Trade Lane Megacities. El Canal de Nicaragua ya tiene Ley.

1. Me  ha sorprendido ver lo rápido que va este tema a nivel político: ya existe una Ley de Concesión para el desarrollo del Canal de Nicaragua, sobre el que hablábamos hace poco en otra entrada.  Ha ganado el ¿concurso? una empresa china y la concesión es por 50 años.

Sorprendentemente también parece que la concesión se ha realizado antes de que haya finalizado estudio de viabilidad:

 La oposición nicaragüense, minoría en la cámara, criticó la rapidez con la que se votó el reglamento, sin consultas y sin que se conozcan estudios que determinen si una obra de ingeniería de esta magnitud es factible de ser construida en este país centroamericano.

Y no todos están convencidos de que sea viable, aunque tampoco queda del todo claro si es por motivos técnicos o económicos. Si alguien tiene dudas sobre la capacidad de ciudadanos de China para acometer estos grandes proyectos, que miren a la Gran Muralla.

Por otra parte no sé si tranquilizará a alguien saber que quien está corriendo con los riesgos y gastos es el concesionario chino:

Fuentes ligadas al proyecto que hablaron en condición de anonimato, dijeron que son seis grandes consultoras internacionales las que han sido contratadas para desarrollar los proyectos de factibilidad. Entre estas empresas están la británica Environmental Resources Management(ERM), que preparará el estudio de impacto ambiental del proyecto, y la estadounidense McLarty&Associates, contratada para “convencer” a Gobiernos y empresas extranjeras de la seriedad de la obra. Estos estudios, según las fuentes, cuestan decenas de millones de dólares, todo financiado por Wang. Aclararon que este es un acuerdo entre un empresario privado y el Gobierno de Daniel Ortega, y que el Gobierno chino ni otro gobierno extranjero está detrás de la obra.

Y al ser un acuerdo “privado” no parece que los vecinos del norte tengan que preocuparse demasiado, salvo que no haya una cláusula  que prohíba el traspaso de la concesión a terceras partes públicas.

2. He visto que ya está apareciendo la noticia en algunos medios anglos,  que comentan entre otras cosas que esta idea ya la acariciaron los Vanderbilt (ojo, hablamos de una de las familias más ricas de la historia de los EEUU, sino la más rica, y por lo tanto de la historia a secas, familia que además construyó su fortuna en el sector del transporte: navieras y ferrocarriles) y que la concesión es para el ciclo completo: to “design, develop, engineer, finance, construct, possess, operate, maintain and administer”.

En esta línea el lector puede leer un artículo superficial pero muy completo, con

consideraciones técnicas, económicas (“It’s addressing a need that definitely is not here now and I’m not sure if it’s ‘a build it and they will come’ sort of thing,” Rosalyn Wilson, a senior business analyst at the Delcan Corporation, a Toronto-based transportation consultancy and author of the U.S. logistics industry’s annual report. “I wouldn’t invest my money in it“) , de medio ambiente (por lo visto el agua del Lago o se utiliza para el canal o se utiliza para consumo humano; yo esto no lo tengo tan claro), logísticas (hablan de la Ruta del Norte o del Ártico cómo posibilidad muy real) e incluso geopolíticas (The money is totally irrelevant,” he said. “We’re talking about national hegemony. China is looking to turn itself into the predominant economic power. Whoever dominates trade, dominates the world” en Business Insider. No hablan y no se deben de despreciar los factores políticos internos. No parece que todo el  mundo esté de acuerdo.

Digo superficial porque por ejemplo esta última declaración es contradictoria: si fuese verdad que hay intereses geopolíticos implicados, y no parece ser el caso, el que quiera ser la potencia económica dominante, tendrá que seguir en todo las leyes de la economía. Pero ni está claro todavía que los que han tomado la decisión de acometer este proyecto las hayan seguido de momento (no se han terminado los informes de viabilidad y ya hay opiniones de expertos en contra) ni el método de concesión parece haber sido muy ortodoxo tampoco desde el punto de vista económico. Y unos cuantos proyectos de esta envergadura (40.000 billones de dolares), mal elegidos, podrían llevar por el mal camino a cualquier superpotencia económica…

Termino comentando que no la he visto todavía en los grandes medios tradicionales anglos. Y aunque este es una cuestión de gran interés para la serie Trade Lane Megacities de este blog, cómo esta noticia me ha pillado completamente de sorpresa y teniendo en cuenta que es viernes, tampoco voy a profundizar mucho más en este tema. Haremos un seguimiento más profundo en breve.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: