Trade Lane Megacities. Elisha Otis, “inventor” del ascensor.

1. En este blog nos gustan los inventos y los inventores. Y los valoramos más por el impacto económico de sus inventos que por la dificultad técnica de su implementación. Cuanto más sencillo sea de implementar técnicamente un invento y materiales más vulgares puedan usarse en su implementación, más posibilidades hay de que su impacto económico sea mayor, pues seguramente no afectará a las inercias / resistencias industriales ya existentes.

Y en la serie Trade Lane Megacities nos interesa además del impacto económico, el impacto que hayan tenido estas invenciones en el fenómeno urbano. Ya hemos hablado de McLean, el inventor del Contenedor, invento que revolucionó el transporte marítimo e hizo posible el crecimiento de las grandes ciudades.

2. Hoy toca hablar de Elisha Otis (1811-1861), inventor, cómo no, de EEUU. Y digo cómo no, ya que las otras regiones del mundo carecen del pragmatismo que reina allí. Si Otis hubiese nacido en cualquier otra parte del mundo, tras su demostración en la Exposición Crystal Palace de la que hablaremos más tarde, hubiese acabado o de Haut Ascensoriste Royal en Versailles  o cualquier otro palacio, en la cárcel o en un manicomio. Nunca se sabe cómo pueden reaccionar las sociedades dónde no reina el pragmatismo…

Inventor e invento. Otis fue un inventor en serie que tiene otras patentes a su nombre, pero la invención por la que será recordado es la de un dispositivo de seguridad para las plataformas permiten el transporte en vertical, hoy llamadas ascensores (artilugio que por cierto se parece mucho al contenedor: no es más que una caja cuadrada grande).

Tras probar muchas otras actividades sin grandes éxitos (es decir sin ningún éxito) en 1852 recibió el encargo por parte de sus empleadores para diseñar una plataforma elevadora. Para mejorar la seguridad de estos artilugios diseñó su dispositivo, que por lo visto no patentó en ese momento (la patente que aparece debajo es otra de 1861).

El ascensor es un sistema mecánico bastante sencillo pero que implementa  algunos mecanismos ingeniosos cómo el de Otis. Si te interesa una historia muy completa del ascensor puedes leer este PDF.

Patente de Otis de 1861

Impacto económico y urbano. Tras la incorporación de su dispositivo, el ascensor pasó de ser de un sistema inseguro de transporte de carga en vertical, sobre todo de materiales debido a su inseguridad, a un sistema seguro de transporte de personas, lo cual hizo posible el desarrollo de la construcción en vertical. Las torres de Babel que tanto calentaron algunas mentes durante el renacimiento ya eran una posibilidad práctica.

La importancia del Marketing.  Al cerrar la fábrica dónde había realizado su invento,  Otis montó una empresa de ascensores experimentando grandes dificultades en sus primeros momentos. No se debe de minimizar la importancia del marketing: no vendía nada hasta que hizo una espectacular demostración de las ventajas de su innovación en la Exposición Crystal Palace de New York en 1854.

La herencia empresarial. La empresa fundada por Otis, la Otis Elevator Company sigue viva con 61.000 empleados y una facturación de casi 12 billones de usd anuales. Uno de sus últimos proyectos ha sido implementar el sistema de elevación del rascacielos más alto del mundo, el Burj Khalifa.  Su competencia son la suiza Schlinder Group, la alemana ThyssenKrupp, la finlandesa Kone y la japonesa Mitshibishi Elevators.

Ciencia y Sociología del ascensor. El ascensor es un espacio curioso desde el punto de vista sociológico. Espacio público y compartido de un edificio, pero de estancia tan efímera que preferimos no encontrarnos a nadie ya que no da tiempo ni a hablar del tiempo. Nadie puede presumir de haber realizado “eso” en un ascensor, nadie. ¿ Y dónde mirar cuando va muy cargado ?.

Al final de nuestra vida habremos pasado una cantidad considerable de tiempo en este espacio, pero muy posiblemente nada importante habrá ocurrido en él No vamos a desarrollar más este tema sobre el que Otis no pensó y que daría mucho juego. Tampoco pensó en las consecuencias que podría tener para la ciencia su invento. Me refiero al famoso experimento mental de Einstein con el ascensor que demuestra la equivalencia entre los fenómenos físicos de aceleración y gravedad.

rela-elevator

Y una duda energética. Ya sabe el lector de este blog que últimamente tengo un cierto interés  con los problemas energéticos. Por ello me pregunto si el movimiento en vertical facilitado por el ascensor, además de mejorar el uso del espacio, es también más eficiente desde el punto de vista energético.

Ahora que los rascacielos ya están llegando al kilómetro de altura,  si todo el movimiento de personas que se hace a través de los ascensores se tuviese que hacer en edificios horizontales de un kilómetro de largo, ¿ se gastaría más o menos energía ? ¿ sería más o menos costoso desde el punto de vista económico ?   Ojo, la pregunta no es retórica: cada 72 horas los ascensores mueven una masa equivalente a la del total de la población humana.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: