Internacionalización. La divisa, en facturas de comercio internacional.

Es un problema que todo aquel que haya estado implicado en operaciones de comercio internacional conoce. Se trata de asumir o de ceder riesgos. Si se utiliza la moneda (divisa) de tu país, estás cediendo riesgos y la contraparte los está asumiendo (sí, hay instrumentos de cobertura de estos riesgos (entre otros el seguro de cambio), pero su uso tiene un coste económico y de gestión, y por lo tanto son herramientas sujetas a fricciones. Y la cosa se complica si hay incertidumbre en el plazo de entrega. Si se utiliza la divisa del otro, se invierten las posiciones de riesgo.

En muchas ocasiones se trabaja con una divisa de un tercer país. Trabajo con

China desde hace casi dos décadas (con intermitencias, claro). En la era pre-euro sólo aceptaban operaciones en dólares usa. No había opción. ¿ Y en la era post-euro ? Mi última experiencia es del año pasado y recuerdo que salió el tema de la divisa de cotización / facturación pero no recuerdo en que sentido (mañana lo comprobaré).

En otras zonas con las que he trabajado sí que es algo que puede entrar en la  negociación. Es más en un proyecto  en el que colaboré hace dos o tres años uno de los objetivos explícitos era re-negociar la divisa para que la parte fuerte, en este caso el importador asumiese los riesgos. Era una empresa que movía cientos de contenedores al año, y no tuvieron ningún problema en aceptar el dólar, ya que el país exportador estaba dolarizado.

Este problema de divisas y la gestión del riesgo de cambio no sólo aparece en operaciones de comercio internacional, sino también en todo proyecto internacional que implique operar en dos o varios países con divisas diferentes.

Precisamente en un reciente paper analizan este problema, el de la divisa en las facturas de comercio internacional desde un punto teórico:

TítuloA Bargaining Theory of Trade Invoicing and Pricing Abstract.

We develop a theoretical model of international trade pricing in which individual exporters and importers bargain over the transaction price and exposure to exchange rate fluctuations. We find that the choice of price and invoicing currency reflects the full market structure, including the extent of fragmentation and the degree of heterogeneity across importers and across exporters. Our study shows that a party has a higher effective bargaining weight when it is large or more risk tolerant. A higher effective bargaining weight of importers relative to exporters in turn translates into lower import prices and greater exchange rate pass-through into import prices. We show the range of price and invoicing outcomes that arise under alternative market structures. Such structures matter not only for the outcome of specific exporter-importer transactions, but also for aggregate variables such as the average price, the average choice of invoicing currency, and the correlation between invoicing currency and the size of trade transactions

Extracto. 

What determines the currency used in the invoicing of international trade?

This question is the subject of an extensive theoretical and empirical research agenda in international economics as it plays a central role in determining whom among exporters or importers bear the cost of exchange rate áuctuations, and whether these fluctuations affect trade quantities. The existing theoretical literature has identifed a host of determinants of the choice of invoicing currency in international trade, including a “coalescing” motive for exporters to keep their prices close to their competitorsí, a “hedging” motive to movements in marginal revenue in line with marginal cost áuctuations, transaction costs in foreign exchange markets, and the role of macroeconomic conditions that favor the use of low volatility currencies

Realmente nunca había pensado en este problema desde este punto de vista, teórico. Como digo en muchas ocasiones no es materia de negociación sino de imposición.

Creo que la ventaja de que todos los implicados en el comercio internacional usen una misma divisa independientemente de su país de origen está clara.

Y quizás también esté clara la otra cuestión, cual deba de ser esta divisa: la del país que ofrezca un producto exportable más deseado y diversificado, que tenga un sistema político garantista (no depredador), que sea atractivo para ir a vivir en caso de que las cosas se compliquen en tu país (si tiene un sistema depredador), que pueda defender mejor su moneda frente a fuertes oscilaciones etc…En resumen, la del país líder desde el punto de vista político (siendo democracia) y económico. Por eso aunque China esté alcanzando a EEUU cómo líder económico, dudo mucho que los operadores acepten el RMB cómo la divisa de uso generalizado.

Cuando lo lea añadiré comentarios.

P.s. Visto en el blog EL.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: