La incoherencia y demagogia de los detractores de la propiedad intelectual.

Hay buenas y malas noticias recientes en materia de propiedad intelectual en Europa.

Las buenas: se está extendiendo por Europa el modelo de empresa / organización , originado en EEUU, de agregadores de patentes, que algunos llaman patent trolls.  Varios ejemplos: Francia o España.

Las malas: también se está extendiendo en Europa la nefasta mentalidad e ideología de que el comunismo es malo en todo, menos en el mundo de las ideas. Un ejemplo en el  blog Nada es Gratis.  También se pueden leer las entradas anteriores en ese mismo blog. Ejemplo por cierto lamentable, pues proviene de académicos, bien informados sobre este asunto.  En los debates sobre temas de propiedad intelectual que se han generado en ese blog, y en muchos otros se repiten siempre los mismos argumentos incoherentes y demagógicos y se observa mucha confusión.

Sin embargo el tema de la propiedad intelectual, visto desde e punto de vista de un (este) inventor, es muy sencillo. Lo desarrollamos a continuación (en lo  que sigue nos referimos sobre todo a la propiedad industrial en forma de patentes, pero se podría perfectamente adaptar el análisis a otras formas de propiedad intelectual, cómo el copyright):

1. Capitalismo y comunismo.

Sistema de organización económica que  se  basa en derechos de propiedad privada (siempre convencionales) e intercambio libre de mercado mediante mecanismo de precios. El sistema claramente no es perfecto, se debe regular y complementar claramente con dosis de economía pública (pequeñas dosis de comunismo, según nuestra terminología), pero se ha demostrado históricamente (la historia es el laboratorio de la sociedad) que funciona mejor que su alternativa, el comunismo, basado en la propiedad colectiva e intercambio planificado, sobre todo cuando este se aplica a toda la actividad económica.

2. Conocimiento.

Sea lo que sea, adopta tres formas diferentes:  creaciones (es decir un conjunto de expresiones) e invenciones (ciencia es decir un conjunto de proposiciones y técnica, es decir un conjunto de instrucciones).

3. Los objetivos del conocimiento.

Aunque el uso del conocimiento puede generar tanto beneficios cómo perjuicios, es del interés de todos que se genere, publique y se use el máximo de conocimiento (correcto) a la mayor velocidad y al menor coste posibles. 

4. Derechos de propiedad.

Todo el mundo sabe lo que son. Aquí sólo  queremos recordar que independientemente de su objeto, son siempre convencionales. Por lo tanto si se aceptan los derechos de propiedad plena (hereditaria) para otro tipo de bienes, cómo por ejemplo la tierra, por coherencia se deben de aceptar también que se puedan otorgar para parcelas de conocimiento.

5. ¿ Es el conocimiento un bien público por naturaleza ?

A veces se argumenta que el conocimiento es un bien público, de consumo no rival y no excluyente:

Excludable Non-excludable
Rivalrous Private goods
food, clothing, cars, personal electronics
Common goods (Common-pool resources)
fish stocks, timber, coal
Non-rivalrous Club goods
cinemas, private parks, satellite television
Public goods
free-to-air television, air, national defense

Podríamos negar la mayor argumentando que el concepto de bien público es esencialista e inadecuado. Pero simplemente señalaremos que el conocimiento, en cualquiera de sus formas no es un ente espiritual, flotando en un limbo, necesita un soporte físico para su almacenamiento, copia y/o transportes. Y por ello es un bien de consumo tan rival y excluyente cómo cualquier otro bien. No es difícil imaginarse un situación perfectamente realista (y que podría no tardar en aparecer) en que la escasez de soportes para el almacenamiento, copia o transporte de conocimiento nos haga sentir que esto es así.  Otra cosa es que actualmente, por los avances tecnológicos,  el coste de almacenamiento, copia y transporte y por lo tanto de la rivalidad  sea bajo y el coste de la exclusión de la copia sea alto.

Por lo tanto, que el conocimiento en cualquiera de sus formas sea o no un bien público o privado es una opción. Afirmar lo contrario es demagogico. Debemos, cómo sociedad, decidir cual es el sistema (bien público o bien privado) más adecuado para el cumplimiento de los objetivos del conocimiento

6. ¿ Por qué algunos académicos defienden la posición de que el  conocimiento es un bien público ?

Se da la paradoja de que muchos académicos que en general defienden el capitalismo, cuando se trata del conocimiento se transforman en acérrimos comunistas.  Por otra parte muchos a muchos creadores (artistas, no inventores) les pasa lo contrario. Aunque simpatizan con posiciones comunistas (socialistas) en general, cuando se trata de los bienes que ellos producen, son acérrimos defensores del capitalismo. ¡¡ Coherencia por favor !!.

Veamos esto con más detalle: 

 Pese a que esta posición que adoptan muchos académicos es aparentemente desinteresada (y creo que en general sincera), en realidad no lo es. En general los académicos viven del dinero público. Incluso en países dónde la universidad privada tiene presencia y es prestigiosa, muchas de las investigaciones que producen las universidades privadas se pagan con dinero público.  Y les pagan por publicar pero no por los ingresos que generen sus publicaciones. Entonces, la privatización del conocimiento, y la publicación de nuevos conocimientos desde el ámbito privado atenta a sus intereses. Les quita su medio de vida. Cámbiese la forma de retribución de los académicos y veremos cómo cambia su posición ideológica.  Págueseles no en función de sus publicaciones o número de citas sino en función de los ingresos que generen sus publicaciones y veremos si siguen defendiendo que el conocimiento es un bien público. Esto explica también la posición de los artistas, que en general no viven (aunque algunos quisieran) del dinero público. Viven de los ingresos que generan la explotación (por diversas maneras) de sus creaciones.

6. Generación de conocimiento.

Mucha gente tiene la idea equivocada de que el sistema de patentes es un sistema que existe para incentivar la generación de conocimiento. Nada más lejos de la realidad. Para generar nuevo conocimiento se necesita curiosidad y talento. Ambas son   estados internos de un sistema natural, la mente humana, de los que se sabe más bien poco y que por lo tanto no se sabe cómo incentivar. No creo, para nada, que ni el uno ni el otro estén determinados genéticamente. Son estados en los que cualquier mente humana puede entrar y salir,  aunque quizás no de manera controlada. Pero la generación de conocimiento no es el tema de la entrada y no lo vamos a desarrollar aquí; simplemente señalar que  el objetivo del sistema de patentes no es incentivar la generación de nuevo conocimiento, sino  incentivar su publicación.

7. Publicación de nuevo conocimiento.

La única alternativa al sistema de patentes es el secreto industrial generalizado o lo que es peor el estancamiento creativo. Cuando alguien tiene una muy buena idea, o bien está encantado de compartirla o bien no lo está. Soy de los que creo que se pueden dar las dos situaciones. Si está  encantado se acabó el  problema. Pero si no lo está, bien mantendrá su buena idea en soporte neurona y no se la transmitirá a nadie y excluirá a los demás de su consumo (estancamiento inventivo) o la intentará  utilizar sin que los demás se la copien (secreto industrial).

Precisamente el sistema de patentes no es más que un intercambio de monopolio por publicación de nuevo conocimiento. Dicho de otro  modo, es un sistema de incentivos, que utiliza la herramienta convencional derechos de propiedad, que tan bien funciona en otros campos.

Comparar, cómo se hace en los debates, una situación en la que existe sistema de patentes y la gente intercambia información con una situación en la que no existe mercado de patentes y la gente comparte  información es demagógico. Las únicas alternativas realistas son patentes o secreto industrial y estancamiento de la innovación publicada.

Cómo la alternativa es peor, en general se admite entre las personas sensatas y racionales, que es mejor mantener que abolir el actual sistema de patentes. Pero por otra parte hay un sentimiento generalizado de que este sistema de patentes no facilita plenamente el cumplimiento de los objetivos del conocimiento y hay que reformarlo.

Y estoy completamente de acuerdo. Actualmente, obtener un derecho de propiedad sobre una parcela de conocimiento es muy costoso en tiempo y dinero (y por lo tanto no incentiva a publicar conocimiento nuevo) y el derecho de propiedad que se obtiene es débil: la propiedad no es plena (el periodo de la patente es limitado),  no está bien delimitada (el scope es borroso) y se puede y suele dar el caso de que el conocimiento publicado no se utilice sólo por estar patentado.

8. Corrección y relevancia del conocimiento publicado.

Tenemos por lo tanto dos alternativas de publicación de conocimiento que conviven en una misma economía: la privada, mediante el sistema de patentes, y la pública mediante los mecanismos académicos. Cada vez se publica más, y no todo lo que se publica, por una vía u otra, es correcto ni tiene el mismo valor o relevancia.

Interesa articular mecanismos que permitan primero controlar la corrección de lo que se publica (proposiciones verdaderas e instrucciones eficaces, y segundo ordenar todo lo que se publica. En la alternativa pública la corrección se controla mediante el sistema de revisión por pares y la relevancia por el sistema de citaciones. En la alternativa privada corrección y relevancia se implementan por el sistema de  examen previo a la concesión del derecho de propiedad (patente) y el sistema de explotación directa de invenciones o licencia.

La realidad es que actualmente ninguna de las dos alternativas, pública o privada, funcionan de manera eficiente.

9. Uso del conocimiento: el problema del intercambio de derechos de propiedad sobre conocimiento.

Y es verdad que se puede y suele dar el caso de que haya gente que quiera utilizar ese conocimiento pero no quiera o no pueda pagar por ello. Y se puede y suele dar el caso de que la persona que publique nuevo conocimiento y obtenga el monopolio no sea la más adecuada para explotarlo industrialmente.

Cómo solución a esto se han propuesto muy variadas alternativas. Todas se quedan a medias: la única alternativa coherente con el sistema capitalista y que además permita el cumplimiento de los objetivos del conocimiento es hacer de la propiedad intelectual una propiedad plena. Pero esto  lo desarrollaremos otro día.

Terms and conditions: 1. Any commenter of this blog agrees to transfer the copy right of his comments to the blogger. 2. RSS readers and / or aggregators that captures the content of this blog (posts or comments) are forbidden. These actions will be subject to the DMCA notice-and-takedown rules and will be legally pursued by the proprietor of the blog.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: