Trade Lane Megacities. Las Rutas del Incienso.

Todos los veranos, no se muy bien por qué me vuelve a interesar este tema de las Rutas Comerciales. El verano pasado hablábamos de la Mesta castellana y un poco más tarde de las Rutas de la Sal, que atraviesan el Desierto del Sahara.  Este verano toca hablar de las Rutas del Incienso que atravesaban Arabia, casi toda ella un desierto aparentemente impenetrable. A continuación  una entrada en profundidad sobre este tema.

1. La Geografía. 

Pese a esta apariencias, sin embargo ha sido habitada desde la prehistoria. En función de los ciclos climáticos, más o menos áridos sus ecosistemas han variado. Aunque pueda sorprender Arabia ha sufrido una alternancia de periodos húmedos (125 kya, 100 kya, 80 kya y el más reciente entre 11,5 y 5,5 kya, en el holóceno, coincidiendo con el Sahara húmedo) y periodos áridos (por ejemplo entre 75 kya y 11,5 kya).

Esta alternancia, en Arabia, puede tener varias causas climatológicas. Bien un desplazamiento hacía el norte de la zona de convergencia intertropical (ICTZ, ver imagen siguiente que muestra la situación actual) que afectaría sobre todo al Sur de Arabia (y entiendo que cualquier desplazamiento hacia norte del ICTZ no puede ser tan local como para que afecte sólo a Arabia, sino que afectaría a la forma de parte o toda la curva globalmente y se debería de notar en otras zonas), bien por el desplazamiento de masas húmedas originadas en oeste, en el Mediterráneo, que podrían afectar al Levante y quizás a la zona del Nefud o finalmente, por un aumento global de las precipitaciones lo cual intensificaría la humedad de todas las zonas.  Recordemos que en estas zonas intertropicales hay dos estaciones, la seca (en torno a nuestra primavera y verano) y la “húmeda”  (por decir algo; nuestro otoño e invierno).

Zona de convergencia intertropical

En laimagen siguiente el ICTZ actual en África.

ICTZ Africa

En periodos húmedos, cuando los Wadis (ríos secos) serían ríos tendría más o menos el aspecto que mostramos en la figura siguiente la población sería bastante densa en torno a ellos.

Arabia húmeda

Cómo se ve algunos ríos (el número 4, hoy Wadi al Rummah y Wadi al Batin), concretamente los que nacen en la vertiente este de las Montañas del Hejaz, discurren hacía Mesopotamia y otros, todos los que atraviesan el desierto de Rub al Khali y que nacen o en las Montañas Asir y del Yemen hacía el Golfo Pérsico, al sur de Qatar siendo los principales los etiquetados con los números 5 y el 6 (aquí estaba localizado Al-Yamamah; quédese el lector con los 3 números señalados). En la figura siguiente un mapa más detallado de la Arabia húmeda del norte. El nº1 es Wadi as Sirhan, límite entre el Desierto de Siria y el Desierto de Nafud; el nº 2 es Wadi as Hamd en cuyo alto valle se localiza Yatrib-Medina; el nº 3 es el Eufrates; el nº 4 es Wadi al Batin del que hablaremos en detalle y el 5 es Wadi Sabha, la zona dónde se encuentra Riyadh.

Arabia húmeda 2

Y en periodos secos su rasgo principal son los desiertos. Arabia tiene tres principales desiertos: al norte, bordeando Siria y su desierto y Mesopotamia el Desierto de An Nafud, al sur el famoso Desierto de Rub al Khali, y una franja de unos 1200 km de largo (en sentido Norte-Sur) y de 80 km de ancho (en sentido Este-Oeste) desértica que los une, el Desierto de Ad Dahna. Los limites entre el Desierto de Siria y el An Nafud son el Wadi Surhan y el macizo de Sakakah.

De manera esquemática pero clara aparecen en la  imagen siguiente:

Oriente medio

También aparecen las principales cadenas montañosas que bordean la Costa Sur y la Costa Oeste. Y en la siguiente imagen una foto de satélite dónde aprecia claramente el arco que forma el Ad Dahna entre los otros dos grandes desiertos.

Arabia satélite

En cualquier momento de la historia, las principales Ciudades y los principales Oasis tendrían que estar obviamente localizados a lo largo de los principales Wadis.  Y las principales Rutas comerciales tendrían que discurrir a través  de ellas.

2. La mercancía.

Las mercancías más interesantes desde el punto de vista económico son aquellas que desde su demanda sean las más deseadas, por el motivo que sea, y que desde su oferta, su producción pueda ser controlada, cuantitativa y geográficamente.

Que la producción pueda ser controlada cuantitativamente tiene que ver con los potenciales beneficios. Aquí sobran las explicaciones. Y que se pueda controlar desde el punto de vista geográfico tiene que ver con los riesgos asociados a toda actividad económica lucrativa, sobre todo en el pasado.

Los compuestos de resinas aromáticas (incienso, mirra) eran muy deseada en las zonas urbanas del Mediterráneo en la Antigüedad. Al no existir todavía unas redes de sanitarias urbanas sofisticadas el lector se puede imaginar el hedor que predominaba en estas ciudades. Estas resinas también tenía usos sacros o rituales, medicinales, cosméticos y otros.

Pues bien el origen de todas estas resinas es el mismo: las burseráceas, una familia (unos 18 géneros, entre 500 y 700 especies) de plantas leñosas que precisamente se caracteriza por la producción de resinas aromáticas. Por lo visto la función de las resinas es defensiva. Hay tres tribus: protiaes, canariaes y bursereaes.

Esta última es la que nos interesa. En efecto desde el punto de vista biogeográfico son plantas sobre todo tropicales (Malasia, zonas de África y Meso y Sudamérica) y en cada una de estas zonas señaladas vive una tribu diferente.  Más concretamente las Bursereas se encuentran en África (y en Mesoamérica).

Dos bursereas son el olíbano o frankincienso  (Boswellia Carteri) y la mirra (Commiphora Abyssinica), ambas nativas en el Cuerno de África (Somalia y Etiopía) y en el Sur de Arabia (Yemen y Omán). Posteriormente pasaron a India y China dónde también tienen usos variados.

Por lo ya indicado en la Antigüedad eran más valiosas que el oro.  En efecto su demanda era grande pero la oferta estaba limitada desde el punto de vista  cuantitativo (sólo podían crecer / cultivase en las zonas dónde eran endémicas) y su producción era controlable: las zonas dónde crecían estaban rodeadas en su zona norte (de dónde podían venir los mayores peligros) de desierto o mar y por lo tanto aisladas. A efectos de los mediterráneos eran prácticamente dos islas en el Índico.

3. Las rutas.

La localización de las zonas de producción ya las hemos señalado: Cuerno de África y Sur de Arabia.  Las zonas de demanda eran los diversos Imperios que rodeaban el Mediterráneo y del Golfo de Persia (básicamente Mesopotamia) en esa época.  Grecia, Persia, Egipto, Levante, Ciudades / Imperios Mesopotámicos, antes del Imperio Romano y éste y los Imperios Iránicos después. Gráficamente, en un punto del tiempo:

Ancient Empires of the East

En este apartado analizamos las Rutas que unían zonas de producción con zonas de demanda. De nuevo es importante señalar que si este mercado era posible  sólo gracias a que, al igual que la producción, también el transporte era controlable y de nuevo por lo mismo, los desiertos (incluido el mar, otro desierto aunque más accesible).

En este enlace aparece un mapa con las principales Rutas:

–una marítima, a través del Mar Rojo  que llevaba hasta Egipto y Levante.

–otra paralela a esta pero por el interior del Hejaz, con el mismo destino,

–una segunda marítima a través  del Golfo Pérsico con escalas en Omán y la zona de Bahrein y final en la desembocadura del Eufrates / Tigris.

De manera alternativa, en tiempos de paz entre romanos y persas se utilizaban más las dos rutas marítimas directas (por ejemplo durante la larga paz entre 384 y 502 de nuestra era entre bizantinos y persas)  o la Rutas del interior terrestres   en tiempos de guerra. Además de la señalada del Hejaz tenemos otras cuatro terrestres, dirección suroeste-noreste que llevaban la mercancía a Mesopotamia. De sur a norte:

–la primera, partiendo de Dhuhal / Qariat al Faw, pasaría por la actual Riyadh, por el Wadi nº 5 hasta llegar a la costa del Golfo Pérsico a la altura de Bahrein. Aquí se encontraría la mítica ciudad de Gerrha (todavía no identificada, aunque se supone que está en la actual Thaj).

–la segunda, partiendo de Yahtrib (hoy Medina, que era nodo importante en la ruta sur norte del interior) pasaría más o menos por la actual ¿ Hail ? (al Rabadah) para llegar al sur del Hoy Iraq. 

–la tercera, partiendo de Dedan (hoy Al-Ula) unos 380 km al norte de Medina por la ruta del interior paralela a la del  Mar Rojo, pasando por Tayma y con destino a la Mesopotamia (¿ dónde exactamente ?). 

–la cuarta, es la bien conocida a través de Levante, sobre la que ya hemos hablado.

El enlace lo es a una exposición titulada Roads of Arabia que es muy interesante con mapas muy ilustrativos e interactivos. En ella también se detallan las Rutas de los Peregrinos a La Meca que emergieron con el Islam. Ya con una estructura radial con centro en esta ciudad, pasaban más o menos por los mismos oasis, por la mismas ciudades, aunque ya con otro  nombre. En España un poco más tarde emergió la Ruta de Santiago de carácter similar y posiblemente inspirada por esta.

4. La ciudades y sus gentes.

Hasta aquí todo ha quedado muy impersonal. Por ello completamos los puntos anteriores con lo poco que se sabe sobre los pueblos que habitaban esta zona (y por lo tanto controlaban las rutas), y sus formaciones políticas, desde la Antigüedad hasta nuestros días.

Las lenguas.

Desde los primeros documentos históricos esta zona estaba habitada por pueblos de lenguas semitas. Como es sabido esta familia de lenguas pertenece al  grupo más amplio de lenguas Afroasiáticas. Aunque se cree que este grupo de lenguas surgiría hace unos 11 kya (y por lo tanto su dispersión coincidiría con el último periodo húmedo), se desconoce con seguridad el origen geográfico y dispersión de los hablantes de este grupo de lenguas, incluso de la familia más restringida de lenguas semitas y solo se pueden articular hipótesis.

Las hipótesis que se han propuesto para el origen geográfico del grupo Afroasiático son: Levante, África del noroeste (Cuerno de África / Etiopía/ Eritrea), Norte de África o incluso Sahel / sur del Sahara.  A continuación una imagen que ilustra una de las hipótesis posibles.

Expansion_of_Afroasiatic.svg

Y para las semíticas  las hipótesis también son dispares aunque aquí las posibilidades parecen más restringidas. La descripción del artículo de Wikipedia, según la cual los hablantes de las lenguas semitas, son de origen Norafricano y no entrarían levante en Oriente Medio hasta el tercer 4º o 3º milenio a. C   parece plausible, pero no tengo claro si encaja con determinados datos genéticos (me refiero a la mezcla Neandertal recientemente descubierta).

De esta descripción me sorprende un dato que no conocía para Siria (It is clear that the Syria and Mesopotamia was originally inhabited by a non-Semitic population as the earlier linguistic tradition of those areas can be seen from the non-Semitic toponyms preserved in Akkadian and Palaeosyrian languages), para el que no proporcionan referencia. En una breve búsqueda en Internet sobre esto tampoco he encontrado nada digno de mención.

Según otra hipótesis algunos autores remontarían, de manera puramente especulativa y sin evidencia alguna, la presencia semita en Levante hasta las culturas de cazadores recolectores Natufienses (12.500-9.500 a.C). Esto es muy discutible pero Yo diría que al menos sí se puede concluir con total seguridad que desde la Edad del Bronce todas las poblaciones que ocupaban toda esta zona serían semitas. Parece que los expertos tanto descartan una tabula rasa poblacional en Arabia, al menos para el último ciclo glacial como ratifican que ya desde el Paleolítico, el Sur de Arabia (Yemen,  Omán y en periodos húmedos el Rub al Khali) el y el Norte (Desierto de Nafud) hayan podido tener una historia poblacional muy diferente (¿ y la zona intermedia de Wadi al Bati ?). Por lo tanto, las poblaciones anteriores, poco densas,  serían absorbidas (los solluba son un posible candidato de población pre-semita de la zona).

Fuese cual fuese el origen y proceso de dispersión, el resultado final es que ya en la Edad del Hierro (a partir de 1200 a.C) varias ramas de lenguas semitas ocupan todo el territorio al sur del Tigris:

a) la rama este, en la cual se incluyen: las lenguas semitas de Mesopotamia desde el Acadio hasta el Eblaita pasando por el babilonio y el asirio.

–los Acadios son los primeros semitas en dejar registros escritos. Aparecen en Kish y por lo tanto (y esto no es más que otra hipótesis) podrían haber llegado a Mesopotamia a través de la Ruta que partiendo de Tayma y pasando por Jubbah transcurre a través del Wadi Khirr. Una vez instalados en Mesopotamia se extienden y la ciudad de Ebla sería parte de su frontera noreste. No veo imposible que los pre-acadios ocupasen originalmente la zona del Oasis de Tayma, Jubbah etc…es decir el sur del Nefud y en los periodos húmedos estuviesen implicados en algún tipo de trashumancia: pastos de invierno en la zona de Tayma (con la entrada de frentes húmedos desde el Mediterráneo) y pastos de verano en Mesopotamia con las crecidas correspondientes. La distancia está justo  en el límite de los admisible para una trashumancia de ciclo anual. En algún momento de mayor aridez, este medio de vida quedaría roto  y los excedentes poblacionales que la trashumancia permitía mantener no tendrían más remedio que adoptar medidas drásticas: invadir a los sedentarios de la Mesopotamia media con los que antes tendrían relaciones complementarias. No obstante en Wikipedia (cuyos artículos sobre estos temas son bastante incoherentes e indocumentados) parecen dar a entender que los Akadios llegarían a Mesopotamia a través de Palestina y Siria: The earliest wave of Semitic speakers were the Akkadians, who entered the fertile crescent via Palestine and Syria and eventually founded the first Semitic empire at Kish. Digo indocumentados dado que como en este caso, no dan la referencia que justifica tal afirmación. Dejamos el tema de la trashumancia akadia como una mera hipótesis.

–En efecto  el Eblaita se hablaba en esta ciudad que era, dentro de Mesopotamia, la que estaba localizada más al noroeste y se dedicaba a actividades comerciales con Levante. Existen documentos en Eblaita al menos desde 2.400 a.C..

b) la rama del noroeste, que a su vez se divide en:

—-la lengua de los Amoritas. Se desconoce la relación de los posteriores arameos con los Amorreos/Amoritas/Martu activos desde la segunda mitad del  tercer milenio a.C y por lo tanto el segundo grupo de hablantes de lenguas Semitas que hacen su aparición en la historia. Aunque tradicionalmente se ha considerado que su centro es la zona de Jebel Bishri, montes localizados cerca del Eufrates Sirio, en realidad ocupaban o fueron ocupando toda la zona norte de Mesopotamia, desde Ebla hasta el Valle de Diyala, ya en la frontera con Irán: las potencias mesopotámicas precisamente levantaron una muralla que cubría este frente noreste; su actividad era el pastoreo y hay algunos datos, cómo el uso del mismo nombre para lugares localizados en diferentes puntos geográficos y otros, que sugieren que además del pastoreo sedentario y nómada, podría ser, tal y como ya hemos sugerido para los Akadios, un grupo que practicaba la trashumancia, en dirección este-oeste: los pastos de verano estarían en el Valle alto de Diyala y los de invierno en el este, dónde entrarían masas húmedas desde el mediterráneo. Al igual que con la hipotética trashumancia akadia, ela distancia permite una trashumancia de ciclo anual. Posteriormente, entre 2000 y 1500 a.C. se asientan en diversas ciudades / reinos como Yamhad-Alepo, Qatna-Homs, Mari , Asiria y Isin, Larsa o Babilonia dónde aparecen como élites. Con respecto a su lengua, de los amorreos los únicos testimonios escritos son onomásticos: nombres de persona, de dioses y de lugares. No obstante, las escasas fuentes indican que hablaban una lengua semita del noroeste y dado que los interpretes acadios o asirios necesitaban interpretes para comprender esta lengua se supone que era bastante diferente de las semitas del este: no eran mutuamente inteligiles. Al norte, en la zona del alto Tigris, del alto Eufrates y  Lago Van y en ocasiones en el Valle del Khabur, dónde también estaban los Amurru, los Hurritas, cuya lengua no era semita, que constituían la principal población de diversos Imperios del Bronce y Hierro: Urkesh (tercer milenio a.C., Yamhad-Alepo, Mittani (1500 a.C), Kizzuwatna-Cilicia, Arrapha-Kirkurk,  Urartu (zona del lago Van) y Kammanu. Sobre los amurru y su emergencia cómo etnia pastoril puedes leer este reciente libro y este reciente artículo. Sobre el paleoclima de toda esta zona del norte de Mesopotamia precisamente en el momento de emergencia de los amurru, puedes ver este y este artículo y libro (sólo el índice e introducción). Un artículo sobre el clima actual de Siria que demuestra que en la zona dónde se instalaron los Amurru había una estepa: between the humid Mediterranean coast and the arid desert (se refieren al Desierto de Siria) regions lies a semiarid steppe zone extending across three-fourths of the country and bordered on the west by the Anti-Lebanon Mountains and the Jabal an Nusayriyah, on the north by the Turkish mountain region, and on the southeast by the Jabal al Arab, Jabal ar Ruwaq, Jabal Abu Rujmayn, and the Jabal Bishri ranges. Rainfall in this area is fairly abundant, annual precipitation ranging between 75 and 100 centimeters. Most of the rain, carried by winds from the Mediterranean, falls between November and May. The annual mean temperatures range from 7.2° C in January to 26.6° C in August. Ojo, aquí se refieren a la zona mediterránea y en lo que sigue a la zona esteparia. North of the desert ranges and east of the Al Ghab depression lie the vast steppes of the plateau, where cloudless skies and high daytime temperatures prevail during the summer, but frosts, at times severe, are common from November to March. Precipitation averages 25 centimeters a year but falls below 20 centimeters in a large belt along the southern desert area. In this belt, only the Euphrates and Khabur rivers provide sufficient water for settlement and cultivation.

–el Ugarítico (Ugarit era la ciudad localizada más al norte en el Levante de la Edad del Bronce, hoy en la costa de Siria, a 11 km al norte de Latakia; habitada desde el sexto milenio, florece en la segunda mitad  del segundo milenio a.C siendo centro de comercio entre Egipto, el Imperio Hitita, Chipre y Mesopotamia; de acuerdo con esto aunque estará sujeta a fuerte influencia egipcia su población es variopinta: mesopotamios, anatolios, hurritas y los nómadas del desierto de Siria; el Ugarítico está documentado al menos desde 1400 a.C.);

–las lenguas Canaanitas (Fenicio, Hebreo, Edomita, Moabita, Amonita etc…documentadas ya durante el hierro);

–el arameo. Los arameos son supuestamente citados durante el Bronce en Ebla, Akad, Mari, Ugarit, y en el Hierro ya aparecen instalados en pequeños principados en Siria, en la frontera noreste del Levante, al norte de Amón.

c) las lenguas Arábicas del Norte. Para el periodo que nos interesa podemos ceñirnos a Arábico del Norte Antigüo (safaítico, Lyhanitico, Thamudico, Hasaítico etc…todos documentados en los últimos siglos antes de nuestra era en inscripciones en roca) y que incluyen un dialecto del que se derivaría el Arábe Clásico (o Coránico) que se desarrollaría a partir del siglo IV a. C.

d) la Lenguas Arábicas del Sur. También nos ceñimos a las Antiguas: son cuatro, Sabeo (documentado desde 800 a.C.), Mineo (idem), Qatabanico (desde el s. V a.C.) y Hadramítico (Idem).

e) La Lenguas Etiópicas (Ge´ez, Triginya, Amhárico etc…) originarias de Arabia del Sur y por lo tanto relacionadas con las anteriores.

Las últimas tendencias de los expertos linguistas clasifican estas varias ramas en tres grupos: este, con la primera; central con las del noroeste y Arábicas del Norte; y sur con Arábicas del Sur y Etiópicas. Conociendo lo difícil que es llegar a resultados sólidos en esta disciplina, yo no pondría la mano en el fuego por esta clasificación…

Finalmente es importante señalar que durante toda la antigüedad, aunque toda esta zona fue fuente de interés por parte de los grandes Imperios, nunca consiguieron conquistarla (salvo las zonas fronterizas; en la imagen siguiente, el trazado del Limes Arabicus). No obstante la influencia cultural griega si fue importante,  excepto en Mesopotamia.

Limes Arabicus

Poco se sabe de las tribus / reinos / repúblicas o ciudades árabes del periodo pre-islámico.

Arabia Levantino-Mesopotámica y la Ruta a través del Nefud.

Al norte de la principal Ruta terrestre del Incienso, tocando con Levante, durante la Edad del Hierro, en el entorno de Petra (llamada Sela bajo los Idumeos / Edomitas), el Reino de los Edomitas (de resonancias bíblicas pero que también aparece en fuentes históricas, 1000 a.C-300 a.C) y luego, en el mismo territorio y en tiempos ya romanos, los Nabateos (100 a.C- 100 d.C) eran uno de los puntos finales de las caravanas de la Ruta del Incienso.

Al sur de este territorio, haciendo frontera con él, y ya en el Hejaz, se encontraban los Dedanitas (capital Dedan, hoy oasis de Al-Ula, siglos VII y VI a. C), los  Lyhanitas (muy posiblemente eran los mismos en un periodo posterior, siglos V a I a.C capital),  finalmente conquistados  por los Nabateos, que tras dominar este territorio instalaron su principal ciudad en esta zona en Hegra (hoy Meda´in Saleh, a pocos km al norte de Al-Ula). Era su segunda capital, tras Petra. Tabuk, hoy capital de toda esta zona en Arabia Saudí  también formaba parte de esta unidad política.

Estas dos zonas, controladas por los Nabateos, pertenecerán más tarde, en la época pre-islámica a los Gasánidas sobre los que hablaremos luego.

Al este de los territorios anteriores, en los importante Oasis de Tayma y Dumah (la Adummatu de los acadios, hoy Al-Jawf, a unos 37 km de Sakakah) estaban la confederación tribal (de lengua árabe) y luego Reino de los Qedaritas (citados ya en fuentes asirias, s. VII y VI a.C y con precedentes en las acadias) que ocupaban toda la zona norte entre Mesopotamia y el Hejaz hasta caer en la órbita de los Nabateos. En el siglo I cayó durante un tiempo en manos romanas (desde la conquista del hispano Trajano en 106 a.d.).  Desde Tayma partía una de las Rutas del incienso terrestes de las que hemos hablado. Llegaba hasta Kufa, en Mesopotamia (ojo, Kufa es de fundación posterior a esta época, pero sirva como referencia geográfica) siguiendo seguramente una ruta a través del Wadi Khirr, sobre el que no he encontrado mayor información.

Toda esta zona pertenecerá más tarde, en la época bizantina pre-islámica en parte a los Gasánidas, en parte a los Lájmidas y en parte a los  Kindaítas. Luego  hablaremos de todos ellos.

Arabia centro-mesopotámica y la Ruta a través del Wadi al Bati.

Voviendo a la Ruta del Hejaz, más al sur de los Dadanitas, en otra de las escalas de la Ruta,  encontramos a la República de Yatrib (hoy Medina, Lathrippa paralos greco-romanos) que aparece ya citada en los textos asirios. Si desde Dedan y Tayma partía la ruta terrestre del norte hacía Mesopotamia, desde Yatrib partía la Ruta intermedia que llegaba hasta el Golfo Pérsico, a través de Al Rabadah (que no he conseguido identificar con ninguna ciudad contemporánea pero seguramente no esté lejos de Buraydah. En el s II d.C, es decir en plena hegemonía romana, y posiblemente con fines comerciales, se instalaron en la zona tres tribus de origen judío (los Qaynuqa, Quraiza y Nadir) y más tarde dos tribus árabes de origen yemenita (los Aus y los Khazraj) que aunque inicialmente subordinados a los anteriores, finalmente se hicieron con el poder de la ciudad en el s V.  Recordemos que en estas fechas el Imperio Romano estaba en guerra permanente con el Imperio Parto y luego con los Sasánidas hasta la paz del 302. En estas circunstancias ya hemos comentado que las rutas del interior eran más seguras. Esto podría explicar la colonización de la zona por gentes de ambos extremos de la Ruta. Poco se sabe,  al menos yo, sobre los anteriores pobladores antes de la llegada de estas tribus y tenía que haberlos ya que la ciudad ya se citaba en tiempos asirios. La forma de organización política parece ser la de República comercial. No obstante Yatrib era una ciudad menos destacada que la siguiente sobre la que vamos a hablar, Bakkah (al menos más adelante, en el periodo pre-islámico).

Bakkah (hoy Mecca o La Meca), era la siguiente escala en la Ruta del Incienso. Ya en época pre-islámica era una ciudad que a sus funciones comerciales sumaba las religiosas.  Aquí se encontraba la Kaaba, lugar sagrado para muchas tribus árabes. En el s. V d. C. (ojo, en plena paz imperial) se apoderaron de la ciudad las tribus Quraysh que por lo visto ya estaban en la zona y que se implicaron en el comercio caravanero, sobre todo tras el comienzo de las hostilidades imperiales en el 502.  A partir de este momento, La Meca se convierte en el centro comercial más importante de toda esta Ruta del Hijaz. Era una “república libre” y segura , localizada justo entre los  Imperios burocráticos depredadores más importantes de la zona:  Bizantino, Persa Sasánida (que en este siglo controlaba toda la costa de Arabia hasta Omán y Yemen),  Axumita (Abisinia, hoy  Etiopía), y los Reinos Nilóticos de Aloa-Meróe, Dóngola y  Nobatia.  Occidente estaba pasando sus peores momentos. Quizás sólo Hispania, parte de cuyo territorio estaba en manos bizantinas y por lo tanto formaba parte de este sistema de estados se estaba empezando a recuperar con la consolidación del Reino Godo.  Recordemos las pinturas del Palacio de Qusayr Amra, en el llamado mural “de los seis reyes” de fecha algo posterior al periodo de que hablamos, en periodo ya islámico (aprox 711) en Jordania, dónde subordinados al Califa Omeya,  aparecen  el Rey “Roderikos” (Rodrigo), en pie de igualdad junto al Emperador Bizantino, el último Shah de la Persia Sasánida y el Negus de Abisinia.  los otros dos reyes, de territorios todavía no conquistados eran el Emperador de China y el Khan del primer Imperio Turco. (Nota: visto en el libro de Javier Arce). Ojo, obviamente la pintura busca ensalzar las conquistas islámicas, pero no aparecen representantes de unidades políticas menores también conquistadas.

Aparentemente la expansión islámica salió de la nada. Sin embargo es de suponer que La Meca en esos tiempos pre-islámicos sería una ciudad localizada justamente en el centro de un sistema de estados, y además de rica, bastante cosmopolita y que tenía abundante información de su entorno.  La situación no parece muy diferente a la anterior de Roma “embocadillada” entre Griegos, Cartagineses  y Celtas, o a la posterior de Castilla entre el Islam y Occidente. Ya quizás habría que añadir el Imperio Macedonio de Alejandro, entre Aqueménidas y Cartagineses. ¿ Pero quien presionaba al noreste ? Ya hemos comentado que otros imperios occidentales posteriores al español de la época moderna fueron meramente epígonales y efímeros. En mi opinión solo la Independencia y emergencia de EEUU marca un nuevo hito historiográfico destacable, hito bajo el que nos encontramos todavía. Y nadie conoce el  futuro: hoy en día, todo lo que no es EEUU (y lo digo sin ánimo ni de provocar ni de ofender, es solo una opinión informada) son viejas glorias del pasado, oxidadas y en general chirriantes, por mucha grasa o barniz moderno que se las quiera dar, salvo las Trade Lane Megacities, las nuevas repúblicas libres y seguras de la Ruta Central. Quizás de alguna de ellas, o de todas ellas, emerja la futura república global. Por cierto algunas de ellas están localizadas en la zona sobre la que hablamos.

En fin, volviendo a la Ruta, unos 100 km al sur de La Meca,  se encuentra la ciudad de Taif, que por su altura (está situada a casi 2000 metros) entiendo que no era escala de la ruta comercial. Si que era una ciudad de peregrinaje religioso. En esta zona vivían las tribus Taqif.

Taif

Yemen y la Ruta “Qaryat-al Faw-Riyadh-Gerrah”.

Si formaba un eslabón importante del sistema de rutas terrestres la ciudad oasis de Qurayt-al-Faw, posteriormente capital del Reino de Kindah. Aquí nacía la Ruta del Incienso del Interior más sureña y en esta zona residen las tribus Dawasir, que toman o dan su nombre de un importante Wadi.

Yemen paleolítico.

Qurayt-al Faw estaba localizada en el Noreste del Yemen y desde aquí partía una ruta que a través de Riyadh llegaba hasta  la costa este (Golfo Pérsico), a la altura de Bahrein (más concretamente a Gerrah). Es muy posible que esta ruta haya sido utilizada ya por hombres modernos en el paleolítico (que posiblemente no dejaron descendencia), como demuestran los dos siguientes mapas:

Nubian complex 1 (Dhofar)

Nubian complex 2 (Riyad)

En el primer mapa se puede ver como la tecnología paleolítica originada en el noreste africano, llamada Complejo Nubio, se usaba también en la zona de Yemen y el oeste de Omán (Dhofar). Estos restos de Dhofar están bien datados: 106 +/-6 kya.

En el segundo mapa se ve como esta misma tecnología se utilizaba en la zona de Riyadh (ojo, no exclusivamente, también han aparecido otras tecnologías). Aunque estos segundos restos no están datados y se desconoce la ruta que siguieron las poblaciones que usaban este tipo de tecnología, sí puede descartarse una ruta costera (ya que en esta zona si se han realizado catas arqueológicas de manera muy intensiva), y cabe suponer que podrían haber utilizado la ruta más directa a través del Jebel Tuwaiq. Si bien la zona de Arabia que limita con Levante (Tayma, Al Ula, Jubbah etc…) y la zona del Yemen han sido ampliamente estudiadas desde el punto de vista paeloclimático, toda esta zona de Arabia Central (La Meca, Medina, Buraydah, Riyadh) es tierra incógnita a estos efectos paeloclimáticos y es de esperar que en los próximos años de alguna sorpresa.

Yemen neolítico. 

Si el paleolítico del Yemen y toda esta zona del sur de Arabia ha tenido influencias directas del noreste de África, quizás debamos preguntarnos brevemente por el neolítico de esta zona. Sobre esto nos limitamos a un extracto de un artículo de 2004 realizado por parte de uno de los mayores expertos en la arqueología / paleoclimas de esta zona:

En conséquence, le terme néolithique, conservé dans la littérature scientifique, est systématiquement mis entre guillemet dès qu’il se réfère au Yémen, alors qu’il n’existe quasiment aucune donnée socio-économique qui justifient une telle appellation. Le Néolithique est en effet caractérisé par la maîtrise de l’agriculture et / ou de l’élevage (économie de production), la plupart du temps dans un contexte sédentaire et caractérisé par des industries lithiques particulières (façonnage bifaciale à la pression, typologie précise d’armatures de flèches…). Or, malgré des indices allant dans le sens d’une caractérisation néolithique au Yémen (surtout par analogies typologiques des industries lithiques avec d’autres régions du monde), il n’existe aucune preuve d’un contrôle de la nature ni d’une sédentarisation2 sur les sites dits néolithiques. Dans l’attente de nouvelles recherches paléoenvironnementales3 et anthropologiques, dans des contextes stratifiés, il conviendrait de ne plus appeler « néolithique » ces types d’occupations archéologiques, mais plutôt d’appliquer la nomenclature géologique, momentanément plus sûre, en employant les termes Holocène ancien et moyen (10000 4000 av. J.-C.). La sédendarisation n’est attestée qu’à la période dite de l’« âge du bronze » que nous préférerons appeler ici Préhistoire récente à défaut d’une justification de l’emploi du terme Âge du bronze au Yémen.

Señalemos no obstante que todas están investigaciones están en pañales y es posible que a medida que se profundice cambie la impresión. Podemos añadir que la última fase húmeda en el Yemen se da entre el 8.ooo a.C y el 5.000 a.C. En esta época el Wadi al Jawf y el Wadi al Hadramawt son un mismo río alrededor del cual se desarrolló una vibrante vida durante el “neolítico” (que aquí seguramente era todavía caza y recolección).

Yemen, Bronce.

Volviendo ya al periodo de nuestro interés, el Bronce y el Hierro y la emergencia de las Rutas Comerciales, está claro que el Yemen era un nodo clave ya que aquí  se producían los productos que se canalizaban a través de estas rutas. Por otra parte desde el punto de vista climático y biológico, esta es una zona muy diferente de todas las otras de Arabia sobre que las estamos hablando: es más parecida al Noreste de África.

Culturalmente, en el Bronce, y antes de la aparición de los Reinos Sayadicos del interior durante el primer hierro, aparecen tres complejos culturales en el Yemen:

Khawlan. Khawlan es un distrito de la región de Sana´a, en la zona interior de  las montañas de la costa Este; el Bronce aquí tiene un horizonte temporal de entre 2800 a.C y 1000 a.C.; cercano está Dhamar. Más detalles aquí,un artículo titulado The Bronze Age of Highland Yemen : Chronological and Spatial Variability of Pottery and Settlement. Según este artículo, esta cultura ocupaba toda esta zona montañosa del Noroeste, posiblemente hasta el Norte, las montañas Asir de Arabia Saudí. En cuanto a su origen el autor concluye que debe de ser autóctono ya que los contactos de esta zona con las culturas del  Levante (Sinai, Neguev) debieron de terminar en el cuarto milenio. La cultura decayó con la emergencia de los Estados del Hierro en Yemen, más al este. Los contactos con África del este son escasos pero seguros. Los posibles contactos con Levante en el cuarto milenio nos llevan a al análisis del siguiente grupo cultural.

–el Complejo Megalítico de Hadramawt y el megalitismo en general en la zona. Ver este artículo titulado Le Mégalithisme au Yémen. Un extracto de las conclusiones:

notre étude, aujourd’hui a pour but de rendre compte de l’importance de ce phénomène extrêmement bien conservé dans cette partie du monde. Bien entendu il ne doit pas être totalement isolé des autres ensembles que l’on connaît dans la péninsule sinaïtique ou le Levant.

Le problème majeur, au Yémen comme ailleurs, est d’attribuer une datation exacte aux tombes mégalithiques ou aux alignements de pierres dressées, la plupart n’ayant fournit aucun matériel céramique. Quant au matériel lithique découvert en surface il a permis de donner un cadre approximatif de la période de construction : début du Bronze ancien (3000 av. J. C.).

Un autre moyen de dater les tombes circulaires hautes pour le moment est de les comparer avec des tombes du même type connues dans d’autres régions de la péninsule arabique, et ayant fourni un matériel reconnaissable et donc bien datable. Par exemple, K. Frifelt 30 attribue lestombes circulaires hautes de Ra’s al-Hamra (Oman), d’après des petites jarres peintes importées de Mésopotamie et déposées dans les tombes, à l’époque de Jemdet Nasr (c’est à dire au début du IIIème millénaire)… Il y a donc un modèle établi que les constructeurs répètent sur l’ensemble de la nécropole et d’une région à l’autre.

De toute évidence, les tombes circulaires hautes, les tumuli, les pierres dressées, n’occupent pas la même place dans le paysage yéménite. Le choix de l’emplacement des nécropoles ou des monuments est très bien établi : les tombes circulaires hautes sont sur les plateaux intermédiaires, en bordure de falaise, dominant plaines et wâdîs alors que les tumuli sont plus souvent sur des collines, le long des routes de régions vallonnées. Lespierres dressées sont dans des espaces plans au pied de jabal, et lestrilithes le long des wâdîs. Le mode d’occupation du territoire n’est pas sensiblement non plus le même entre ces trois types d’ensembles. Les nécropoles de tumuli sont plus ramassées sur elles-mêmes, de fait plus petites que les nécropoles de tombes circulaires hautes. Ces dernières sont très étendues, souvent sur plusieurs kilomètres carrés, les monuments sont dispersés et très espacés entre eux. Quant aux chaînes funérairesassociées, elles structurent l’espace et étendent plus encore l’occupation territoriale. Les pierres dressées et les trilithes sont isolés et forment de petits complexes funéraires.

L’hypothèse est que les nécropoles mégalithiques, outre une fonction funéraire, sont la trace d’une occupation d’un territoire spécifique. Ce territoire correspond à des zones non cultivées ou plutôt non cultivables. Ce qui mène naturellement à penser que ce sont des populations nomades ou du moins semi-nomades basées sur une économie pastorale qui l’habite.

Ces populations peuplaient le désert du Ramlat as-Sab’atayn, vaste dépression reliant l’Hadramawt et le Jawf et qui s’ouvre largement sur le Golfe arabo-persique et la Méditerranée orientale. Les nombreuses tombes circulaires hautes que l’on a répertoriées en Arabie Saoudite et dans la péninsule sinaïtique attestent d’une circulation des gens et des biens. La route de l’encens à la période sud-arabique, dès le VIIIème siècle, a montré que ces régions désertiques étaient franchies sans difficultés majeures. Les contacts entre les deux mondes Levantin et Arabie du sud, à l’âge du Bronze, sont presque assurés. 

Por lo tanto este autor llega a conclusiones bastante diferentes al anterior, salvo que sea un problema de datación ya superado (el artículo es de 1999 y mucho ha llovido desde entonces, aunque posiblemente no en Arabia ;-)).

–Finalmente la Cultura Sabir (cultura costera basada en la explotación de los recursos marítimos, que se encontraba desde Jizan en la Tihamah saudí hasta Adén y con centro muy cercano a esta última y con proyecciones en oasis del interior dónde se desarrolló agricultura de regadio; gracias a dataciones fiables se sabe que esta cultura emergió a partir del 2500 a.C y que duró como mucho hasta el siglo  6 a.C.; desapareció con la invasión de los reinos del interior; según los expertos tiene más similitudes con las culturas contemporáneas de África del Noroeste. Copiamos literalmente de un abstract de un artículo titulado Sabir Culture and Yemeni Red Sea Coast in the 2nd Millenium BC: the Present State of Discussion:  according to the most recent archaeological discoveries it can now be assumed that the Sayhadic speaking tribes encountered in Yemen culturally and politically highly developed societies. Especially from the coastal plain of the Tihama quite a number of archaeological sites came to our knowledge sharing a common material tradition that occupied a catchment area of at least 500 km in length. It extends roughly from the shell middens of Sihi, a tested site near the Yemen-Saudi Arabian border at Jizan in the north, past Bab al-Mandab, as far as the Abyan oasis to the east. The largest concentration of sites is known from the Aden hinterland. ).

Yemen, la transición al Hierro y el Hierro.

Si tenemos en cuenta toda la zona del noreste de Árica (Etiopía, Eritrea y Somalia) y del sur-suroeste de Arabia (Yemen, Omán del oeste y Socotra), la primera citación en la historia proviene de fuentes egipcias. En el siglo 25 a. de C., durante la V dinastía, se habla de unas expediciones comerciales a la Tierra del Punt. Ya en dinastías anteriores se hablaba del oro del Punt y a partir de esta V dinastía las expediciones son frecuentes, vía marítima seguramente por cabotaje siguiendo la costa oeste del Mar Rojo. La exacta zona geográfica de Punt no ha sido identificada. Los candidatos son Etiopía/Eritrea, Somalia o la zona de Yemen. Si, como todo apunta Punt era Eritrea / Etiopía se podría pensar que en esa época el Yemen estaría todavía subdesarrollado ya que si no hubiese aparecido en las fuentes de manera diferenciada.

Los Estados yemenitas de la antigüedad, es decir los reinos de la Arabia Félix al igual que los del Levante, en el otro extremo de la Ruta, son bien conocidos; también podríamos incluir las unidades políticas que emergieron en la zona desde el Cuerno de África hasta Etiopía (ya hemos hablado de ellos en otras ocasiones). No es lugar esta entrada para profundizar en ellos.  Simplemente, para completar la información anterior, citamos brevemente su orden de aparición y cronología: entre los siglos VIII-VI a.C. aparecen seis unidades políticas en la zona:  Saba’Ma’īnQatabānḤaḑramawtAwsān, todos localizados en la vertiente norte de las cadenas montañosas del Yemen y basados en el regadío (por ejemplo la presa de Marib). En el siglo I a.C. emerge  el Reino de Ḥimyar y progresivamente va conquistando todos los demás siendo el predominante en la  zona hasta 584.

Pdte de desarrollar.

Socotra, biología, genética e historia outlier.

Muy posiblemente vinculada a Himyar la Isla de Socotra, importante entrepot de la época hasta el que llegaban comerciantes desde el Yemen, desde la India y desde el Este de África tal y cómo atestiguan el Corpus de Socotra, una serie de inscripciones encontradas en 2001 en una cueva de Socotra (Hoq), escritas en su mayoría en alfabeto bhrámico y datadas entre el s I a.C. y el VI d.C.

Desde el punto de vista genético (genética uniparental, cromosoma Y), Socotra es un outlier total. En torno al 70% de su población pertenece al paragrupo J-P209*. Ojo, Yemen no es la única zona dónde se ha encontrado este paragrupo: Omán, Grecia, Chequia y algunos pueblos turcos ¿? son otras zonas. Muy interesante. Por lo visto Socotra se pobló por primera vez en el siglo VII a.C.: This process of political incorporation may be said to have began in the seventh century B.C. when Soqotra (then known as Sakrad) was a plantation colony of incense-bearing trees inhabited by migrant laborers from eastern South Arabia and annexed to the ancient Kingdom of Hadramawt until the 4th century CE when both the incense trade and the kingdom began to decline (Casson 1989; Doe1992; Robin 1997). y es posible que la gran proporción de este cromosoma hoy en día en la isla pueda ser un buen indicador de la genética  del este de Arabia del Sur (zona de Hadramawt, Mahrah y Dhofar). Y ya que hoy en día en todo el Yemen predominan   otro tipo de cromosomas Y, podemos suponer bien que la población actual en el Yemen continental es más reciente  o bien que alguna de las mutaciones de J surgieron precisamente en el Yemen posteriormente al s. Vii (por las dataciones genéticas, siempre controvertidas esto parece poco probable). Quizás el lector se pregunte a estas alturas como es un Socotrí o Socotrense. Voilá:

Local Man Socotra

La expansión hacía el norte de las tribus Yemenitas. Periodo pre-islámico.

Ya que hablamos de la expansión himiarita,  parece oportuno hablar de las otras tres unidades políticas que predominaron en esta época en Arabia todas formadas por tribus de origen yemeníta. Esto no debe de sorprender a nadie, pues por su clima favorable esta región ha debido de ser siempre la más densamente poblada de Arabia (Pdte de desarrollar).

La expansión hacía el norte de las tribus Yemenitas. Periodo islámico.

Pdte de desarrollar.

Omán, su costa y la Al-Hasa (la costa d Bahrein en el Golfo Pérsico).

Esta zona tiene interés dado que es la que atraviesa la segunda Ruta Marítima, la que pasa a través del Golfo Pérsico. Reconozco que para mi, estas dos zonas son las más desconocidas. Primero expreso mis prejuicios y luego los corregiré a medida que vaya recopilando información.

Me da la impresión de que los movimientos de población han sido siempre de norte a sur (Levante a Yemen) y viceversa o de costa oeste a costa este (aquí sobra el viceversa) y por lo tanto esta zona sería sólo receptora, pero quizás me equivoco.

La explicación de lo anterior es sencilla: por todo lo que hemos aprendido sobre el clima de Arabia, da la impresión de que esta zona, conjuntamente  con la zona central de la costa oeste (Medina y Mecca) es la más árida la  menos habitable incluso en periodos húmedos.

Dharfur.

(Continuará…).

5. La zona, hoy. 

Arabia Saudí.

Arabia Saudí tiene unos 28 millones de habitantes. El eje Jeddah- Mecca-Riyadh-Dammam, de costa oeste a costa este por el centro de Arabia, concentra casi toda la población.

Si sumamos sus áreas metropolitanas Jeddah-Mecca-Taif (que están a una distancia de entre 70 y 100 km) tienen casi 9 millones de habitantes, Riyadh AM tiene 7 millones y Dammam, la capital de la provincia del Este (ciudad sin tradición histórica), unos 4-5 millones, a las que habría que sumar los casi 1,5 M de Bahrein.  La siguiente ciudad en población es Medina, también en el centro,  costa oeste, no lejos de La Meca. Y en el país existen otros tres centros atractores de población: Abba, en el Asir, cerca de la frontera con Yemen, la zona de Tabuk-Tayma y finalmente la zona de Hail-Buraydah en el interior al norte de Riyadh.

El eje Dammam-Riyadh-Jeddah, ya está unido por la Autopista 40 (1359 km) y está previsto que se una en breve por ferrocarril,

Tren Dammam-Riyadh-Jeddah

Arabia Saudí está apostando fuertemente por este tipo de transporte. Además de esta línea este-oeste, también hay un proyecto de tren de alta velocidad, en fase de ejecución (ya comentamos que participan empresas españolas) que unirá Medina con Jeddah y Medina. Uno de los objetivos de esta linea es aligerar las carreteras sobrecargadas por las peregrinaciones.

Tren Medina Meca.

Finalmente está emergiendo un cuarto eje ferroviario Sur-Norte que uniría  Riyadh con la frontera de Jordania, pasando por Buraydah y Hail.  De esta linea, que recorre un tramo similar a la  Autopista 65 (1200 km) saldrán ramificaciones a zonas mineras.

Cuando todas estas obras terminen la Red de Ferrocarril de Arabia Saudí quedará como sigue:

Red de Ferrocarril de Arabia Saudí en unos años...

Más sobre los proyectos de ferrocarriles aquí.

Aunque la costa oeste del Golfo Pérsico está bastante fraccionada desde el punto de vista político, las culturas son similares (países árabes) y existen proyectos conjuntos de desarrollo de infraestructuras.  Por ejemplo entre Bahrein y Kuwait  hay una autopista, la nº 95 de Saudí Arabia.

Yemen

Yemen tiene unos 25 millones de habitantes y en población sólo destaca su capital Sana´a (con menos de 3 millones) en el noroeste, la zona montañosa dónde emergieron los principales Estados del Hierro. La arquitectura en altura de las ciudades del país es muy peculiar y merece una entrada aparte sobre su origen y desarrollo.

6. Algunas Fuentes (desordenadas de momento).

6.1 Fuentes sobre paleoclima. 

Sobre paleoclimas de esta zona.

El paleoclima (monzones) en la zona del Mar de Arabia en los últimos 90.000 años. https://www.era.lib.ed.ac.uk/handle/1842/760

En este artículo reciente hacen lo mismo pero para Sudáfrica: http://www.nature.com/ncomms/journal/v4/n5/full/ncomms2897.html. Argumentan que la aparición del MSA (Middle Stone Age, periodo durante el cual el AMH, es decir el hombre anatómicamente moderno, empieza a mostrar comportamiento complejo: herramientas complejas, simbolismo expresado mediante arte; este fue el momento de la primera gran revolución tecnológica consciente) se inicia debido a razones climáticas. He visto en otro sitio otro académico argumentar que todos los hitos importantes en la evolución hacía el hombre han coincidido con turbulencias climáticas en el pleistoceno: aparición del australopitecus, primer mono bípedo; desaparición del A. Afarensis; Parantropus y  Olduvense; Achelense y primera dispersión del homo; MSA y la dispersión total. Sin embargo hay periodos de clima turbulento dentro de este mismo periodo dónde parece no haber pasado nada.  ¿ Por qué ?. Por otra parte la pregunta clave sobre esto es: fueron los cambios tecnológicos asociados al MSA el efecto de cambios neurobiológicos de origen genético o fueron sólo el efecto de cambios psicológico culturales. En este segundo caso el hombre sería el mismo desde el punto de vista biológico que los cientos de miles de años anteriores y las presiones climatológicas fueron las que le hicieron utilizar los recursos biológicos que ya disponía para generar nuevos productos culturales: nuevas herramientas, simbolismo y arte etc…Yo diría que la explicación correcta es la segunda. Un nuevo resultado relevante para esta cuestión. Sorprendentemente ha aparecido en la primera página de un periódico: http://www.pnas.org/content/early/2013/08/08/1302730110.abstract.

Llegar hasta la zona de Riyadh en periodos húmedos parece factible tanto desde el Yemen como quizás desde el Levante, pero luego hay que pasar Desierto de  Dhana que parece cortar todos los Wadis. Me preguntaba cuando se habría formado este desierto. Y la respuesta debe de estar en este libro, titulado Arabian deserts: Nature, Origin and Evolution.  http://books.google.es/books?id=zMSTz_zvhi8C&pg=PA444&lpg=PA444&dq=dahna+desert+formation&source=bl&ots=Ulkmt14Y8v&sig=mA8m35fgThD0vYfcQUKHWNJOViA&hl=es&sa=X&ei=Zbb-Uaf_D8SO7QbhxoCYAQ&ved=0CD0Q6AEwAg#v=onepage&q=dahna%20desert%20formation&f=false. Fffuu, Fffuu, Ffffuuuu…Joer se me ha llenado de arena la mesa. En fin sólo quería comentar que un patrón que está emergiendo sobre todos los libros sobre Arabia es que no son baratos. Cuando es difícil acceder a la información se puede vender cara.

Una pregunta clave es si en aquellos tiempos prehistóricos el  hombre era capaz de atravesar estrechos como el de Gibraltar, Ormuz, Bab al Mandab (Mar Rojo) etc…Creo que un factor que haría difícil este tránsito es la presencia de tiburones. Precisamente los más peligrosos (blanco, tigre y sarda) tienen presencia acreditada en el Mar Rojo y en el Golfo Pérsico. Esto en mi opinión descarta que se pudiesen atravesar nadando o incluso en barcos tipo canoa. Una especie de papiones (Hamadryas o sagrado egipcio) si pasó el Bab al Mandab y parece poder descartarse que fuese a través del Sinai. Esto indica que si que hubo algún momento en el que este estrecho se podía cruzar prácticamente a pie.

Un ejemplo de esto es un libro bastante reciente titulado The Evolution of Human Populations in Arabia: Paleoenvironments, Prehistory and Genetics (Vertebrate Paleobiology and Paleoanthropology). Michael D. Petraglia and Jeffrey I. Rose, eds. The Netherlands: Springer. 2009. 312 pp., $129.00 USD.  Como se ve uno de los autores es el inevitable M. Petraglia. En este enlace puedes leer el capítulo introductorio. Realmente desde la apertura de esta zona a la investigación arqueológica este campo esta en plena ebullición. El hecho de que muchos de los materiales sean superficiales y sin contexto no facilita las cosas.

En este muy reciente artículo intentan demostrar que el cambio climático (una sequía de unos 300 años) fue el responsable de la crisis del Bronce tardío en el Mediterráneo del este y de la transición del cobre al hierro: http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0071004

6.2. Fuentes Arqueológicas. 

La página web del Proyecto Sygis, un proyecto finlandés de arqueología en Siria: http://www.helsinki.fi/hum/arla/sygis/index.html. Un artículo de la directora de este proyecto, Minna Lonnvquist, sobre los amoritas: http://books.google.es/books?id=J9eZToFfVJ0C&pg=PA195&lpg=PA195&dq=minna+a+lonnqvist&source=bl&ots=zRnCYx-U64&sig=PpH9NQRK368vXWVie1nQKAdPgbQ&hl=es&sa=X&ei=8Ab9UdKINMSg7AbLmIDAAw&ved=0CGEQ6AEwBw#v=onepage&q=minna%20a%20lonnqvist&f=false .

Y más sobre el origen del nomadismo y sobre los amoritas en esta zona de Mesopotamia en este otro artículo de Arne Wossink, miembro del Proyecto Settling the steppe. The archaeology of changing societies in Syro-Palestinian
drylands during the Bronze and Iron Ages (http://www.archaeology.leiden.edu/research/neareast-egypt/settling-the-steppe/project.html
de la Univ. de Leiden. Las zonas estudiadas son la Jazirah siria (justo al norte de Jebel Bishri en Siria también, y el valle del Jordán Mediohttps://openaccess.leidenuniv.nl/bitstream/handle/1887/14262/Full+text.pdf?sequence=2

Sobre Arabia y para un periodo anterior al que nos ha interesado en esta entrada puede ser de interés el Paleodesert Project, liderado por Petraglia: http://www.palaeodeserts.com/.  Muchas de sus publicaciones son accesibles en PDF:  http://www.palaeodeserts.com/?page_id=1454

6.3 Fuentes Genéticas. 

Sobre genética uniparental (cromosoma Y) de la península arábiga ver este paper. En un primer análisis superficial (ya se sabe lo incorrectas que suelen ser a la larga las identidades lengua = haplogrupo),  da la impresión de que  realmente, si las lenguas semitas se originaron en habitantes en África (que muy posiblemente serían portadores del haplogrupo E, al pasar estos al Oriente Medio eran claramente minoritarios con respecto a poblaciones portadoras de haplogrupo J que habitarían esta zona (hoy es mayoritario en toda Arabia y Oriente Medio hasta el Caúcaso). Los que podrían haber sido portadores del semítico, E-M35, están en una proporción muy baja tanto en Arabia Saudí como en Yemen (en torno al 3%). Si se habló Afrosiático fue seguramente por algún tipo superioridad tecnológica de los africanos (¿ pastoreo en zonas áridas ? ¿ localización de agua subterránea ?).

6.1. Linguistica y fuentes de historia política, social, económica o cultural. 

Arabian Humanities. Revista on-line en francés sobre Arabia. Incluye los números de Chroniques Yéménites: http://cy.revues.org/

Más ciudades antiguas en Arabia Saudí aquí: https://en.wikipedia.org/wiki/Ancient_towns_in_Saudi_Arabia.

Una revista con mucha información de calidad variable (Saudi Aramco world): http://www.saudiaramcoworld.com/index/Titles.aspx

Enciclopedia de historia antigua (parece que está al margen de los múltiples sitios vinculados a los estudios bíblicos o de corte nacionalista que de alguna manera “distorsionan” la historia antigua de Canaan).  http://www.ancient.eu.com/ugarit/. El equipo aquí: http://www.ancient.eu.com/static/staff/

Una página web muy completa centrada en los Nabateos. Se llama Nabatea.net. http://nabataea.net/index2.html . Ojo, los autores son en general amateurs y pueden tener una cierta motivación religiosa. En una mínima exploración ya he  visto que contiene algunas informaciones muy discutibles: The Nabataeans also explored much of the world. Their explorers carved their initials in rocks where-ever they went, leaving their marks across Asia, Africa, Australia, South America and North America as far north as Colorado..  

Una página web dónde aparecen las primeras fuentes escritas del árabe:  http://www.islamic-awareness.org/Quran/Text/Mss/vowel.html. La web parece ser de carácter polémico (http://www.islamic-awareness.org/) pero al  menos también parece bien documentada. Véanse por ejemplo los complejos grafos   que intentan trazar la tradición oral (llamadas isnad). Aunque en esta entrada nuestro interés son las Rutas Comerciales que pasaban a través de Arabia y nos hemos concentrado en el periodo pre-islámico, que es cuando el comercio del incienso estaba en plena ebullición, un tema tangencial pero interesante es analizar el origen del Islam desde el punto de vista puramente histórico.   Esto es lo que hacen en estas cuatro entradas: http://abordodelottoneurath.blogspot.com.es/2013/05/historia-y-leyenda-en-los-origenes-del.html (a partir de esta puedes llegar a las otras tres). Y si las prefieres en inglés, las puedes encontrar aquí: http://mappingignorance.org/category/third-culture-arts/history/. Tras leerlas he visto que desde hace unos años está emergiendo toda una literatura más o menos revisionista sobre los orígenes del Islam que se centran no tanto en poner en duda la emergencia y expansión del Islam como fenómeno político sino sobre todo en revisar la figura de su Profeta y de sus Escrituras (me refiero entre otros autores a Luxemberg, Spencer, Sijpesteijn, Kalish, Donner, Oligh&Puin, Sfar, Van Bladel, Holland etc…). Esta literatura  recuerda a otra vinculada a otras religiones y nos parece muy sana. No entramos en estos temas dado que además de no ser el objetivo de la entrada, no nos interesan especialmente. Por otra parte señalemos, que según fuentes islámicas, al mismo tiempo en el Nejd surgieron varios movimientos  de corte similar (que yo sepa al menos cuatro, creo que todos posteriores, considerados falsos). Por ejemplo en el entorno de los Banu Hanifa (en Yamanah), y en la misma zona en el entorno de los Banu Tamin y en el de los Bani Assad. Finalmente también en el Yemen. Quizás convendría averiguar si estos movimientos aparecen en alguna fuente no islámica. Hay dos posibilidades: o estos movimientos no existieron en la realidad y entonces son un recurso narrativo legitimador o sí existieron y antes de la emergencia del Islam se abrió una ventana de oportunidad en Arabia que diferentes tribus intentaron capitalizar. Una buena fuente sobre como se reflejaron en las fuentes más o menos contemporáneas la emergencia y expansión del Islam es esta: http://web.archive.org/web/20060429163403/http://www.christianorigins.com/islamrefs.html#arabconquests.  Todo lo que aparece está extraido de un libro de Hoylandhttp://en.wikipedia.org/wiki/Seeing_Islam_As_Others_Saw_It (The book contains an extensive collection of GreekSyrianCopticArmenianLatin ,JewishPersian, and Chinese primary sources written between 620 and 780 AD in the Middle East, which provides a survey of eyewitness accounts of historical events during the formative period of Islam.).  Algo parecido intentó antes Patricia Crone en su libro  Hagarism, the making of the Islamic World (…she provided a new analysis of early Islamic history by studying the only surviving contemporary accounts of the rise of Islam, which were written in ArmenianGreekAramaic and Syriac by witnesses. By using non-Arabic sources, they could study more of the context for the rise of Islam. They argued that Islam, as represented by contemporary, non-Muslim sources, was in essence a tribal rebellion against incursions by the Byzantine and Persian empires.).  Echo de menos las fuentes abisinias si es que existían: que yo recuerde las fuentes ibéricas sobre este tema son muy tardías. Los Visigodos estaban a lo suyo y todo esto les pilló completamente de sorpresa. Por cierto el periodo visigodo hispánico, contemporáneo al origen del Islam, es notorio por su escasez  de fuentes de todo tipo (unas pocas crónicas).  Esto es generalizable a todo Occidente  y no sé si también en el Imperio Romano Oriental se daba el caso.   Volviendo al libro de Hoyland, las fuentes más tempranas que cita son 634 Doctrina Jacobi639 Sofronio o Sophronius (Patriarca de Jerusalem, de origen árabe por cierto; según algunas fuentes conoció personalmente a Omar y por lo tanto se supone que debe de estar bien informado). Finalmente no está de más recordar que, dado que en esa época no había ni periódicos, ni radio, ni TV, ni internet, ni smartphones, ni sms, ni whatsapp etc…No podemos esperar que la información  que aparece en estas fuentes (muchas si no todas además son tendenciosas) refleje exactamente la realidad. Es decir no estaban escritas de acuerdo con los estándares científicos o académicos de hoy en día….

Volviendo a Patricia Crone, escribió también un libro altamente relevante para el tema que exploramos en esta entrada: http://en.wikipedia.org/wiki/Meccan_Trade_and_the_Rise_of_Islam. En él defiende la hipótesis del origen norteño del Islam (Siria) y contradice algunas de nuestras afirmaciones (importancia de la Meca en las redes comerciales). Puede ser que tenga razón. Pero ojo, si disponemos de poca información sobre estas zonas de Arabia, que conocían perfectamente la escritura, podría ser porque a los que allí vivían no les interesaba que hubiese información. Podría ser, no lo sabemos. El secreto es consustancial al comercio lucrativo, al menos hasta que se instaure un sistema de patentes como es debido😉.

P.s.1 Por cierto mis condolencias a los afectados por el reciente accidente de tren.

P.s.2. ¡ Que casualidad ! Acabo de ver que FCC ha ganado un importante contrato de obra pública en Arabia Saudí (¿ Metro ?), país por el que transcurren casi todas estas rutas.

Routes across arabia

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: