caudaloso podría haber emergido una ciudad en su centro (parecida a Valladolid en la meseta norte). Este centro coincide más o menos con la zona de Alcázar de San Juan / Tomelloso / Quintanar / Villarobledo / San Clemente / Las Pedroñeras. Pero ni el Záncara es el Duero ni Cigüela el Pisuerga (extracto de los artículos de wikipedia enlazados: sobre el Záncara, Régimen fluvial: de caudal muy escaso (1,93 m³/s), en muchos de sus tramos se pasa gran parte del año completamente seco. y sobre el Cigüela, a pesar de su marcada estacionalidad, en el siglo XVIII hubo un proyecto para convertir en tierras de regadío sus riberas y canalizar sus aguas. El proyecto lo elaboró el arquitecto Juan de Villanuevaen los últimos años, la situación del río, como otros de la zona, pasa por sus peores momentos, pues la sobreexplotación del acuífero provoca la completa desecación del río, aún en períodos de lluvias; sin embargo parece que este último tuvo mejores momentos: antiguamente, este río también tenía sus molinos harineros de agua que hoy son sólo catorce).

Cigüela a su paso por Quintanar

Ni siquiera el Guadiana a estas alturas lleva mucho caudal. En definitiva, por el problema del agua (problema que no tenía Madrid en sus orígenes ni parece que tendrá en el futuro) lo que podía haber sido una Megaciudad se ha quedado en una serie de “poblachones manchegos”. No obstante recordemos que Tomelloso (40.000 habitantes) o Alcázar de San Juan (32.000 habitantes) ocupan la segunda y tercer plaza por población en el ranking de la provincia de Ciudad Real.  Y Quintanar (14.000 habitantes) es la sexta en la de Toledo (por delante están Talavera, Toledo, Torrijos y dos ciudades que han crecido por encontrarse entre Madrid y Toledo, Seseña e Illescas; no entiendo muy bien el crecimiento de Torrijos). Villarobledo (27.000 habitantes) es la tercera ciudad en Albacete y Las Pedroñeras y San Clemente (con unos 8.000 habitantes cada una) son respectivamente la 4º y la 5º en Cuenca. En total unos 150.000 habitantes (Valladolid tiene unos 313.000).

Señorío de Villena en 1340

En cualquier caso, volviendo a Madrid, esta estaba muy bien localizada para hacer de enlace entre entre estos dos sistemas de ciudades meseteños, bastante mejor localizada que Toledo, pero a estos efectos Segovia podría haber sido una alternativa.

Con respecto a los Territorios Imperiales ya hemos visto que se tenía en cuenta sobre todo la distancia a los accesos a los océanos o mares que bañaban a estos: básicamente Mar del Norte, Atlántico y Mediterráneo, es decir Burgos-Santander, Sevilla-Cádiz y Valencia. De nuevo, sin tener en cuenta el relieve no está muy claro si es mejor Toledo o Madrid.

Aquí ya hay que hacer medidas y cálculos para los que no tenemos información ni tiempo. Dejamos el tema para  mejor ocasión.

3. Madrid, Villa y Corte. 

Sea cual fuese la causa de su elección, este era el aspecto de Madrid, antes, cuando solo era Cabeza de Comunidad de Villa y Tierra y después, cuando pasó a ser Villa y Corte.

Madrid sXVIComo se puede ver el Madrid de 1535 no es muy diferente del del siglo XV. Madrid siempre ha buscado la perfección, y esta sobre plano es círculo, sobre todo si a ciudades nos referimos. En efecto, en ausencia de una asimetría en el entorno (sea la presencia de la Costa, o de una carretera en una dirección que sea más importante que las existentes en otras) una ciudad tenderá a crecer de forma circular. En esto eficiencia y belleza son uno. Y precisamente la diferencia que se aprecia entre el plano del XV y el de el XVI pre-Corte es que los intersticios existentes entre los dos núcleos fundidos en el sXV, el crecido ya en periodo islámico en torno al Alcázar y el desarrollado en torno a San Martín, han desaparecido. Ya son zona plenamente urbana.

Sin embargo tras la Capitalidad (lo fue de hecho primero, se formalizó mucho más tarde) el crecimiento es espectacular. Se pasa de unos 15.000 habitantes (que no era poca cosa en la época) a casi 100.000 una vez la Corte echa el ancla en Madrid. En esta página web explican muy bien la situación previa, las posibles razones de la elección y el impacto sociológico y arquitectónico de la “capitalidad”.

Desde el punto de vista urbanístico, la forma y tamaño, de nuevo casi esférica, ya es casi la que se mantendrá  hasta el siguiente evento destacable para Madrid, el Ensanche de 1860.  En 1625, cuando Felipe IV levantó su famosa cerca, con fines más fiscales y de limitación del crecimiento descontrolado que defensivos, los límites ya son casi lo que luego serán los Bulevares al Norte (desde Alberto Aguilera hasta Génova, pasando por Cánovas y Sagasta), los Paseos al Este (Castellana a Prado) y Rondas al Sur (desde la de Segovia hasta la de Atocha pasando por Toledo y Valencia). Al oeste el límite sigue siendo el islámico, debido al relieve.

cercafelipe4

La Puerta del Sol  ya no está en la periferia, ya no hace honor a su nombre, sino que ocupa el mismísimo centro de la Ciudad. Desde este centro salen los radios que llevan a las puertas de San Bernardo, Fuencarral, Hortaleza (Santa Bárbara), Alcalá, Atocha, Toledo y Segovia.

Madrid sXVI 2

Con la construcción del Palacio del Buen Retiro,  el eje principal de la ciudad será de Oeste (localización del Alcázar luego Palacio Real) a Este (localización del Retiro y anteriormente del Monasterio de los Jerónimos). Se iba de uno a otro a través de  las Calles Mayor o Arenal y su prolongación tras pasar la Puerta del Sol, las calles de Alcalá o  Carrera de San Jerónimo, algunas de ellas todavía entre las más monumentales de Madrid, con permiso quizás de la muy posterior Gran Vía (que aunque se encuentra de lleno dentro de la cerca de Felipe IV, fue una intervención de principios del  XX).

Más o menos por las mismas fechas que el Palacio del Retiro se construye, sobre la anterior Plaza del Arrabal, la Plaza Mayor. La comienza Herrera, al que la Ciudad de Madrid no debe mucho (otra cosa es la provincia o comunidad: Escorial y Aranjuez) y la  termina Gomez de Mora que sí dejó su reconocible huella en la capital, en todo el entorno de la Plaza Mayor (Casa de la Villa, Palacio de Santa Cruz, Palacio de los Consejos, etc…).

Otros ejes importantes serán las calles de Fuencarral hacía el Norte que lleva al pueblo del  mismo nombre, Atocha hacia el Sureste y Toledo hacía el Sur. A principios del sXVIII (1718), Pedro de Ribera, uno de los arquitectos que engrandecieron Madrid con su exuberante estilo barroco perfectamente reconocible (Hospicio, San Cayetano,  Conde Duque etc…), construyó la tercera y definitiva versión del Puente de Toledo que prolonga a la calle homónima sobre el manzanares. Por la calle (más bien cuesta) de Segovia se llegaba al herreriano Puente de Segovia (1582) que todavía hoy nos impresiona, y una vez pasado éste, tras atravesar los Carabancheles Bajo y Alto y la Sierra de Guadarrama por cualquiera de sus puertos se llegaba a…

¡¡ la Ciudad de Segovia !!.

A mediados  del s XVIII los límites de Madrid siguen siendo todavía las arterias hoy conocidas como Bulevares, Paseos y las Rondas, que más o menos coinciden con la cerca de Felipe IV.

Madrid sXVII 2

4. Madrid, Capital de un Estado Nacion Liberal: la Ciudad Ensanchada, 1860.

El próximo salto se dará con el Ensanche. Si bien el primer salto, la instalación de la Corte, sobre el que hemos hablado antes, fue Cortesano, por lo tanto noble, monacal  y letrado (de aquí viene la mala e inmerecida fama de Madrid), el siguiente fue plenamente burgués, al menos en sus causas, aunque uno de sus protagonistas fuese un Marqués, el de Salamanca. Recurrimos de nuevo al ilustrativo antes y despúes. Como se ve en más de 100 años no ha cambiado nada sobre  el plano:  el Madrid Barroco es el mismo que el Ilustrado y que el Liberal.

Madrid S XIX 1Y otra imagen del antes.
Madrid sXIX 2Pero Madrid no se pudo resistir a la  moda del momento, la de los Ensanches. Consistió este en un primer momento en, más o menos, los actuales Distritos / Barrios de Argüelles, Arganzuela-Peñuelas, Retiro, Salamanca y Chamberí-Olavide. Aquí la forma ya deja de ser esférica. Madrid tiene una asimetría, el relieve, mucho más acusado en el Oeste. Esto ha limitado su crecimiento en esta dirección.

Madrid sXIX 1860 ensanche 1Desde el inicio del Ensanche hasta los años 60 del sXX Madrid conservó esta misma fisonomía. El desarrollo del Ensanche fue lento (desde 1860 hasta 1930) y fuera de sus límites, en las cercanías de los caminos principales emergieron una serie de poblados más o menos legales (eran como pueblos de casas bajas, construidas muy rápidamente para evitar el derribo) que se integrarían de manera definitiva en la siguiente oleada de expansión, conservando sus particularidades: Tetúan (en el camino de Francia, hoy Bravo Murillo), Prosperidad (en el camino de Hortaleza, hoy la larga López de Hoyos), Madrid Moderno y Guindalera (en el camino de Alcalá), Puente de Vallecas (en el camino a la Villa de Vallecas), Paseo de Extremadura y Calle Antonio López en el oeste, al otro lado del Manzanares. Y en el Madrid limitado por la cerca de Felipe IV, sobre el que hemos comentado en otros puntos, en las zonas más populares, también cambios: las casas bajas se sustituían por las Corralas, tipo de construcción que se ha calificado de chabolismo en altura.

Plano de Facundo Cañada1

El trazado de calles marcado en amarillo marca los  límites  del Ensanche. Empezando por el noroeste las hoy calles o avenidas de Reina Victoria, Raimundo Fernandez Villaverde, Joaquin Costa, Francisco Silvela, Doctor Esquerdo y Pedro Bosch. A este conjunto de calles se les ha llamado las  nuevas rondas y luego algunas fueron convertidas en puentes.

5. Madrid, Capital de un Estado Democrático y Polo de Desarrollo económico. 

El crecimiento de Madrid a lo largo de su historia se puede resumir muy bien describiendo la historia de sus murallas, que han sido 5 reales y alguna que otra más metafórica: la primera es la  islámica, las dos siguientes se construyeron cuando Madrid era Cabeza de Villa y Tierra (Cerca de Alfonso VII y Cerca del Arrabal), las dos siguientes cuando era Villa Y Corte (cercas de Felipe II y Felipe IV).

Murallas de Madrid

En siglo XIX, cuando ya es Capital de un Estado Nacional, se derriban las murallas, con el Ensanche de 1860 y los límites pasan a ser las nuevas rondas (hoy algunas son puentes), muralla metafórica. Estos límites se mantuvieron firmes más o menos hasta 1960, con las excepciones que ya hemos señalado. Por el Manzanares, Arroyo Abroñigal y norte del Distrito de Tetúan pasa hoy la M-30, que fue la siguiente muralla metafórica.

Lo que ha pasado a partir de 1960 fue el tercer gran salto.  Si te interesa conocer estos nuevos desarrollos te aconsejo este sitio web, dónde aparecen mapas muy detallados de los 21 distritos del Ayuntamiento de Madrid y de cada uno de sus barrios. Yo lo he estado mirando en profundidad este finde y muchos de sus barrios me sugería muchos recuerdos familiares, de trabajo o de otro tipo.

Y podríamos hablar y hablaremos en alguna otra ocasión de su más bien indefinida Área Metropolitana cuyos límites vendrían dados aproximadamente por las nuevas carreteras de circunvalación (M-40, M-50).

Area Metropolitana de Madrid

6. Madrid, ¿ Trade Lane Megacity ? 

Las ciudades nacen, pueden desarrollarse durante milenios y pueden perfectamente desaparecer, si cambian las condiciones que la dieron vida. A lo largo de su historia, a diferencia de otras capitales europeas sin rivales (pienso en París o Londres y en ninguna otra), Madrid no ha tenido una vida fácil ni frente a ciudades del interior de España ni frente a las de la periferia:

–Ya hemos visto que nace humildemente como apéndice de Toledo (hoy esta relación se ha invertido) y enseguida queda atenazada tanto por esta (por su Arzobispado) como por la potente Comunidad  de Villa y Tierra de Segovia con la  que mantuvo un largo conflicto territorial durante toda la  Edad Media.

–En el siglo XV, ni Madrid era Corte, tenía la importancia que tuvo después, ni Aragón y Castilla estaban integrados políticamente. Pero de haberse dado todas estas condiciones Madrid seguramente no hubiese podido rivalizar, como tampoco ninguna ciudad castellana, con la Valencia del s.XV que experimentó un crecimiento espectacular en este su Siglo de Oro.

–En el s. XVI tras el descubrimiento de América sufre una fuerte rivalidad con la pujante Sevilla del XVI, puente hacía las Américas, que la superaba en población (se estiman 130.000 habitantes en 1588) y dinamismo económico.

–Perdió la “capitalidad” con el traslado temporal de la Corte a Valladolid a principios del XVII.

–Solo en el XVIII parece que encontró una cierta tranquilidad, con la nueva dinastía borbónica.

–Pero enseguida entre la segunda mitad del s. XIX y la primera del s. XX empiezan de nuevo las “acometidas” sobre todo por parte de la muy dinámica desde el punto de vista industrial y comercial Barcelona (entre 1910 y 1940 llegó a tener la misma población que Madrid e incluso la superó en algunos periodos, por ejemplo en 1930).

Sin embargo, pese a todos estos contratiempos Madrid, para algunos de manera sorprendente,  ha seguido creciendo en población, acogiendo inmigrantes de regiones y países, siendo centro de infraestructuras, ganando dinamismo económico y si cabe en concentración de poder. Esto quizás haya sido un proceso natural en un contexto local, de Estado Nacional.

Pero la globalización, los retos energéticos y climáticos son, entre otros, nuevos condicionantes frente a los que Madrid tendrá que posicionarse. Si las tendencias que se vislumbran se consolidan creo que es muy posible que Madrid siga teniendo una vida agitada en el sXXI, con viento fuerte soplando sobre todo desde el sur.

Realmente no sé como terminar la entrada. Por una parte ya hemos dicho que no íbamos a contestar a la pregunta que abría la entrada, pues ello requeriría un estudio en profundidad de muchos temas.

Pero el caso es que no puedo dejar de pensar en que, y esto lo escribe un

madrileño de nacimiento (y con algunas raíces ramas asentadas en Madrid ciudad o en lo que hoy es la Comunidad de Madrid desde hace bastantes generaciones, algunas de ellas desde antes de que la Corte echase el ancla en esta ciudad sin puerto), quizás en una próxima actualización de esta entrada, dentro de 20, 50 o 100 años, algún historiador de Madrid escriba las siguientes líneas:

–durante el s XXI, se mantuvo el clima más o menos como al principio del sXX y no se materializaron las expectativas con respecto a la energía de fusión (y eso que en el mes de octubre de 2013 hubo noticias positivas sobre avances importantes al respecto). Debido al imparable incremento  en los precios energéticos la Metrópoli de la Bahía de Algeciras empezó a crecer de manera acelerada a costa de otras ciudades del interior. Hoy Toledo, Segovia, Sevilla, Madrid, Valencia, Barcelona e incluso Valladolid no son más que distritos, importantes pero periféricos, de este Nodo Principal de la Ruta Central.

Obviamente, solo una posibilidad entre muchas otras🙂.

Actualización 16 de octubre de 2013: tengo pendiente de averiguar si en la Bahía de Algeciras tienen problemas de agua. El Trasvase Tajo-Segura ha sido motivo de una larga negociación entre varias de las regiones sobre las que hemos hablado dos de las que se acaba de resolver hoy mismo (para mi sorpresa). Quizás la siguiente negociación sea con Algeciras, aunque en una zona costera parece que el agua no es tan limitante (ejemplo, Dubai).

Trasvase Tajo Segura.

Crédito: fotografía de Joaquín de Haro vista en diario El País que muestra el trasvase Tajo-Segura a su paso por Orihuela.

 

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: